domingo, diciembre 01, 2013

Raúl Castro no encuentra banco


Ninguna entidad financiera quiere tener las cuentas de los consulados de la dictadura “comunista”, por temor a que haya transacciones motivo de sanción

El régimen del General Raúl Castro ha cesado la mayoría de sus servicios consulares en los Estados Unidos, después de que el banco estadounidense con el que operaba en el país (el M&T Bank) decidiera cancelar las cuentas corrientes relacionadas con las misiones diplomáticas de la dictadura. Los funcionarios del régimen hicieron el anuncio el pasado martes. El General en Jefe no ha decidido tomar represalias, hasta el momento, contra la representación de los E.U. en Cuba.

El hecho de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos mantenga la inclusión del régimen dictatorial, totalitario y neofeudal en la lista de países promotores de terrorismo, obliga a un escrutinio de las operaciones que a los bancos les resulta costoso realizar, siempre con el riesgo de multas si alguna de las transacciones vulnera el cerco de sanciones impuestas por Washington al régimen castrista. De ahí la resistencia de las entidades bancarias a aceptar abrir cuentas a las autoridades cubanas.

En un momento de interés, de la Administración Obama, de tener una relación más útil y práctica con la decana de las tiranías del Caribe y del mundo, facilitando los contactos culturales y las visitas de familiares, la cancelación de cuentas llevada a cabo por el M&T Bank genera un problema delicado en las siempre problemáticas relaciones entre un régimen democrático y una dictadura totalitaria.

 “Los bancos están muy nerviosos sobre cualquier paso equivocado en relación al dinero que fluye a cualquier país” de la lista de naciones sancionadas por el Departamento del Tesoro, aseguran fuentes conocedoras del caso. “Incluso si se trata de un pequeño error, las multas son enormes. Tienes que examinar todo lo que entra y sale. El problema es quién quiere cargarse con ese trabajo. No puedes hacer dinero con esas cuentas”.

Claro está: Hasta el presente habían cargado con todo “ese” trabajo. Y habían hecho dinero. La pregunta se impone: ¿Por qué ahora?

Según Antonio C. Martínez, un abogado de origen cubano, el Tesoro tendrá que ponerse en contacto con un banco y asegurarle que “bendice” el hecho de que tenga a la dictadura “comunista” como cliente, aun y cuando sea un régimen promotor de terrorismo.



Wikio – Top Blogs