domingo, 11 de abril de 2010

Respuesta a Danielle Bleitrach


Yo acuso a aquellos que defienden al régimen de oprobio de los hermanos Castro Ruz
Desde el momento en que Danielle Bleitrach es francesa, queda descalificada para realizar comentarios sobre el pueblo cubano. Solo le queda comentar aquello que defiende: El régimen totalitario neofeudalista de Fidel y Raúl Castro.

Siento repulsión por aquellos intelectualoides europeos, de ideas socialistas, que de socialismo no saben otra cosa que andar llenándose de dinero los bolsillos y cotorreando por los rincones, supuestamente en defensa de los oprimidos.

En estos días, Danielle se atrevió e empuñar la pluma para escribir su opinión sobre un mártir del pueblo cubano, luego de traducir y reproducir los textos que le enviaban. ¿Quién o quienes le enviaban los textos Danielle?

¿Por qué deliberada razón compara, Danielle, a Orlando Zapata con el asesino de ancianas Guy Georges? ¿Será porque era tan mulato como Zapata? Desde el momento en que Zapata no era, ni se encontraba encarcelado por asesino: ¿Tiene la señora algún problema racial?

Tiene una forma muy sutil de escribir Madame Bleitrach: Utilizando el punto y seguido se refiere al rostro doloroso, que le recordó al asesino y siempre con punto y seguido, de por medio, califica la mirada de fija y febril, dejando a la imaginación del lector que la mirada sea la de un asesino o la de un disidente muerto en huelga de hambre.
Luego de semejante comparación, se atreve a decir que no

le importa la cuestión política. Mucho más le interesa “su humanidad destruida”. ¿De cual de los textos recibidos, sacó Danielle el dato de “violencia” que le endilga a Zapata sin más consideración?


¿Por qué impúdica razón, Danielle acusa de crucificador, de su madre, a Zapata?
El 21 de octubre de 1869, a la edad de 16 años, José Julián Martí y Pérez, ingresó en prisión y desde allí le envió una foto a su madre con los siguientes versos escritos por él:


Mírame, madre,
Y por tu amor, no llores:
Si esclavo de mi edad y mis doctrinas
Tu mártir corazón llené de espinas,
Piensa que nacen entre espinas flores.

Señora Bleitrach, usted no conoce, ni tiene la más mínima idea de quién es el pueblo cubano. Usted solo conoce a la crápula que desgobierna mi país desde hace más de 50 años. Una dictadura totalitaria que estrangula y en vez de desarrollar al país, lo somete a un subdesarrollo despiadado, utilizando como coartada, el embargo aberrante impuesto por los Estados Unidos. ¿No le da vergüenza decir semejante disparate?

Con la abominable y premeditada muerte de Orlando Zapata Tamayo queda demostrado el “humanismo” del régimen totalitario. En Cuba, la justicia está encarcelada. ¡Basta ya de comparaciones! Céntrese en el caso. No se vaya por las ramas.
¿Acaso lo que la señora aspira para el mundo es una dictadura totalitaria? ¿Les está pidiendo a los hermanos Castro Ruz que sean magnánimos? ¡Que sabrá usted del sufrimiento del pueblo cubano! No hay peor ciego que el que no quiere ver como la dictadura ha estrangulado la vida de los cubanos año tras año.

No sea arrogante y prepotente, señora. Dedíquese a escribir sobre los males que aquejan a su país. No le haga propaganda a un sistema de corruptos y ladrones. ¿Cuánto le pagan por emborronar cuartillas?

Efectivamente, usted tiene mucha razón, el desgobierno de los hermanos Castro Ruz no hizo nada para evitar la muerte de Zapata. La locura senil que padecen los octogenarios desgobernantes, les impidió ver lo inconveniente de esa muerte. ¿Será que la calcularon, con la macabra idea de enclaustrarse y no tener que dar explicaciones a los amigos españoles del PSOE? A los únicos que le conviene, que las relaciones se mantengan tal y cual están, es al régimen totalitario. A nadie más. ¡Parece una locura! ¿Acaso no ha sido una locura de más de 50 años?


¡Que manera de verborrear Danielle! Aznar por aquí, Zapatero por allá, que si Chávez, o el franquismo y la ETA. Hasta el fantasma de Santiago Carrillo, que si los fascistas, que si el aborto…, para tratar de explicar lo inexplicable. Haber dejado morir de hambre a un preso de conciencia.

Por último, y con una desvergüenza asqueante, Danielle se atreve a insinuar que Orlando Tamayo fue incitado al suicidio. Que manera más burda de tergiversar los hechos.
¡Que poder, que fuerza y que pujanza debe tener la disidencia en Cuba, para traspasar las barreras de las prisiones del régimen y fabricar un mártir! Ian Fleming no hubiera tenido tanta imaginación.

No insinúe. Demuestre como fue que se organizó Miami la huelga de hambre. Si eso fuera cierto, al régimen de los hermanos Castro Ruz, le queda, el tiempo que dura un merengue a la puerta de un colegio.

No se enfade, que a sus años no es conveniente. Usted, que es tan monstruo como aquellos a los que defiende tan a lo descarado, no tiene sentimientos ni corazón de mujer. Usted es una hiena al servicio del Doctor Jekill y Mr. Hyde.


Usted, que odia tanto el capitalismo: Váyase a vivir a Cuba. Pero, sin prebendas del régimen. Como un cubano de a pie más. Con libreta de abastecimiento y salario de 250 pesos mensuales. Sin remesas del extranjero (no vaya a ser que la acusen de mercenaria al servicio del imperio). Sin tener derecho a hacer traducciones. Trabajando de albañil, pero no en una de las tantas brigadas de respuesta rápida del régimen, en una empresita cualquiera del régimen en una provincia bien lejos de la capital.


Señora Bleitrach: Sabía usted (que tanto sabe de mi país), que el Cacique Hatuey (oriúndo de La Española), no era cubano? Sabía usted que luego de la entrada de negociantes españoles (digo empresarios a riesgo) a Cuba, a partir de 1993, la historia del famoso Cacique fue revisada?
El desgobierno de los hermanos Castro Ruz recompuso la historia y..., Hatuey murió de muerte natural, nombrando herederos perpetuos, a los españoles que tanto le ayudaron.


Una aclaración: Haití dejó de ser francesa hace muchíiiiiiisimo tiempo. No trate de promover a la actualidad, lo que ocurrió hace siglos. Orlando Zapata es tan cubano, como el fallecido General Sió Wong. Los conceptos tribales que aun subsisten en Europa, hace ya muchos años desaparecieron del país que usted dice conocer.

Definitivamente, usted está del lado de la cochina represión.