lunes, marzo 01, 2010

Asuntos migratorios

Max Lesnik
Las conversaciones entre el régimen de los hermanos Castro Ruz y el gobierno de los Estados Unidos

Se han reunido, en La Habana, las representaciones del desgobierno de los hermanos Castro Ruz y el gobierno de los Estados Unidos de Yanquiland, para conversar sobre la emigración de cubanos hacia tierras norteamericanas.

Los revisionistas de la historia de Cuba, como Max Lesnik y Fidel Castro, intentan una y otra vez mezclar la leche condensada con la de magnesia. Una cosa es: las diferencias que existían, entre Cuba y los Estados Unidos entre 1902 y 1958. Otra bien diferente es, el haber instaurado una dictadura “del proletariado”, totalitaria y neo-feudalista en mi país.


Lo único que le interesa al régimen de los hermanos Castro Ruz, es que se mantenga el flujo migratorio de las 20 mil visas anuales, sin que se vean afectadas por las medidas unilaterales y restrictivas impuestas por el desgobierno, que impulsan a emigrar a la población cubana. El régimen de los hermanos Castro culpa (no exento de razón) a la “Ley de Ajuste Cubano” y la cataloga de responsable de la emigración, mientras que, se niega a admitir su responsabilidad.


No debemos olvidar que los balseros cubanos se lanzan a cruzar un estrecho llamado de La Florida, que es precisamente donde la corriente del Golfo de México alcanza su mayor intensidad y velocidad (hasta seis nudos). ¡En la práctica es un suicidio! Es como jugar a la ruleta rusa.

¿Hablar solo de asuntos migratorios? ¿Y por que no hablar de todo lo demás que separa a ambas naciones? Eso sería lo correcto, sobre todo porque ya el gobierno de los Estados Unidos ha expresado que mientras el desgobierno de los hermanos Castro Ruz, no den pasos concretos hacia la democracia, será imposible continuar dando muestras de acercamiento.


No son tiempos de crear dos, ni tres, ni muchos Viet Nam. Tampoco son tiempos de ínfulas de Fidel Castro (el africano). Ahora se trata de imponer a toda costa y a cualquier coste, el fracasado sistema totalitario neo-feudalista en los países suramericanos.

Ese es el caso del régimen de los hermanos Castro Ruz. Como primera arma la imposición de un sistema neo-feudal en países como Venezuela, Bolivia o Ecuador, mientras que para humanizar las tremebundas intenciones (de esclavizar a esos pueblos) propalan a los cuatro vientos ideas sociales y gastan millones y millones de dólares en planes que fracasan antes de ser implementados. Si no fuera porque sé que esos planes, al final, empobrecen más aun a los pueblos donde se aplican, no le dedicaría un segundo para escribir sobre ellos.


Las exigencias democratizadoras que exigen la mayoría de los países de este mundo, son tan amplias como las exigencias del levantamiento del “bloquebargo” aberrante que mantienen los Estados Unidos contra el régimen de los hermanos Castro Ruz.


En otras palabras: El mundo le exige a la dictadura comunista de los hermanos Castro Ruz que den pasos hacia la democracia representativa y los gobernantes sean la verdadera representación del pueblo y no unas momias del siglo pasado. Es necesario que el pueblo de Cuba deje de ser esclavo de una casta de funcionarios burocráticos, corruptos y abusadores y la Asamblea General de la República deje de ser servidora incondicional de un solo hombre.
El régimen de los hermanos Castro Ruz, para mantener un diálogo con el gobierno de los Estados Unidos, impone la condición de que se le trate como a un gobierno democrático, cuando no es otra cosa que una dictadura vitalicia.

A mi forma de ver y apreciar, la discusión sobre asuntos de emigración de cubanos hacia los Estados Unidos es de suma importancia para el pueblo de Cuba. De haberse cumplido el programa de 20 mil visas anuales desde 1994, se infiere que hayan salido del país 380 mil cubanos. Casi todos en edad laboral.


Si esto no le interesa al régimen de los hermanos Castro Ruz, es por que consideran que es la única forma de mantenerse en el poder hasta el fin de sus días.