domingo, 30 de noviembre de 2014

Cuando Fidel pensó en atacar la central nuclear de Turkey Point




Una de las tantas locuras de Fidel Castro, lo llevaron a planificar ataques contra el aeródromo de “Homestead AFB” y la planta nuclear de “Turkey Point” en el sur del Estado de La Florida. 
 
He escuchado decir que ambos ataques fueron elaborados durante el período comprendido entre las administraciones de los Presidentes norteamericanos Gerald Ford y Jimmy Carter.

Gerald Ford había asumido la vice-presidencia de los Estados Unidos, ante la renuncia de Spiro Agnew y la presidencia de los Estados Unidos el 9 de agosto de 1974 ante la renuncia del Presidente Richard Nixon.

La administración del Presidente Jimmy Carter preveía un primer mandato entre los años 1977 y 1981.

A finales del mes de abril de 1974, a escasos 4 meses de asumir la presidencia el Presidente Ford, se produce el levantamiento militar en Portugal, la cual propicia la intervención del régimen de Fidel Castro en Angola.

Para intentar entender el plan de Fidel Castro es necesario precisar que los medios para lograr dichos ataques, no eran otros que los famosos helicópteros MI-8TB y los no menos famosos aviones MIG-23BN.

Los cazas MIG-23BN (una variante del MIG-27), aviones caza bombarderos de alcance medio (radio de acción 1500 kilómetros) hicieron su aparición en Cuba en el año 1978, violando el compromiso soviético (realizado a raíz de la Crisis de los Misiles) de no entregar al régimen de Fidel Castro armas ofensivas.
Los helicópteros de transporte y combate MI-8TB hacen su aparición en Cuba aproximadamente en la misma fecha.
Este plan “de contingencia” sería una respuesta al intento de agresión por parte de los Estados Unidos hacia el régimen totalitario impuesto al pueblo de Cuba desde el año 1959 (20 años).
No creo que Ford, con todos los problemas que conlleva dos sucesiones seguidas, más la resaca de la guerra de Viet Nam, estuviera en condiciones de actuar contra la dictadura totalitaria, por mucho que esta, estuviese interviniendo en Angola. Considero que fue precisamente la debilidad de una administración acéfala lo que aprovechó Fidel Castro para introducir sus tropas en Angola.
MIG-23BN

Soy de la opinión de que durante la administración Carter tampoco fue escogida la línea dura contra el régimen de Fidel Castro. Por el contrario, Carter con su política de los derechos humanos causó más daños a la dictadura que lo que pudiera haber causado un ataque militar.
A finales del año 1978 ya el régimen totalitario se encontraba tomando medidas para el enfrentamiento a los familiares, que procedentes de los Estados Unidos, pretendieran visitar a los suyos en Cuba en el marco de la re-unificación familiar.
El 1 de abril de 1980 es asaltada la embajada del Perú en La Habana, preludio del éxodo del Mariel; puerto del occidente de la isla por donde salen al exilio 125 mil cubanos.
En toda Cuba se producen miles de actos de repudio auspiciados por el desgobierno, contra todos aquellos que desearan emigrar a los Estados Unidos.
Meses antes, en enero ya había ocurrido una primera entrada en aquella embajada y el 28 de marzo (todo en el mismo año) ocurría la segunda penetración de personas que querían emigrar a como diera lugar. Fue así que el 4 de abril de 1980 Fidel Castro, en un arranque de prepotencia (uno de sus más grandes errores políticos) ordenó la retirada de las postas de guardia que cubrían los accesos a la embajada peruana. A partir de ese instante comenzó el pandemónium. El domingo 6 de abril habían entrado a la embajada más de 10 mil cubanos.
Ronald Reagan gana las elecciones del año 1980 y comienza un período crucial para el comunismo internacional. Es la época en que Polonia intenta separarse del bloque de países socialistas y al parecer se estudia un gambito en los que el régimen de Fidel Castro fuera protagonista en caso de que la URSS se viese en la necesidad de intervenir militarmente en Polonia tal y como había hecho anteriormente en Hungría y Checoslovaquia.
MI-17
Es a partir de la elección de Reagan, su apoyo al grupo guerrillero UNITA en Angola, la inminente creación de la Televisión Martí como método de desestabilización, la desastrosa política exterior de la URSS luego del fallecimiento de Breshnev y tras varios cambios (por fallecimientos voluntarios) Chernenko y Andropov, resulta ascendido al poder Mijaíl Gorbachov, trayendo bajo el brazo políticas de Glasnost y Perestroika.
Ante una situación tan adversa, Fidel Castro toma sus primeras medidas. Un nuevo concepto militar estratégico. Convencido que la URSS no iría a mover un dedo (ni tan siquiera diplomático) en el caso de Polonia y la ejecución del golpe de estado contra Maurice Bishop en Granada (auspiciado por el KGB) crea las Milicias de Tropas Territoriales y da inicio al nuevo concepto de la Guerra de Todo el Pueblo.
Es esta la situación es que Fidel Castro, con su mentalidad megalomaníaca y catastrofista, planea un acto suicida. Sabe perfectamente que para una isla del tamaño de Cuba, ni las MTT, ni la Guerra de Todo el Pueblo son suficientes para detener el poderío militar yanqui.
Antena TV Martí
Encontrándome en el Estado Mayor de la DAAFAR, ocupando el cargo de 1er Inspector para la Aviación de Helicópteros escuché decir por boca del Teniente Coronel Eduardo González Sarría del plan de “contingencia” elaborado por él mismo para golpear la planta nuclear de “Turkey Point”.
Corría el año 1990 y estaba a punto de iniciar sus transmisiones “TV Martí”.
Eduardo González ocupaba el cargo de Navegante principal de la Sección de Aviación de las Tropas de la DAAFAR y había sido el encargado de la ejecución del plan de ataque a la central nuclear y la introducción de los datos en el sistema de navegación inercial (basado en el sistema “Dopler”) de los aviones MIG-23BN recién llegados de Angola.
Mi antecesor en el cargo Teniente Coronel AníbalCofiño Bombino, había realizado los cálculos concernientes a los helicópteros MI-17 que tomarían parte en el descabellado propósito de desembarcar tropas especiales en la “Homestead AFB” para su destrucción total.
La utilización de los helicópteros no era una idea imposible de acometer, partiendo de Punta Hicacos en la península de Varadero. Estos helicópteros pueden cargar hasta 25 hombres. Tienen un radio de acción (con un depósito de combustible auxiliar de 915 litros) de 465 kilómetros. Desde Punta Hicacos hasta Homestaed existe una distancia aproximada de 260 kilómetros.
En un momento determinado Fidel Castro pensó que con el desmembramiento del campo socialista y la inminente desaparición de la Unión Soviética, los norteamericanos no desestimarían una invasión y consideraba las transmisiones de “TV Martí” el preludio de semejante acontecimiento.
Es por esta razón que los esfuerzos se vieron encaminados a la interferencia de la señal televisiva. De no dar resultado, ante el deterioro de la situación político militar, los ataques serían inminentes y probablemente con antelación a un posible desembarco por aire mar y tierra de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.
La interferencia a la señal televisiva fue un éxito rotundo. Los temores de Fidel Castro fueron solo eso.
Wikio – Top Blogs