domingo, abril 04, 2010

¿Quién Ganó en Cuito Cuanavale?

Refutando la opinión de los veteranos sur africanos

La derrota de la UNITA, apoyada por los racistas sur-africanos.






Los hechos de la “Batalla”...

Total de muertos:
SADF --------------------------- 31
FAPLA ------------------------- 4700
FAR------------------------------ 22
UNITA -------------------------- 9325

Tanques perdidos:
SADF---------------------------- 3
FAPLA-------------------------- 92
FAR------------------------------ 4
UNITA -------------------------- (no tenía)

Total de aviones derribados:
SADF----------------------------- 4
FAPLA--------------------------- 9
FAR------------------------------- 1
UNITA --------------------------- (no tenía)


Importantes recuerdos de la “batalla”...
El MPLA, utilizando a las FAPLA querían aniquilar a las fuerzas de la UNITA (FALA) y pretendían (con la operación “Saludando Octubre) llegar hasta el Cuartel General de Savimbi, situado en Jamba.
Para lograr el objetivo, las FAPLA debían (ante todo) forzar el rio Lomba y capturar el poblado de Mavinga.
Las fuerzas armadas cubanas no tuvieron participación alguna en la referida operación, a no ser, por esporádicos reconocimientos aéreos del teatro de operaciones militares.
Una Brigada de las SADF, para evitar el descalabro, incursionó más de 200 kilómetros, desde la frontera de Namibia, hasta el rio Lomba para apoyar a las tropas de la UNITA que se retiraban en desbandada.
Las FAPLA fueron derrotadas en el intento de forzar el rio Lomba y obligadas a retirarse hasta la márgen oriental de los rios Cuito y Cuanavale.
La “Batalla” continuaba. La contraofensiva SADF-UNITA, pretendía aniquilar a las 5 Brigadas FAPLA y tomar por asalto el poblado de Cuito Cuanavale.

Es cierto que el régimen de Fidel Castro, a finales de 1987, realizaba esfuerzos por llegar a un acuerdo internacional en el cual los sur-africanos se comprometieran a implementar la resolución 435 de las NU sobre Namibia y dejaran de apoyar a la UNITA dentro del territorio angolano.

Los soviéticos, que eran los asesores de las FAPLA, consideraban que la operación “Saludando Octubre” sería el final de la UNITA. Nunca contaron con la intervención de las SADF sur-africanas. Fue un error que costó inumerables vidas angolanas. Consideraban también que era imposible, para los cubanos, ganar la guerra.

El régimen de Fidel Castro sabía que sin la ayuda soviética sería imposible ganar una guerra totalmente defensiva y era imposible, en momentos de paz (aparente) iniciar una ofensiva hacia el territorio de Namibia (Ruacaná). Nada hubiera justificado una decisión semejante.
Es por eso, que en las conversaciones de paz, a finales de 1987, Fidel Castro, pretendía una retirada honrosa de sus tropas.

Las SADF no se atrevieron a declarar la victoria del rio Lomba, por temor a un incremento de las tropas cubanas antes de ellos poder tomar Cuito Cuanavale. Poco les importaba humillar a los cubanos, que desde 1975 los habían hecho retroceder miles de kilómetros hasta la frontera de Namibia.
A estas alturas no se sabía con exactitud el número de efectivos que las SADF habían desplegado dentro del territorio angolano.

Los veteranos de las SADF dicen que los días decisivos fueron el dos y tres de octubre de 1987. Lo que no dicen es, que ese es el combate del río Lomba y no la Defensa de Cuito Cuanavale durante las operaciones Hooper y Packer.

Nadie es capaz de discutir que las SADF tuvieran mejor entrenamiento que las FAPLA. Peor aun, las FAPLA ya estaban acostumbradas a ver como las tropas de la UNITA huían ante la potente maquinaria de guerra soviética. Se desmoralizaron, cuando se enfrentaron a una tropa que los diezmaba a mansalva cuando intentaban cruzar el río.

No es cierto lo que plantean los veteranos surafricanos. Las FAPLA no fueron obligadas a retirarse hacia el rio Lomba. Fueron obligadas a retirarse en la dirección Cuito Cuanavale perseguidas, en su desbandada, por las tropas de la UNITA y las SADF.

Es imprescindible volver a decir que en el mes de octubre, la aviación que participaba en las acciones combativas era totalmente FAPLA. Aun los cubanos no teníamos participación directa en la “Batalla”.
Debe reconocerse que la captura de los SAM-8 y otros armamentos soviéticos por parte de las SADF son totalmente ciertos. No era armamento en manos cubanas.

Cuito Cuanavale fue el pretexto, proporcionado cándidamente por los surafricanos, para la creación (por parte de Fidel Castro), del Flanco Sur Occidental del Frente Sur (FSOFS).
El FSOFS nada tenía que ver con los acontecimientos de Cuito Cuanavale, pero Fidel Castro lo presenta como un todo-incluído.
Este flanco tenía la dirección Lubango-Cahama- Tchipa- Ruacaná y su objetivo era incursionar en la profundidad táctica (dentro del territorio de Namibia) con el objetivo de aniquilar las bases de la SADF en Groffontein, Ondawa y otras.

La División de Infantería Motorizada cubana para defender Cuito Cuanavale y las cinco Brigadas FAPLA, formada por tropas que llevaban en Angola más de doce meses, estuvo al mando del General de Brigada Lorente Leon. La División 50, tropas de élite de las FAR, que avanzaban desde finales del mes de diciembre de 1987 hacia Ruacaná estaban comandadas por el General de División Enrique Acevedo. Todavía se combatía en Cuito Cuanavale.

El que escribe estas líneas estuvo bajo el fuego de los cañones
G-5 y G-6 surafricanos en un punto de la carretera (Km 13) que une Longa con Cuito Cuanavale (rivera occidental).
Habían pasado 5 meses desde el 3 de octubre de 1987.


Si la batalla del rio Lomba había sido una humillación para las tropas FAPLA asesoradas por soviéticos, en Cuito Cuanavale, los veteranos surafricanos perdieron los dientes.
La toma de Cuito Cuanavale por parte de la UNITA-SADF hubiera significado el aniquilamiento de cinco Brigadas FAPLA, una División de Infantería Motorizada cubana y la apertura del paso hacia la capital de la provincia del Cuando Cubango. O, lo que es igual, la retirada estratégica hacia Menongue (unos 150 kilómetros).







La Reguladora de Calueque, que fuera bombardeada por los MIG cubanos




Las SADF que habían penetrado en el territorio angolano más de 200 kilómetros, tuvieron que irse con el rabo entre las patas. Los cubanos, que habían estado durante 15 años, defendiendo un régimen pro-comunista, salieron por la puerta ancha de Angola. El régimen del apartheid se vió obligado a implementar la resolución 435 de las NU y dar la independencia (aunque solamente fuera política) a Namibia.
Al militar cubano, lo que le pertenece al militar cubano.

Al dictador, el odio invencible, el rencor eterno.



































































2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Manchiviri, me parece EXCELENTE tu relato de los acontecimientos en Cuito y su relación con las tropas que estuvieron en combate.
Te felicito.
Un saludo
Cancio.

Mario Riva dijo...

Gracias Cancio, trato de hacerlo lo mejor posible, sin caer en exageraciones, ni en fanatismos ridículos.