lunes, 19 de julio de 2010

Fidel Castro confunde cornetas con vuvuzelas


Las vuvuzelas rompían tímpanos. Fidel Castro insistía en tocar a degüello utilizándolas. Vaticinaba vientos de guerra.
Su tiempo pasado, ya pasó.

De repente, en medio de la deportación de los prisioneros de la Primavera Negra, re-apareció (como el negro Félix)*. Insiste, en un video (que jamás apareció en vivo), de los males que ocurren fuera de Cuba.
Una vez más demuestra que su pueblo le es totalmente ajeno.

Continúa vaticinando un conflicto bélico que a él se le antoja de dimensiones catastróficas. Intenta defender al Irán de los fundamentalistas ayatólicos y sus aliados. Vuelve a culpar al imperialismo y confunde la “guerra santa” del Islam, con la defensa de los valores democráticos. A estos últimos les llama “mentiras y calumnias”.



Una ves más son los yacimientos de recursos naturales no renovables (que se encuentran en Irán y el medio oriente) es el motivo esencial. Allí, donde el fundamentalismo islámico cobra cada día mayor fuerza, precisamente por causa del petróleo.

Se impone una pregunta: ¿Qué harían los países islámicos si el petróleo, que hoy extraen con tecnología occidental (por llamarle de alguna forma) dejara de ser consumido? ¿Para que rayos serviría entonces el “oro negro”? ¿A parte de los países industrializados, cuales otros consumen el petróleo para producir bienes materiales?

Fidel Castro intenta vender la retorcida idea de que las situaciones que provocan los países islámicos, en el Medio Oriente son consecuencia de un enfrentamiento religioso entre musulmanes y judíos. Si los países musulmanes acataran las resoluciones emitidas por las Naciones Unidas, nada de esto ocurriría.

Fidel Castro: La llamada “Guerra Santa Moderna” es un engendro islámico, ataviado de un fundamentalismo religioso extremo, carente de lenguaje jurídico legal. No es otra cosa que una manipulación premeditada del Islam, que trata de utilizar, a sus fieles, en una cruzada absurda (por fanática) en contra de los países desarrollados.

En el marco de una crisis provocada por los especulativos precios del petróleo, a Fidel Castro lo único que se le ocurre es pronosticar una guerra nuclear: En 1989 el barril costaba menos de diez dólares. En 2008 llegó a vales 150 dólares.

La participación del octogenario terrorista, en actividades públicas, en el momento de excarcelar a los prisioneros de conciencia de la negrísima primavera del 2003 tiene carácter estratégico para el régimen totalitario. No es meramente simbólico.

¡Que no piensen los neofeudalistas, ni los proyectos de gobernantes totalitarios sur americanos, que nos han pasado gato por liebre!

Tanto los llamados “Guardianes de la Revolución Islámica”, como los “Guardianes del Sistema Totalitario Neofeudal de los hermanos Castro Ruz” serán absorbidos por el sistema de mercado sin guerra o con ella.

Los llamados “Ángeles de la Guarda” de los hermanos Castro Ruz, han sido pasados (hace ya muchos años) por el paredón de fusilamiento. Esos ángeles se convirtieron en la mentira cincuentenaria y en la traición a los ideales democráticos del pueblo cubano, por parte del ego centrista empedernido y del mojigato de su hermano.

El ex – comandante en jefe, el ex – dictador, el ex – enfermo, el ex – muerto en vida, ahora se dedica a utilizar sus dotes de vedette para intentar opacar el triunfo de la disidencia, alcanzado por las Damas de Blanco, por Orlando Zapata Tamayo y por Guillermo Fariñas.

* El negro Félix, es la variante caribeña del “Ave Fénix”.


2 comentarios:

Felipe II dijo...

Buen día:

Muy acertada su crítica sobre la sospechosa "resurreción" de Castro. Llegué a su blog buscando información sobre la batalla de Cuito Cuanavale y la posibilidad de que el gobierno racista de Sudáfrica utilizara armas nucleares contra cubanos y angoleños, posibilidad que usted desestima con buenos argumentos. Ahora bien, en esta nota menciona de pasada el golpe de estado contra Maurice Bishop y el papelón de Fidel Castro. Asegura usted que tal golpe fue tramado con ayuda de la inteligencia soviética, pero en las fuentes que he podido consultar se menciona siempre que tal insurrección contó con el apoyo de Estados Unidos. Me gustaría saber si ha escrito alguna nota al respecto o si podría profundizar un poco más en este suceso.
Gracias.

Manchiviri dijo...

Felipe II,

De antemano le agradezco su participación en el blog.

En relación a los acontecimientos de Granada le puedo decir lo siguiente:

Al igual que sucedió, cuando el intento de golpe de estado en Angola encabezado por Nito Alves (1977), la facción que secuestró (y ejecutó) a Maurice Bishop no tenía vínculos con los Estados Unidos y sí con la KGB soviética.

Los Estados Unidos, cuyo presidente en esos momentos era Ronald Reagan, solo aprovecharon la situación creada en beneficio propio.

Mucho antes, en la década de los años 60, un señor llamado Aníbal Escalante (que era el secretario del partido comunista de Cuba)intentó algo parecido para derrocar a Fidel Castro desde posiciones de extrema izquierda. Aquel acontecimiento se conoce con el nombre de "Micro-fracción".

Saludos