lunes, 28 de septiembre de 2009

Los Tormentos de Zelaya

El cobarde se llenó de “valor” y entró subrepticiamente en Honduras. No para exigir junto a las “masas” hondureñas su reposición en el cargo de presidente mañoso, sino para asilarse en la embajada de Brasil en Tegucigalpa (indecoroso papel carioca) y montar desde allí su show mediático de “Gran Hermano Centroamericano”.

Ahora se queja de que los militares hondureños lo molestan. ¿Y qué pensaba Zeyaya? ¿Que lo iban a dejar tranquilo? No se puede minar la moral del que no la tiene. Si Micheleti y el General Romeo hubieran querido asesinarlo, ya estaría descansando en paz. ¡Tal vez hubiese sido lo mejor!
Podían haberlo suicidado en su casa mientras dormía, antes de trasladarlo pacíficamente a Costa Rica.

Luego de esta otra payasada, Zeyaya no podrá ser ni “Boy Scout” en Honduras. De la embajada del Brasil tendrá que ir directamente a un hospital psiquiátrico.
Aun así, el gobierno de facto, permite que unos activistas de derechos humanos les hagan llegar no una, sino varias cajas conteniendo víveres, aseo y medicinas.

Algunos “periodistas”, que no tienen que escribir, se dedican a criticar a los militares que revisan el contenido de las cajas. ¡Que si tienen las manos sucias! ¡Que huelen las botellas! Siempre haciendo comparaciones estúpidas con sumellers. ¡Que si tocan las bragas! ¡Que hacen chistes! ¡Que fácilmente se ganan la vida estos “periodistas” pacotilleros, que talmente parecen salidos de programas del “corazón”.
¿Qué Zeyaya tiene diarreas? Eso no es noticia. Desde el golpe de estado no se le pone dura “la mierda esa”.

Mejor para él, que no le lleguen ostias, aunque pose para fotógrafos improvisados que luego envían fotografías patéticas de comunión hereje. Cuidado, que en lugar de recibir el cuerpo de Dios, se le ocurra decir que le enviaron un puñetazo en forma de pan prensado.

Es mejor que lea la Biblia, a ver si se entera.

Socialismo con swing (III y final)

¿Cuál es la opción al neo feudalismo?

No hay salida “express”. El neo feudalismo no tiene swing, a no ser en sus inicios, cuando comienza a repartir lo poco que tiene el país en cuestión, sin preocuparse por la producción de bienes materiales. ¿Qué es lo que ofrece el neo feudalismo? Para responderle utilizaré el argumento, que no por manido es menos práctico, del lobo neo feudalista que se come a la abuela (la economía del país) y pretende comerse a la caperucita nacional.

Lo que está en juego es mucho más que un cuento infantil. Es la propia vida; es el hambre por futuro, la infelicidad, la existencia miserable. Todo eso y más es el neo feudalismo, enemigo jurado del desarrollo, del bienestar y de la paz.

Si no es la democracia, Fidel Castro, nos quedaría la opción del oscurantismo. Como ya pasó durante casi dos siglos de Inquisición, donde negaban los avances científicos y el hambre asolaba lo que en aquellos tiempos se denominaba “mundo civilizado”, donde los únicos que podían estudiar eran aquellos que se afiliaban al credo del fundamentalismo religioso católico (ahora se afiliarán al credo dogmático neo feudalista).

Hay otra manera más sencilla y terrenal de responder a la pregunta de Fidel Castro: o asumes que eres un estúpido dogmático y trabajas duro para construir el neo feudalismo (que te garantizará vivir en cadenas y oprobios sumido) o decides enfrentarte a la realidad para terminar descubriendo que la democracia es mucho mejor que esperar a que el gobierno te entregue (cuando pueda) el pan de cada día.

Silvio Rodriguez no es ejemplo de nada. Se trata de un personaje de doble vida y economía personal desligada al régimen de los hermanos Castro. Es un extranjero (nacional) con escaño de Diputado ante una asamblea de corderos, que en ocasiones (al igual que Amaury Perez y Pablito Milanés) se permite disentir del régimen (pura conveniencia de mercado).

Hace ya mucho tiempo que la participación masiva no existe, el régimen impuesto por Fidel Castro al pueblo de Cuba, perdió la brújula desde el inicio, cuando se empeñó en que la aguja indicaba hacia el este europeo y no hacia el norte. Es por eso que les preocupa tanto que la generación perdida y la de los bobos no hagan nada para inmiscuirse en una reflexión colectiva llena de esquemas, poses y consignas, repudiada por la nueva generación, la de los inconformes.
Los más ilusos piensan que el desgobierno espera que la reflexión colectiva sea la revitalización del régimen. Comento aqui unos breves fragmentos.

“La revolución cubana trajo al mundo un bello ejemplar de socialismo utópico”. Esto es una crítica directa y sin rodeos. “Cincuenta años despues redescubre que una revolución no es una meta en sí misma”.

“Tenemos que discutir que entendemos por socialismo”. Lo que tenemos no es efectivo, ni es socialmente justo. Tenemos mucha instrucción, cultura, capacidad técnica, sentido y conocimiento sobre política, pero todo eso se encuentra subutilizado y desperdiciado por la desidia de un régimen indolente dirigido por un ególatra.

Espero que el viejo Fidel “Alejandro” Castro Ruz y quienes, pacientemente hayan seguido mis comentarios encuentren en ellos temas de debate. Debatir sobre el neo feudalismo, como asunto presente y futuro es para muchos (de tendencias izquierdistas) un tema incómodo. Les advierto que es mucho más que eso. Es peor que la publicidad gratuita con que cuenta la nueva (vieja) onda del cambio climático y las sustituciones de los obreros por las máquinas automatizadas. De coprófagos está empedrado el camino del neo feudalismo.

Para avanzar y ser mejores tenemos que seguir creando y aprendiendo, no enquilosándonos en teorías inhibitorias. La sabia del pueblo se la ha bebido, durante cincuenta años el vampiro destructor de Fidel Castro.

¡Abajo el neo feudalismo, cojones!



 


 


 

domingo, 13 de septiembre de 2009

Neo feudalismo con ¿swing? II


El neo feudalismo fidelista no se preocupa por la ideología porque ya está escrita, se preocupa por la estética de la crápula gobernante, que debe aparecer inmaculada ante sus vasallos, aunque ellos mismos sean tan corruptos que consideren normal las tropelías que realizan.

Una sociedad donde existan las ventajas de la democracia con las ventajas de un sistema involucionador de valores (como lo es el neo feudalismo) solamente puede existir bajo un sistema donde el deterioro económico sea el orden del día, lleno chapucerías y vulgaridades, mal gusto, mediocridad y aburrimiento. ¡Totalmente imposible!

Para los de la quinta edad (me refiero a las momias del régimen de los hermanos Castro) “tener swing” es sinónimo de perpetuación de todo lo anticuado y falto de gracia. Ese es precisamente el antónimo de donde quiere vivir la presente generación y lo que aspiran para sus hijos.

En Cuba, el neo feudalismo fidelista ha significado la totalitarismo de la cultura: los teatros, los cines, las librerías y los museos. Todo al servicio del régimen y censurado por el régimen. Solo así puede autorizarse la entrada de público, aunque transcurridos 50 años aun los obreros no logren apreciar el ballet clásico y prefieran las “ruedas de casino” donde nuestras “científicas” se despelotan, frente a los extranjeros, durante un “concierto” de la Charanga Habanera.

La incultura del neo feudalismo es un ejemplo palpable para demostrar que el pueblo cubano está harto de oscurantismo y chabacanería.


Si en 1959 Cuba ya tenía un canal que transmitía televisión a color.
¿Como podría alguien vanagloriarse de un televisor en blanco y negro en la década de los ochenta?
¿A quién le importa un automóvil marca “Moskovich”, que se parecía más a una jabonera que a un coche?
Nuestros hijos catalogaban a los cromos, comics etc, en dos categorías bien definidas: Los dibujos animados (procedentes de los paises de la europa del este) y los muñequitos (remanentes de Walt Disney) que intentaron desaparecer, pero que al no contener “diversionismo ideológico”, burlaron el frente de la censura.

Los que creíamos en las promesas de Fidel Castro no llegamos a interiorizar que la conversión de los gusanos en mariposas promovida por Jimmy Carter sería el destape del anti faz del zorro fidelista. Las maletas cargadas de chucherías verdes en las cuales aparecía el retrato de Benjamín Franlin serían las causantes del exódo del Mariel de más de 100 mil cubanos y cubanas, cubanitos y cubaviejos.

No son pocos los que recordarán que hasta vestir un pitusa (marca capitalista de un jean o pantalón vaquero) era una desviación ideológica, lo mismo que usar pantalones a la moda o el pelo largo y mucho menos barba, que solo eran atributos de aquellos que habían bajado de la Sierra Maestra despues de tan solo 36 meses de revuelta; resuelta por Camilo y el Che en su avance hacia el occidente del país y luego desaparecidos y traicionados segun la conveniencia.

No cabe duda alguna: Lo que soñaron Marx y Engels no tiene nada que ver con lo que se instauró en la rusia soviética de Lenin y Stalin, ni lo que se está cocinando hoy en día en la América nuestra. Solo es más..., de lo mismo.

En los meses posteriores al triunfo de lo que se conoce internacionalmente como “revolución cubana”, las corrientes vanguardistas eran vistas como “rezagos del capitalismo”. Hasta que un día la Bestia Ilustrada decidió utilizarlas en beneficio própio.

Fue así como se abrió el Ministerio de Cultura al mundo (deserciones incluídas) y hoy la chabacanería cultural neo feudalista es palpable en la ésfera internacional, con las raras excepciones de músicos anteriores al cataclismo fidelista, rescatados por especialistas extranjeros. Me refiero al “Buenavista Social Club”, que ni el nombre es en cubano. Eso sí, nada de críticas al sistema fidelista, a no ser que se haya alcanzado la categoría de “independiente económico del régimen”.

Fidel Castro, luego de exportar la insurgencia para los paises de Africa y América Latina, intenta ahora exportar el neo feudalismo totalitario, encasillado en una visión dogmática. El tiempo lo ha hecho comprender que “más vale maña que fuerza”.

No es difícil de entender, que una holgada situación económica, como pudiera ser la ayuda energética de Venezuela al resto de los paises americanos, facilitaría las cosas, pero: Si no fuera porque que al frente de éste decabellado proyecto se encuentra un megalómano llamado Hugo Chávez Frias.

Nuestros logros en la investigación (¿investigación de qué?), nuestros logros en el deporte (deporte selectivo de alto rendimiento y no de masas y recreativo como proclamaba el régimen en sus inicios), nuestros logros en la cultura (¿cuales?).

Arreglados estamos si vamos a esperar que lo anterior contagie a los constructores, a los gastronómicos y muchos otros a los cuales el sistema neo feudalista le ha complicado la vida al punto de no estar preparados para decidir por si própios y solamente ser capaces de esperar que sea el régimen el que de alivio a sus necesidades.

Nuesro pueblo no se mantuvo a salvo de la contaminación anti estética soviética. Nuestro pueblo fue contagiado por el Virus de la Ineficiencia Económica (VIE), adquirido por decisión inconsulta de Fidel Castro.

Solo pequeños aportes y muy medidos, al igual que otros paises obligados al neo feudalismo, constituyeron en su momento unos diseños de carteles (burdas copias de la publicidad occidental), un cine con alma própia (que solo se ve en Cuba aunque la propaganda del régimen insista en que llega a todas partes del mundo) y una Nueva Trova (que en sus inicios nada tenía que ver con el régimen) que se bambolea al vaiven de las olas, son las muestras patéticas de la cultura totalitaria del sistema neo feudalista.

Solo el régimen de los hermanos Castro puede sentirse orgulloso de sus destrucciones, de la chabacanería a la que llaman cultura autóctona, del comprometimiento casi obligatorio con el régimen. Dogmatismo, inhibición, falsedad, plagio. Ese es su legado. Chapucería, banalidad y pereza.

¿Quién se atreve a decir que no hay dinero detrás de las letras y las músicas de Silvio Rodrigues y Pablito Milanés?
¿Quién se atreve a desmentir el éxodo imparable de los peloteros cubanos hacia las Grande Ligas?
¿Qué significado puede tener la singularidad de Dayron Robles, que ni el nombre es autóctono?

Alejandro es el nombre de guerra de, Fidel “Alejandro” Castro Ruz. ¿Por qué vamos a darle un voto de confianza a un sistema copiado y mejorado (para peor) por él, cuando a demostrado ser un desastre total y absoluto (exáctamente igual al sometimiento en que tiene sumido a nuestro pueblo).

¡Basta ya! de tonterías y propaganda totalitaria.
El neo feudalismo impuesto al pueblo cubano y que pretenden imponer en algunos paises de la América nuestra, es absolutamente igualitarista y por tanto totalmente injusto. La solidaridad que promulga el neo feudalismo es solamente cuando y por la conveniencia de las crápulas dirigentes.
¿Acaso se puede llamar humano, a un sistema involucionista?

No se trata de un problema de empaque, Sr. Felix, se trata de que destruyendo la economía de un país en ara de dirigentes corruptos y eternos, o eternamente corrompidos, no existe creatividad y paulatinamente se deteriora la sociedad; que como consecuencia de la propositada desidia de los funcionarios (carentes de osadía, ideas y vergüenza), incapaces de hallar soluciones, nuestro entorno se convierte en ruinas.



 


 


 

 

sábado, 12 de septiembre de 2009

Neo feudalismo con ¿swing?


Ernesto Guevara de la Serna (rebautizado por los cubanos con el mote de “Che”), llegó a decir, en su corta y aparatosa vida, que el socialismo tenía errores y chapucerías.

Los fundadores de lo que conocemos como socialismo soviético, no se alejaron del camino trazado por Marx y Engels. Sencillamente, nunca intentaron hacer el camino y dedicaron todo su tiempo y energías a engañar a sus crédulos seguidores mientras disfrutaban de la opulencia y el poder.

Nosotros (los cubanos) creímos, a fé ciega, en Fidel Castro cuando prometió elecciones democráticas inmediatamente despues de la huída del dictador Fulgencio Batista. La inmensa mayoría de nosotros pensó que debíamos, para defendernos del “monstruo imperialista”, aplicar algo nuevo y dimos nuestro apoyo incondicional a un proyecto que (sin darnos cuenta) nacía torcido.

Durante muchos años esa mayoría se aferró al proyecto aun cuando, poco a poco, se percataba de que la economía no funcionaba. Cada día, cada mes, cada año, cada lustro, cada década, el sistema de ordeno y mando se hacía más férreo y el sistema económico se deterioraba ayudado por los planes descabellados de un desgobierno que no respondía a más nadie que no fuera Fidel Castro. El Secretario General del Partido, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y el Comandante en Jefe no tienen la obligación de rendir cuentas al pueblo. ¡Hágase su voluntad!

El neo feudalismo fidelista no se preocupa por la ideología, porque ya está escrita. Se preocupa por la estética de la crápula gobernante. Deben aparecer inmaculados ante sus vasallos, aunque sean tan corruptos que consideren normal las tropelías, a las que dedican el “concurso de sus modestos esfuerzos”.

¿Que opción nos queda?

Han transcurrido 50 años y se han sucedido tres generaciones si contamos la primera a partir del año 1950, la segunda a partir de 1970 y la tercera a partir de 1990. La cuarta generación comenzaría en el 2010.

Hace unos años hice un comentario (en familia) en el cual denominaba a las generaciones que antes menciono como, la generación perdida (aludiendo a la nuestra), la generación de los bobos (aludiendo a la nuestros hijos) y la generación de los inconformes (aludiendo a la de nuestros nietos). Cada día que pasa me convenzo más de que estoy en lo cierto.

Es por eso que encuentro estúpido que alguien (el pseudoperiodista Felix López, del sanitarísimo papel “Granma”) pueda decir que la generación que comienza en los años 90 del pasado siglo, pueda tener una vida extraterrestre y mucho menos en Cuba, a no ser que (exprofeso) la tilde de esa manera para “veladamente” criticar al sistema de los hermanos Castro Ruz.

Esta generación, que actualmente se encuentra finalizando la primera edad*, para nada es apolítica, ni deja de interesarse por estos temas. Otra cosa es que se sientan herederos de las tropelías de la crápula dirigente (que se encuentra en los albores de la quinta edad) que sus padres (algunas veces de forma consciente y otras obligados por las circunstancias) han sustentado.

Pensar que la crápula margina a los jóvenes. ¡Tremendo error! Son ellos mismos los que se auto-marginan puesto que no se consideran responsables de nada de lo que está sucediendo y prefieren hacer mutis y no argumentar para no verse envueltos en algo que no les pertenece y de lo que sus padres están hartos.

¿Cual es el espacio que tienen los jóvenes cubanos?

Todavía tenemos que resistir a personajes que tratan de tergiversar la historia. Resulta que, para un estúpido periodista del régimen de Fidel Castro, los fundadores del socialismo ademas de la ex Unión Soviética (el bloque surgido después de la SGM fue impuesto por la bota soviética) son los curas de la Orden del Sagrado Corazón de Jesús, “los jesuítas”. Aqui no debemos dejar de señalar que Fidel Castro fue educado por estos curas.

Este pseudo periodista dice nada menos que “no podemos obviar las experiencias anteriores de convivencia socialista”, y se refiere a la expulsión de los jesuítas de las colonias americanas en 1767. Ahora resulta que la Corona Española ordenó la expulsión, de la orden, por ser socialistas.

No era un hecho aislado. En 1759 habían sido expulsados de Portugal y de Francia. ¡Al parecer Carlos III no iba a permitir la convivencia “socialista” en Europa!

Pecado imperdonable de una orden eclesiástica europea que en lugar de esclavizar a los indígenas les enseñaba técnicas de agricultura y artesanía, respetaba la lengua materna y los enseñaron a leer y escribir en.... ¡Castellano!
No fueron los europeos los que llevaron instrumentos de todo tipo a las Americas. Fueron los jesuítas.

¡Para la Corona de España resultaba insólita la noticia que en sus colonias se estuviera construyendo un sistema socialista mucho antes de que el aborigen conocido como “Tatanca Marx Anga” se atreviera con las leyes de la filosofía!

Lo peor de todo no era que fueran curas de tendencias políticas “extrañas” o indígenas con afan de superación social. Todo se reducía a que no pagaban el impuesto debido a la corona y punto.
Mucho trabajo colectivo y cero pago de impuesto. Mucha disciplina para la oración y cero pago de impuesto “a la corona”, porque a la Santa Sede, sí que llegaba todo lo que “buenamente” producían los indios.
La expulsión de los jesuítas se produjo casi simultaneamente con las reformas que Carlos III introdujo en la política fiscal para las colonias españolas en América.

Otro asunto de capital importancia es el temor que el sistema feudal, de la aristocracia europea, le tenía al surgimiento de una tendencia liberal de unos “llamados” burgueses que insistían en liberarse del yugo de la nobleza feudal aristócrata y constituirse en democracia capitalista, dando al traste con el proyecto centralizador de la monarquía borbónica.

A renglón seguido el pseudoperiodista dice profundizar en la historia, aunque a mi me parezca que en vez de eso lo que hace es emergir, pues invoca expresiones autenticas del socialismo en una figura que pasó por la historia de Cuba con muchas penas y muy pocas glorias, por no decir ninguna. Se trata nada menos que un salto de varios siglos para mencionar a Julio Antonio Mella, el co-fundador del primer Partido Comunista de Cuba.

Cualquiera que haya visitado la extinta Unión Soviética sabe, que aquel sistema no era ni creador de valores, ni anti dogmático, sino todo lo contrario.

Mucho más cerca de la superficie, el joven peruano José Carlos Mariátegui dijo: "El socialismo en América no será calco ni copia, sino creación heroica". Y no lo contradigo, pero no se refería a lo que se encuentran engendrando (Hugo Chávez y Rafael Correa) el neo feudalismo del Siglo XXI.

En la época nefasta de la Unión Soviética, todo aquel que se refiriera a “otro tipo de socialismo” era catalogado inmediatamente de revisionista. Eso era en aquella época Mariátegui, un revisionista de poca monta.

La práctica ha demostrado que aquello y esto, no tienen nada de socialismo y si mucho de engaña bobos.
Por eso es que la nueva generación, la de los inconformes, está muy clara que el neo feudalismo es uno solo: El que impuso el Kremlin.

En otro de los párrafos, el Sr. Felix dice que el sistema fidelista tiene raices martianas. ¡Risas prolongadas! Al pobre español nacido en Cuba, de padre valenciano y madre canaria, le endilgan cualquier cosa.

El “socialismo con swing” es aquel que incluye las ventajas del socialismo y las ventajas de la democracia.Las desventajas: ¡Bien gracias!

Más claro ni el agua: ¡Quieren ser “pijos comunistas”.






*Las cinco edades del ser humano:

· Primera edad desde el nacimiento hasta los 20 años. Espacio de tiempo dedicado al desarrollo físico y mental, así como la preparación manual e intelectual del individuo.

· Segunda edad, a partir de los 20 años y hasta los cuarenta, donde el ser humano aporta toda la fuerza física e intelectual.

· Tercera edad, comienza en los cuarenta y acaba en los sesenta. Es donde el ser humano declina en fuerza, pero aplica la experiencia y aporta sus conocimientos a las generaciones futuras.

· Cuarta edad, comienza en los sesenta y termina en los ochenta. Es la edad del retiro, de la jubilación, de disfrutar de los nietos y biznietos. Ya la realidad casi supera sus conocimientos.

· Quinta edad, comienza en los ochenta y finaliza en los cien años. Deterioro físico y mental. Declina el desarrollo manual e intelectual del individuo, la fuerza física y mental, sus conocimientos se encuentran casi exentos de valor pues han sido superados por las pujantes generaciones. El estado físico no le permite disfrutar, a plenitud, de los choznos.