jueves, 15 de febrero de 2007

Una premonición sobre las relaciones entre la dictadura y el gobierno de los Estados Unidos



Cuando todo se acabe

Los norteamericanos (incluyo aqui a canadienses y mexicanos) no estan interesados en que Cuba sea parte de sus respectivos paises o uniones. Demasiados sub-normales y retrasados mentales. En fin, muchos padeciendo el síndrome del VIEA (Virus de la Ineficiencia Económica Adquirido).

Los Estados del Primer Mundo (léase Estados Unidos) más los Estados del Segundo Mundo (léase Europa) van a coincidir en respetar una transición pacífica que podrá durar más, menos cinco años (a partir de la muerte de La Bestia Ilustrada). Luego de éste lapso de tiempo comenzarán a surgir las desavenencias y las luchas intestinas por el poder.

De que los propios E.U., de inicio, van a hacerse de la vista gorda con muchos de los actuales dueños de negocios "privados". Por desgracia y para evitar los conflictos intestinos, va a ser así.
Que muchos cubano-americanos continuarán sintiéndose traicionados por las administraciones de los E.U. Por desgracia va a ser así. Que una gran mayoría de los cubanos que se encuentran en los E.U. y por el resto del mundo, no piensan regresar a Cuba, a no ser de vacaciones, también es verdad.

Cuando todo se acabe... cantemos la canción de... "había una vez un barquito chiquitico, que no sabía navegar y si éste cuento no se termina nunca, pues volveremos a empezar".