domingo, 13 de junio de 2010

¿Quiénes se benefician con la crisis financiera?


Un poder inmenso y una dominación fundamentalista está en manos de los que controlan el petróleo.

La quiebra del banco de inversión Lehman Brothers afectó, por carácter transitivo, a la Unión Europea y la ha conducido posiblemente a la peor crisis desde la SGM.

Cuando estalló la burbuja financiera norteamericana, Jean – Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo aseguró a los 16 miembros de la eurozona que Europa estaba blindada ante la recesión norteamericana. Ahora dice que “los mercados financieros ya no funcionan”.

Los problemas económicos que atraviesan Grecia, Portugal, Irlanda, España e Italia, tienen mucho que ver con la ceguera económica de los dirigentes europeos. En el momento en que se decidió la incorporación al euro, de esos países, el precio del barril de petróleo oscilaba alrededor de los 7 dólares (1998).

Los acontecimientos políticos ocurridos en Grecia, posteriores a la SGM nada tienen que ver con la crisis financiera actual, que parte desde las entrañas del coloso norteamericano, administrado por uno de los peores presidentes de la historia de esa gran nación (George W. Bush). Todo lo demás, incluyendo la película “Z”, es pura propaganda política, con visos de verdad incuestionables.

Que los países europeos se enrolasen en la OTAN nada tiene que ver con la crisis financiera actual. De hecho, no podían hacer otra cosa que aliarse con aquel (los Estados Unidos) que los estaba sacando del lodazal de la SGM. Esos países que antes de la SGM tenían un sistema de gobierno feudo-burgués (las monarquías todavía mandaban), pasaron a tener una suerte de democracia, que si bien no es totalmente representativa (aun persisten las monarquías y las respectivas constituciones adolecen de aspectos básicos), al menos el sistema de mercado se muestra compatible y competitivo.

Fueron los especuladores de los precios del petróleo, la ambición de las empresas financieras y la incapacidad de los dirigentes políticos, los que provocaron el colapso financiero.

Poco a poco los países exportadores de petróleo se van apoderando de la economía mundial. Los Estados Unidos han perdido su hegemonía como país, mientras que un grupo de empresas, cuyos accionistas mayoritarios hablan y rezan en árabe, se apoderan del FMI, de los bancos norteamericanos, ingleses, alemanes y franceses.

El plan es revertir todo este proceso que comenzó en 1998. Es necesario recortar los gastos sociales drásticamente, aunque no los militares, por si acaso. Hasta ahora, la alianza de civilizaciones funciona, con la excepción de Iraq y Afganistán. Meteduras de pata de George W.

Lo expresado anteriormente ha provocado una reacción en la América Latina, que los totalitaristas neofeudales insisten en llamar “conciencia social”, que no es otra cosa que aprovecharse de la coyuntura para intentar imponer un sistema económico, probadamente fallido, enriquecedor de funcionarios vitaliciamente corruptos.

http://manchiviri.blogspot.pt/2011/02/la-crisis-y-fidel-castro.html