sábado, marzo 03, 2012

Nadie debe olvidar que el régimen de los hermanos Castro Ruz es dictatorial totalitario y neo-feudal


Respuesta a Miguel Crispín Sotomayor- 1948,

-Santiago de Cuba, Cuba

- Reside en la Ciudad de la Habana desde 1960

- Ingeniero Agrónomo y Pecuario







Desde hace muchos años el periódico “Abuelita”, órgano oficial del régimen, en su sección “Cartas a la redacción”, publica algunas quejas y “denuncias” (pasadas por el filtro inquisidor de la dictadura), acerca de hechos y situaciones que perjudican a la ciudadanía. A vuelta de correo, la dirección emite “opiniones” (venidas desde lo más alto), pretendiendo esclarecer conceptos y recomendando “acciones” para “evitar” o “cortar males” que según la apreciación de esa dirección, entorpecen o “pueden entorpecer” el desarrollo del proceso totalitarista. Otros libelos “brindan” posibilidades semejantes, a “cualquier ciudadano” que desee ejercer ese “derecho”.

El Sr. Crispín sabe perfectamente bien, por ser cubano, que quienes tienen que dar respuesta a esas “inquietudes”, no son otros que los censuradores. Estos personajes no son desconocedores, ni menosprecian tales “inquietudes”. Se trata de un juego macabro de pretender dar a entender que el pueblo se puede quejar en los medios.

Lo que verdaderamente sucede es que, el jueguito, se torna muy complejo al tratar de explicar lo inexplicable. Los censuradores son arrogantes y prepotentes, no magos. Se encuentran obligados a dar respuesta a la sin razón y no encuentran como. Es entonces que deciden dejarla pasar, a ver si cuela.

De repente, entra en acción un chivo expiatorio, de nombre un tanto cómico, intentando paliar la incomodidad de los todavía crédulos (gente con muchos años a cuestas) echándole cobardemente, la culpa al viento. Si, al viento. Si fuera valiente mencionaría nombres y apellidos.

Si lo que escribe Crispin fuera verdad, al régimen de los hermanos dictadores le quedaría la mitad del tiempo que dura un merengue a la puerta de un colegio. Si en verdad, la mayoría de los (cada día menos) dirigentes y funcionarios del gobierno respondieran a las quejas e inquietudes de la población otro gallo cantaría. Dejarían de irrespetar la sensibilidad de un pueblo que se encuentra humillado e impotente, ante tanto totalitarismo.

Sr. Crispin, usted sabe perfectamente que el desgobierno que impera en Cuba, hace mucho tiempo (más de 50 años) que no está obligado a nada, para con el pueblo cubano. Hace tan solo unos meses se comenzó a escuchar algo así como “el tiempo de permanencia en los cargos”. Y esto solo tendrá efecto dentro de los próximos diez años. ¡Arreglados estamos! De aquí a allá tendrán tiempo de “rectificar” más de una vez.

Lo que no tiene justificación, Sr. Crispin, es el sistema impuesto al pueblo cubano. Todos conocemos como se encubren los más altos dirigentes, hasta cuando cometen actos de violencia doméstica. Actos, que por supuesto no aparecen en los medios. De ahí, es que el pueblo cubano considere que los autoproclamados dirigentes son tan corruptos, como superiores son al resto de los ciudadanos. Como tales actúan.

¡Ojala se pudiera enfrentar a la maquinaria totalitaria con todos los medios! Para eso, los medios no estarían en manos de los corruptos funcionarios que tanto daño ideológico, político, legal y moral, le han provocado al pueblo de Cuba.

Raúl Castro, viejo especialista o especialista viejo, en conspiraciones, que es así como se le llama en las “altas esferas” a los bretes y chanchullos barriobajeros, intenta regalarnos (que no vender) algo nuevo con eso de la “profundización de la democracia socialista”.

Democracia: Tan llevada y tan traída, que ya ni los mismos demócratas saben a ciencia cierta de que se trata, porque después de tantos años, sabemos que el poder jamás lo ha detentado el pueblo, sino la casta de funcionarios que pretende representarle.

¿Acaso las “consultas” al pueblo son algo nuevo?

¿Acaso las palabras “lineamientos” u “objetivos de trabajo” son algo novedoso?

¿Es que acaso Fidel y Raúl Castro no se han arrogado el derecho, durante medio siglo, de menospreciar la opinión del pueblo?

Vamos hombre, a otro gusano con ese cadáver.




Wikio – Top Blogs