sábado, 31 de octubre de 2009

Manuel Zelaya y Fidel Castro

Tengo, ante mí, una fotografía del joven Manuel Zelaya, correspondiente a una publicación portuguesa titulada “Sábado”. En la misma, aparece el que fuera presidente de Honduras, de torso desnudo (muy normal en países tan calurosos), cubierto de pistolas y sub ametralladora en la mano derecha.

De la fotografía, además de las armas, se puede apreciar los inicios del rechoncho actual, de brazos flácidos e incipientes papada y barriga, que bien pudiera ser una foto de estudio, si no fuera por los antecedentes de una familia de latifundistas de un país centroamericano. No sé por qué, me recuerda al joven Fidel Castro. Tal vez sea por la papada.


Zelaya, que pertenecía, o tal vez aun pertenezca al mismo partido político de su sucesor Micheleti, jamás ha sentido nada que se parezca a una identificación con el pueblo hondureño.

El odio a la familia Zelaya se remonta al verano de 1975. El 25 de junio de ese año, en la hacienda del padre del actual presidente depuesto, fueron asesinadas 14 personas que se dirigían a un acto de protesta en Tegucigalpa. Reclamaban tierras y propiedades.

Los cadáveres fueron arrojados a un pozo que luego fue dinamitado. Los primeros cadáveres demoraron semanas en ser rescatados. En la masacre participó el padre de Mell. Los tribunales condenaron a los culpables. Entre ellos José Manuel Zelaya (padre) a 20 años de prisión.

Salió en libertad después de haber cumplido poco más de un año, debido a una amnistía decretada en 1980. Mell tendría 23 años y aunque nunca fue implicado en el proceso, hay quienes todavía le acusan de haber ayudado a esconder los cadáveres.

Durante la guerra con Nicaragua, en el rancho de la familia Zelaya, en Olancho, se instaló uno de los campamentos más importantes de los Estados Unidos para entrenar a la “contra”, quedando el terreno preparado con pistas de aterrizaje clandestinas que han servido en los años posteriores para traficar con la droga. El hijo de Mell, tiene un pasado sombrío con la droga y con el Chapo, el mayor traficante de drogas del mundo.

Al igual que en Cuba, el apellido del gobernante del país estuvo relacionado con drogas. En el caso de Honduras no fue un General, ni un Coronel, sino el propio Héctor, el hijo de Mell, que a propósito, vive en los Estados Unidos.

Carlos, el hermano de Mell, ha estado preso por cuestiones de drogas y varias veces internado en hospitales cubanos para tratamientos de desintoxicación.

Mell Zelaya nació en cuna de oro. Desciende de una poderosa familia de terratenientes, gusta de buena bebida y buenos caballos, de botas y sombreros, carros y motos caras.

Fidel Castro y Hugo Chávez han querido venderlo como un hombre simple, un hijo de la tierra y no es más que un retrato moderno de un Fidel Castro, que habla de una manera, vive de otra y actúa peor.

El problema está en que le faltan los pantalones que le sobran a Micheleti

miércoles, 28 de octubre de 2009

Les Picó

Que el diario El País se hiciera eco de la publicación del libro de Juanita Castro les picó y muchísimo. A tal punto que el Portal Rebelión (repetidora incondicional del órgano oficial del Comité Central del régimen de los hermanos Castro Ruz emite, al día siguiente, un artículo de cinco páginas en Verdana a nueve de tamaño de letra.

Una agente de la CIA llamada Castro
La hermana menor de los líderes de la Revolución de Cuba revela que espió para EE UU hasta 1964
J. J. FERNÁNDEZ / M. VICENT - Miami / La Habana - 27/10/2009

domingo, 18 de octubre de 2009

A propósito de la Libreta de Abastecimiento y el reportaje de Mauricio Vicent



En el reportaje de Mauricio Vicent del día 17/10/2009, el periodista dice que “la Libreta de Abastecimiento, en vigor desde 1962, garantiza al mes a cada uno de los 11 millones de habitantes de la isla: 3,5 kilos de arroz, 2,5 kilos de azúcar, medio kilo de frijoles etc, etc…” Extranjero al fin y al cabo, no dice que en sus inicios, la libreta, abastecía mucho, pero muchísimo más y solo para seis millones de habitantes, con los cuales contaba “la isla” en 1959.
Sería bueno aclarar que: En la medida que el régimen neo feudalista cubano fue destruyendo la economía del país, en esa misma medida se fueron reduciendo los abastecimientos de (nunca mejor dicho) ese instrumento de tortura sicológica, llamada “Libreta de Abastecimiento”.
Que Raúl Castro haya dicho que las “gratuidades y millonarios subsidios, resultan irracionales e insostenibles y que ningún país puede gastar indefinidamente más de lo que ingresa”, no es que esté descubriendo la sopa de ajo. ¿Acaso no vienen haciendo lo mismo desde hace 50 años?
Nos han querido vender el igualitarismo como si eso fuera socialismo. ¡Esa es la única verdad!
Verdaderamente deseo que cierren la llave de todos los subsidios. De esa forma estaríamos más cerca del final, pero no creo que, mientras viva Fidel Castro, sean capaces de eliminar la dichosa libreta. No son tan valientes como para afrontar las consecuencias derivadas del sálvese quién pueda.
Dicho esto, debemos aclarar que ni el agua, ni la electricidad y mucho menos el gas se encuentran subsidiados. A tal punto que, es prácticamente imposible para el ciudadano de a pie, enfrentar esos gastos, a no ser viviendo en condiciones infrahumanas.
 

domingo, 11 de octubre de 2009

Lázaro Barredo Medina, tú eres oportunista, ellos también lo son



Para que vuestro proyecto neo feudalista salga adelante debe predominar en cada uno de vosotros la irracionalidad y la falta de sentido económico. El lamento de Raúl Castro es una consigna, una frase, un cliché, para ajustaros a vivir con lo que tenéis. No podeis aspirar a más, pues no tenéis una solución objetiva, ni podreis tomar medidas verdaderas con tanto pesimismo institucionalizado.

En las intervenciones del sustituto en jefe está subrayada de manera reiterada la voluntad política de vuestro “partido” de llevar adelante las mismas estupideces que han convertido a Cuba en un desastre, como la planificación del caos, que se traduce en la desorganización del trabajo, la implantación (en un momento dado) de la circulación de no se sabe cuantas monedas y un congelamiento salarial de poco más de cincuenta años, responsable directo de la insuficiencia económica en que se encuentra sumido el país. 
Lázaro Barredo












Una política de impuestos de reciente creación y el cese de subsidios, la revisión de las gratuidades, solo es propaganda política de un desgobierno incapaz de afrontar su responsabilidad, pretendiendo de esa forma que el pueblo trabajador sea el que resuelva las dificultades creadas por una crápula dirigente.

No es con movilizaciones como se resuelven (la palabra resolver se utiliza en Cuba como sinónimo de robar) estas cuestiones, ni con toda la comprensión de las masas oprimidas. ¿Cuál es el plazo prudente, de tiempo, Barredo?

Basta ya de echarle las culpas de la incompetencia del régimen a los desastres naturales, ni a la pérdida de la capacidad financiera del desgobierno venezolano, soporte fundamental de los hermanos Castro. El sustituto en jeje y demás crápulas llevan estudiando más de dos años y durante los últimos cincuenta. ¿Hasta cuando estudiarán? ¿Hasta que se mueran?
Lázaro Barredo y Raúl Castro
Dice Barredo: “Precisamente, esa es la intención del debate que ahora transcurre en los núcleos del Partido junto a los colectivos obreros para mirarnos hacia adentro y discutir "a camisa quitada" cómo podemos crear más, qué vamos a hacer para salir de la rutina y de la convivencia con las cosas que se sabe no funcionan bien, porque muchas insuficiencias hay que resolverlas ante todo en nuestras propias colectividades, sin doble moral y sin fanfarrias”.

La crápula dirigente es la que, durmiendo, sueña que con obreros sin camisa van a crear más y que el pueblo hambriento saldrá del rutinismo igualitarista. Si el desgobierno sabe que las cosas no funcionan: ¿Para que está el desgobierno? ¿Por qué, en lugar de tantas reuniones no resuelven las insuficiencias? La respuesta es sencilla: ¡El desgobierno es INMORAL!

El pueblo de Cuba está agotado de tanto trabajar en proyectos que recién concluidos desaparecen como por arte de magia. ¿Necesitan ejemplos? De esa forma no se sale de la crisis. ¿A quienes llamará paternalistas el Sr. Barredo?

El igualitarismo, que nos vendieron como justicia social, ahora ya no lo es. Jamás se ha aplicado en Cuba el principio socialista “de cada cual según su capacidad, y a cada cual según su trabajo”.

La libreta de abastecimientos fue una necesidad del régimen de Fidel Castro cuando, de acuerdo con una política económica desastrosa aumentó el poder adquisitivo del pueblo, sin aumentar la producción de bienes de consumo. Esa libreta siempre ha sido un impedimento y hasta ejerció funciones de carnet de identidad.

La muerte de dicho instrumento, de tortura síquica al pueblo de Cuba, está anunciada desde el mismo día en que la implantó el Comandante en Jefe, de golpe y porrazo. Lo que nadie sabe es cuando, ni aunque seudo periodistas se atrevan a mencionarlo en el órgano oficial del Comité Central.
¿Alguien, en su sano juicio, se atrevería a pronosticar una fecha?

Al régimen no se le puede ocurrir otra brillante idea, que no sea, de irla desapareciendo poquito a poco. Vamos, como aquel que no quiere la cosa y…, utiliza al “periodista” para anunciar un absurdo con el propósito de analizar la reacción de la población, que no expresa en las reuniones convocadas, absolutamente nada en ese sentido.

Ya veremos lo que ocurre con el cierre (si es que en verdad los cierran) de los comedores obreros. El ajuste de salario, que Barredo cataloga como “desvío inescrupuloso de recursos”, es con lo que el trabajador simple, logra subsistir el resto de los días que la libreta de abastecimiento no alcanza a cubrir durante un mes.

El señor Barredo demuestra tener una cara de concreto cuando se atreve a decir que, el padrecito desgobierno tiene sensibilidad humana y que ha perseguido ofrecer soluciones a las necesidades y echa las culpas a la población indefensa diciendo que se ha acostumbrado (habituado) a que se lo resuelvan todo. Pero entonces: ¿Quiénes han desgobernado del país durante cincuenta años?

El régimen de los hermanos Castro Ruz, desde sus inicios, ha sido un tsunami de injusticias, en nombre de las clases trabajadoras y, ahora las culpa al decir de Barredo, que no han correspondido.

El simplista de Barredo acude al “síndrome de pichón”.
¿Quién, sino el desgobierno es el que mal acostumbró al pueblo a que le den alguna cosa, sin ton ni son?
¿Quién inventó eso de ir a la bodega, no para comprar sino para recibir lo que le toca, sin tener opción de escoger y aun así pagar dinero por eso?

Barredo se atreve a decir que en Cuba, el gobierno repara las casas, cuando tal parece que en Centro Habana, por solo citar un ejemplo, cayó una bomba de cincuenta fidelones de potencia.

El peloteo burocrático es culpa del desgobierno.

Los desgobernantes son los que no quieren ni que les mencionen los problemas.

El único obstáculo que existe en Cuba para lograr la transformación de una economía ineficiente, en productiva es el régimen imperante.

Solo la risa esquizofrénica de la crápula dirigente es capaz de parecer algo humorístico, pero da que pensar.

De una manera o de otra estos viejos decrépitos y las costumbres malsanas que nos han inculcado desaparecerán paulatinamente y nadie le pondrá cascabeles, ni al gato, ni a la yegua.

sábado, 3 de octubre de 2009

Sr. D´Escoto: El Último, que apague “El Morro”


Con sus setenta y seis años a cuestas y una vida dedicada al neo feudalismo castro-sandinista, cansado de predicar odio, desamor y propalar por el mundo la propaganda política de un sistema económicamente ineficiente, el sinvergüenza disfrazado de sacerdote “revolucionario”, aun se atreve a proyectar, a escribir (sandeces) y a promover (según él) una “causa humanista”. Muy fácil con la barriga llena, diría yo.
El ex canciller nicaragüense fue de visita a La Habana casi al término de su período como presidente de la Asamblea General de la ONU, desde donde promovió el neo feudalismo fidelista.

Haciéndose la mosquita muerta, dice que aceptó tal cargo para defender los derechos de los desposeídos. ¡Qué iluso! Pretende que nos creamos el “cuento de la puerca”. Si defender a los desposeídos es hacerlos más miserables y dependientes de una neo aristocracia, creo que ha realizado muy bien su trabajo.

Sr. D´Escoto, las naciones pobres no son las que van a resolver una crisis global proveniente de los países exportadores de petróleo. Para que tenga una idea clara, le diré que el artífice del fortalecimiento de la OPEP fue el Sr. Chávez que, cuando en 1998 viajó por primera vez al medio oriente el precio del barril oscilaba alrededor de los siete dólares. En 10 años aumentó paulatinamente y sin responder a necesidad alguna, hasta 150 dólares el barril, para, una vez declaradas la crisis bajar, en los meses de agosto y septiembre del 2008 hasta los cincuenta dólares.

¿Alguien, que tenga dos dedos de frente, me puede explicar cómo en tan solo dos meses la economía mundial dejó de consumir petróleo, de manera tal que los precios del barril bajen de forma descomunal?
La ONU se podrá reinventar. Les propongo que dejen fuera a los países industrializados y que la ONU sea dirigida por los gobiernos que promueven el neo feudalismo y el fundamentalismo islámico. ¿Qué pasaría? ¡Basta ya de palabrería barata S. D´Escoto!

El “restaurador de La Habana Vieja” Sr. Eusebio Leal, ex aprendiz de cura, dijo: “sin hombres como D´Escoto, la Asamblea general sería un cenáculo inútil”.
Eusebio, tu sabes bien (porque te conozco personalmente) que lo que dices, ni tú mismo te lo crees. Tú sabes perfectamente que para los propósitos neo feudalistas de tu patrón, D´Escoto no pasa a ser más que un mero peón, en posición de Dama, condenada a muerte en el próximo movimiento de las piezas democráticas.
El hereje D´Escoto, sin una pizca de pudor, se atreve a reconocer (su necesidad) de reinventar la Iglesia. Tal vez al lamentarse del ataque al catolicismo del filósofo alemán Karl Marx, esté considerando la forma de reinventar la iglesia como una simbiosis entre lo existente y los conocidos comisarios políticos de los regímenes mal llamados “comunistas”.

La historia nos indica el estado privilegiado que tenía Fidel Castro y la razón de su caida:
Fidel Castro era dechado de perfección, lleno de sabiduría y de espléndida belleza. Era perfecto, hasta que apareció en él la iniquidad. Con el progreso de su tráfico de drogas, la historia le ha arrojado a su basurero.

Sr. Cura, a usted le tocó la triste suerte de estar cerca de Fidel Castro y observarlo y encontrar en él a un personaje que mientras predica justicia, aplica todo lo contrario; que desconoce el concepto de fraternidad, ni para con el hermano menor. Su única solidaridad es la de la conveniencia propia.

Fidel Castro no es un nuevo Cristo redentor ¡Animal!
Es Lucifer en carne y hueso.