jueves, 15 de febrero de 2007



CUBA DE LA NECESIDAD

Es Cuba de la Necesidad. Todavía, a estas pecadoras horas de la noche, no puede pegar los ojos, aun no ha logrado determinar que comerán sus hijos mañana. Es bien difícil.El periodista quiere que ella le diga como burla el “bloqueo” y ella, para sus adentros se pregunta si será estúpido o, se estará haciendo. Como si siendo cubano no supiera que el peor de los bloqueos es el interno, que después de 44 años no ha sido capaz de proporcionar una estabilidad en el abastecimiento alimentario a la población.

Algún día tendremos que hacerle un monumento al sufrimiento del pueblo cubano, por la capacidad de aguantar el desgobierno. Y ese monumento pudiera ser una libreta de abastecimiento, llena de telas de araña. Su emplazamiento en el protestódromo nacional, para que se encuentre en un lugar bien visible.

Cuba de la Necesidad sufre, en su monedero, todas las medidas tomadas por el desgobierno “revolucionario” para tratar de paliar el descalabro económico sufrido después del desmerengamiento de la Unión Soviética y el resto del campo “socialista”. Período especial es lo mismo que monedero vacío. La ausencia de poder adquisitivo en cualquiera de las monedas circulantes en el país es una agonía y solo si te empatas con alguna de ellas podrás echarle algo “al caldero”, sentencia, y lo mira burlonamente.

Cuando se desmerengó el campo socialista y luego la URSS parecía que se acababa todo, la libreta de abastecimientos prácticamente dejó de existir, pero el bloqueo existía desde hacia mucho tiempo. Ahora lo que se recrudecía era el desgobierno, incapaz de prever una situación como esa. La moneda dura se encontraba prohibida, aunque los más atrevidos, además de los funcionarios y sus hijos, hicieran uso de la misma en las pocas tiendas en divisa que funcionaban en la capital. A que señor se refiere el periodista? Al que nos tiene jodida la existencia desde que se le ocurrió hacer una revolución socialista si consultar democráticamente al pueblo?Que otro país sigue sin tocar fondo? Cuba sigue en caída libre. Que nadie se engañe, la economía de Cuba no crece, todo lo contrario, disminuye. Aquí todos dependemos de Fidel Castro, no hay más ayuda. Se acabó La Unión Soviética. Cada día son menos los países europeos que se interesan por comerciar con Cuba. No puede haber plan Marshall. Aquí se vive, al día no, se vive con días de retraso. Hoy no es lunes. Hoy es viernes de la semana pasada. Los quilos no entran, se inventan y de antemano se sabe en que se van a gastar. Ah! Los que van a buscar los verdes en el mercado internacional. No esos no están necesitados y hacen todo lo posible para comprar lo más malo y barato que se encuentren. Total, ellos si que compran en la shoping.Cuba de la necesidad es hermosa aunque esté ajada, sucia y maloliente.

El extraño fulgor de su mirada dice mucho y calla. Viste lo que puede y no utiliza maquillaje porque no tiene. Como van a dormir sus hijos en paz y tranquilidad con tantos sufrimientos. Solo le quedan los que no se han podido ir a buscar otras tierras. Los más malditos aspiran a misiones internacionalistas.

Ahora que al parecer duerme va a revisar el monedero. Si entra un ratón se desnuca buscando dinero...Ya los apagones han disminuido. No son tan prolongados como aquellos de 12 horas seguidas. Ya son apagones y no alumbrones, como acostumbrábamos a llamarles y que conste que en el primer período especial, el de los años 70 también los apagones eran largos, pero eran otros tiempos, aun la gente creía.

Nunca probó el bistec de colcha de trapear? Nada más parecido a una masturbación mental. Muchos se masturbaron de esta forma y otros muchos se siguen masturbando hoy. Solo que este tipo de masturbación no le llena la cara de granitos. Le provoca NEURITIS PERIFÉRICA.

Efectivamente, a Fidel se le podría ocurrir la brillante idea de invitar a todos los países del tercer mundo a un congreso culinario y otorgar un premio y una mención especial a aquella delegación que inventara más con menos. Estoy seguro de que Cuba de la necesidad se llevaría uno de los premios, por no decir los dos.

El desgobierno ha logrado que las sábanas que cubren a nuestros hijos estén hechas de retazos. Que todavía los carros de los años cincuenta, en lugar de ser piezas de museo, sirvan para llevar el pan de cada día al hogar de Cuba de la Necesidad. Que el motor de una lavadora se haya convertido en un ventilador. En fin, que nada sea como debe ser. Que la medicina, a falta de las mismas, haya vuelto a ser la misma de nuestros tatarabuelos. Que el sistema de abastecimiento de los medicamentos sea tan abstracto como la ausencia de las mismas medicinas. Que el chícharo haya sustituido al café, al extremo que la gente ya prefiera un chícharo en lugar de un buen café.

Cuba de la Necesidad está agotada por tanta carencia y promesas de Fidel incumplidas. Cada mañana antes de comenzar a pedalear revisa bien los pantalones no vaya a ser que de tanto uso haya aparecido algún huequito indiscreto. No tiene nada, pero aun así se considera orgullosa y se ríe como las hienas y no piensa para no perder el ánimo ni la paciencia.

Al fin y al cabo: Cada cual tiene lo que se merece.