lunes, 25 de enero de 2010

Respondiendo a Santiago Carrillo


El “comunista” Carrillo se pregunta: ¿De quién es la guerra de Afganistán?

Son muchas las preguntas que se hace. ¿Qué sabrá Carrillo de guerra o de política? Como combatiente fue un desastre. Como político fue aun peor.


Es tan ridículo que una persona que pertenecía a un gobierno, que es su día recibiera el apoyo de una potencia extranjera, que luego se convirtió en emigrante. Que solo después de la muerte de Franco, regresara a su país, negociando (por un plato de lentejas) un puesto en la política española de la transición, se atreva a criticar a otro político en parecidas circunstancias. Lo diferente es que Karzai, al menos, es cabeza de ratón, mientras que Carrillo nunca ha pasado de ser cola de leon.


Si de corrupción se trata, tan o más corrupto es aquel que traiciona la memoria de los caídos en combate defendiendo la república. ¿Dónde está el patriotismo de carrillo? ¿De que vive Carrillo?
No es menos cierto que los E.U. crearon el monstruo talibán-Al Qaeda. También es cierto que una vez terminado el conflicto anti-Unión Soviética, se volvieron contra sus creadores. Por tanto si los gobernantes de Estados Unidos crearon el monstruo y ahora crean en anti-monstruo, dejémosle actuar y ver en que para todo.

Obama no ha sido obligado a nada Sr. Carrillo. En todo caso ha heredado la guerra. Errada, tal vez, pero de lo que se trata es de salir de la misma con dignidad. ¿Qué Obama hace el esfuerzo por implicar a los países europeos? Efectivamente. Todo lo contrario de lo que hacía el Sr. Bush.
Los viejos “comunistas” se parecen hasta en las profecías catastrofistas. Si les salen bien, se anotan un tanto. Si no les salen, nadie se entera.

Sr. Carrillo, la acción y la reacción de los extremistas del islam ya es inmensa y es la causante de la crisis financiera del mundo occidental, gracias a la ayuda del incapaz del presidente Bush y la ceguera política y económica de los dirigentes (a todos los cargos y niveles) de los países desarrollados. Por no llamar las cosas por su nombre. Por no enfrentar los hechos directamente. La crisis del mundo desarrollado es tanto económica como política, Por temor al que dirán. Por lo políticamente incorrecto. Por aparentar ser de “centro” cuando hasta los que dicen ser de izquierdas son de derechas.

A Obama le importa un pito el apoyo de la izquierda americana, hasta que esa izquierda encuentre un candidato mejor para la Casa Blanca. El odio, de la derecha, hacia el primer presidente negro se mantendrá estancado gracias a las meteduras de pata del George W.
Los únicos que se pudieran haberse hecho ilusiones, serían los neofeudalistas disfrazados de comunistas y los propios extremistas islámicos que hayan pensado en un presidente flojito, que les permitiera salirse con las suyas.


Sr. Carrillo: Recuérdeme, por favor, en que momento Obama dijo “golpe de timón”. ¿Es acaso de su autoría?

¿Qué es, para usted, la “voluntad popular”?

¿Desde cuando se ha cumplido la voluntad popular?


Vamos, que si el tema no fuese tan serio, su comentario sería para desternillarse de la risa.
Sr. Carrillo, usted no es militar para estar profiriendo opiniones sobre estrategias de ningún tipo. ¿A que usted se refiere?

¿Cómo es que se conducen las guerras?

¿Cómo condujeron la guerra civil los rojos?


Insisto: Si a usted le están pagando para realizar comentarios como éste… Créanme: Alguien le quiere bien en los medios.

Por el bien de todos. Esperemos que la nueva estrategia salga bien, puesto que Europa está al borde del abismo musulmán, sea extremista o no.

3 comentarios:

Lazaro Gonzalez dijo...

Santiago Carrillo, el del euro-comunismo de los 60????? Esta embalsamado y habla???

Anónimo dijo...

Carrillo de militar no sabe nada de fusilar a gente creo que si sabe algo. Tendriamos que recordarle que el paseaba por Paris con un mercedes que le regalo Chauchescu. Creo que esta mas guapo en silencio.

Un saludo
Abelardo

Manchiviri dijo...

Gracias por participar