domingo, enero 16, 2011

Los herederos de Fidel Castro (primera parte)


Introducción

La Causa no. 1/89 agravó, para el régimen de los hermanos Castro Ruz, una crisis socio-política de límites insospechados y mucho menos previstos.

El desmerengamiento de la Unión Soviética en 1991 desmanteló una economía totalmente dependiente.

Fidel Castro conocía a la perfección los cambios que se estaban generando en la URSS, sabía de las pugnas intestinas dentro del Partido, no le era ajeno el interés norteamericano y europeo de que de una vez por todas llegara a su fin una unión que jamás había existido entre los pueblos que conformaban la pretendida Unión Soviética. Solamente aquellos, que como nosotros los cubanos, estuvieran incomunicados en relación a los acontecimientos, seríamos los incapaces de imaginarnos que aquel engendro de 74 años se derrumbaría de la noche a la mañana.

Es imprescindible recordar que todas las publicaciones soviéticas y del campo socialista en general, que circulaban por el territorio nacional cubano fueron retirados y prohibidos desde el derribo del Muro de Berlín.

Gorbachov fue el autor material de los hechos. Lo ayudó, en todo lo que pudo, Yeltsin.

Sin embargo, no debemos responsabilizarlos con algo que se venía gestando desde los mismos inicios de la revolución bolchevique de 1917.

No es menos cierto que los cargos ocupados por los políticos anteriormente mencionados y muchos otros que conformaban el aparatchik serán los responsables a los ojos de los espectadores.

Cuando los teóricos totalitarios se llenan la boca para decir que "las masas populares tampoco tuvieron capacidad de respuesta", me causa risa e indignación simultáneamente. Las masas siempre han necesitado de líderes que las conduzcan. En este caso, las masas se encontraban hartas de tanta mentira, de tanta corrupción, de tanta cortina de hierro, de tanta explotación en aras de un paraíso de la humanidad de alcance indefinido.

Los pueblos de la URSS jamás fueron iguales en derechos. El mejor ejemplo: Al lado del cosmódromo de Baikonur aún subsiste la más cruel de las miserias hecha pueblo, Kazahastán.

Nos hacían creer que tenían resuelto el problema de las nacionalidades, mientras que los alumnos de las enseñanzas primaria y secundaria, en Kirguizia por ejemplo, no acudían juntos a las escuelas. O sea, existían escuelas rusas y kirguizes, aunque los rusos, de origen, vivieran en aquel país por generaciones. Jamás se integraban y mantenían un aire (es un decir) de superioridad sobre sus congéneres asiáticos.
Estos son solo dos, de los miles de ejemplos que pudieran citarse, acerca del porque se desmerengó un sistema sin dispararse un tiro.

Gorbachov no entregó la revolución de Lenin. Gorbachov no pudo evitar el colapso de un sistema ineficiente e improductivo.

La coyuntura política-económica del régimen de los hermanos Castro Ruz
El régimen totalitario y neo feudal de los hermanos Castro Ruz se encuentra, desde sus inicios en contante bancarrota. Año tras año, las fuerzas productivas han ido degenerando, sobretodo, a partir de aquella locura llamada "Ofensiva Revolucionaria" de 1968.

La producción (llamada socialista) es una demostración fehaciente de la inoperatividad del sistema económico (en Cuba, en los países ex-socialistas y en la propia URSS).

Para un observador extranjero, de cualquier tendencia socio-política, les puede parecer que las pretendidas y anunciadas reformas son algo novedoso. No es tanto así. En los años 80 Fidel Castro puso fin a un intento de la Junta Central de Planificación (JUCEPLAN), de hacer algo parecido. Muchos de aquellos colaboradores de Raúl Castro fueron tildados de tecnócratas y los campesinos que, se "enriquecían" con aquellas medidas recibieron el mote de "bandidos de río frío".

En 1993, ante la debacle soviética, Fidel Castro se vio forzado a despenalizar el dólar norteamericano y a permitir el trabajo por cuenta propia. Quedarían 250 mil trabajadores en la calle. Cerrarían un sin número de fábricas, incluyendo las de azúcar.

Diez años después, nuevamente se vio forzado a cerrar la llave del cuentapropismo. Se le estaba yendo de las manos el poder político. Algunos se atrevían a desafiarlo utilizando su propia constitución. Otros se hacían de los poderes populares a nivel de barrio, aunque no tuvieran ánimos políticos y solamente utilizaran sus plusvalías en mejorar las condiciones de vida de los vecinos. El problema consistía en que, es por ahí por donde se empieza y Fidel Castro lo sabe perfectamente.

La teoría de que "no había otra alternativa frente al bloqueo imperialista", para justificar el hecho de que el comercio de la isla se viese supeditado a la URSS y demás países del Campo Socialista, se va por tierra desde el momento en que dejan de existir los países mencionados y se mantienen en pie, aunque tambaleándose los hermanos dictadores.

Las consecuencias fueron inmediatas. Comenzó a escasear el combustible. Peor aún, el combustible que conseguía comprar el desgobierno, dañaba las centrales termo-eléctricas, provocando una época de apagones jamás vista en Cuba. Peores que las de finales de los 60 y principios de los setenta.

La decreciente productividad del obrero cubano, como consecuencia de medidas absurdas como el congelamiento de los salarios y la política de estímulos morales en una población cada día más carente de artículos de primera necesidad no será jamás la culpable de la reducción de la producción, consecuencia de una dirección de la economía incapaz, por parte del desgobierno.

Se puede hacer un listado de todos los bienes de consumo y alimentos (sobretodo) que desaparecieron debido a la desastrosa dirección del desgobierno de los hermanos Castro Ruz. A los cubanos les faltó de todo, menos represión.

La Alemania reunificada no tenía que respetar los contratos comerciales que la otra Alemania había contraído con el desgobierno totalitario neofeudal de los hermanos dictadores. Sin embargo, respetó las contraídas con aquellos países que se habían liberado del yugo totalitario. Por que tendría que haber respetado contratos hechos con regímenes dictatoriales?

Cuál sería la razón para que el gobierno alemán subvencionara un convenio, de carácter estratégico, como la construcción de la planta de níquel en la provincia de Holguín, con un régimen enemigo de la democracia?

El desgobierno de los hermanos Castro Ruz tomó medidas drásticas de ahorro. Tan drásticas que provocaron una epidemia de neuritis óptica que afectó a más de 50 mil cubanos. Las causas son atribuidas a una deficiente alimentación provocada por el sistema de la "Libreta de Abastecimiento" cuyo control ejerce el desgobierno.
Mientras se despenalizaba la circulación del dólar norteamericano por todo el territorio nacional y se permitía el cuentapropismo, el desgobierno promovía y de facto abría las puertas al turismo internacional.
A la par comenzaba a negociar con pequeños empresarios internacionales, en su mayoría españoles y canadienses. Los españoles al turismo, los canadienses a las inversiones a riesgo.

Las calamidades y limitaciones que sufrió la población cubana fueron considerados como daños provocados por los países imperialistas, dedicados a informar al mundo entero la hambruna del pueblo cubano. Los medios de comunicación internacionales fueron bien explícitos. Las relaciones de producción bajo un sistema de dictadura totalitaria, mal llamada socialista, son un fracaso.

En el mes de marzo de 1989 Boris Yeltsin es electo diputado al Congreso del Pueblo por el Distrito de Moscú, obteniendo una silla en el Soviet Supremo de Rusia. En esos momentos Gorbachov es el Secretario General del Partido.
En el mes de septiembre de 1989 Boris Yeltsin vista la ciudad de Miami. Visita que es financiada parcialmente por la FNCA.
Posiblemente haya sido en ese propio mes que Yeltsin hace una visita sorpresa a La Habana. Se aloja en la embajada de la URSS, donde es interceptado por Fidel Castro. En presencia de estudiantes de idioma ruso, cubanos, que se encontraban en la embajada, Fidel Castro conmina a Boris Yeltsin a abandonar inmediatamente el país, alegando que mientras Gorbachov se encuentre al frente de la URSS el no puede permitir un encuentro de esa naturaleza.

Sin embargo, recibe de brazos abiertos en 1994 a un Hugo Chávez acabado de salir de presidio, tras un fallido golpe de estado en 1992.
Esta vez Fidel Castro apuesta al petróleo venezolano. Chávez necesitaba del apoyo internacional. En 1998 resulta electo y comienzan el desesperado acercamiento.
En 1998 el barril de petróleo se cotizaba en 7 dólares norteamericanos. A partir de ese año comienza un ascenso casi vertical hasta alcanzar a mediados del 2008 la cifra de 150 dólares.

La consecuencia es tal que las economías de todos los países industrializados sufren un colapso. Chávez y los hermanos Castro Ruz están de plácemes.

Cuando el precio del barril, inesperadamente y como consecuencia de la crisis provocada, desciende abruptamente a menos de 60 dólares a finales del mismo año se produce la catástrofe. Los planes de prácticamente regalar petróleo a todo aquel que se les incorpore no es factible. Las economías de ambos países se hunden.

En estos momentos, en que el barril se encuentra en los 100 dólares y las economías de los países industrializados aun no se han recuperado, Chávez y los hermanos Castro Ruz respiran aliviados.

Resumiendo, podríamos decir que la dictadura totalitaria ha pasado por varias etapas político-económicas durante sus más de 50 años.

La primera, a partir del 1 de enero de 1959, caracterizada por la implementación de puestos de trabajo ficticios que sin producir absolutamente nada, entregaban un salario a un 25% de la población desempleada.
Ejemplo: La inflación de plantillas aumentó desmedidamente el poder adquisitivo de la población, provocando un desabastecimiento del mercado interno y conduciendo a la implementación de una Libreta de Abastecimiento (absurda y ridícula).

La segunda, caracterizada por la nacionalización de todos los pequeños negocios privados en 1968, que condujo al empleo forzoso de todos los trabajadores por parte del Estado. Su implementación condujo a la decapitación de la iniciativa privada.

La tercera en los años 80, se caracterizó por tratar de solucionar el problema creado por las dos anteriores etapas. Fidel Castro cercenó de golpe y porrazo tal iniciativa, atribuida al grupo de trabajo de su hermano Raúl.

La cuarta, en los años 90, caracterizada por la caída del campo socialista y la URSS, que dejó sin socios comerciales al régimen. Se despenaliza el dólar y se permite el trabajo por cuenta propia. Fidel Castro vuelve e cercenar el intento, cuando advierte la fragilidad del régimen, ante el poder económico de la pequeña empresa privada, libre del tutelaje de "Papá Estado".

A continuación:

La crisis mundial y las reacciones

¿Cómo reaccionaron los países industrializados frente a la crisis?

¿Quién financiará entonces la crisis financiera?

La reacción del régimen totalitario de los hermanos Castro


http://www.google.com/ig/adde?moduleurl=http://www.worldtimeserver.com/clocks/wtsclockgg1.xml&source=imag

http://manchiviri.blogspot.pt/2011/01/los-herederos-de-fidel-castro-segunda.html