domingo, 26 de julio de 2009

Comentando el video Lage y Perez Roque (felipito comemocos)

Los periodistas acólitos del régimen de Fidel y Raúl Castro intentan (al referirse al video) vincularlo con la campaña propagandística raulista de enfrentar vicios y deslealtades. Nada más falso.

Nada más fácil.
Las conclusiones de Raúl apuntan al continuísmo totalitario, a la línea dura, a la exclusión de los jóvenes “revolucionarios”, a los supuestos continuadores provenientes de las filas del “hombre nuevo”, ahora llamados “dirigentes probetas”, pero que en un inicio nos los presentaron como las jóvenes promesas de Fidel Castro.

La demagogia de Raúl es tan evidente y tan prosaica que le averguenza admitir que los “ministros del dictador sucesor” le preguntan, cada dos por tres, lo que tienen que hacer.

Parece mentira, Raúl, es que esa, ha sido tu forma de dirigir las FAR y el partido (desde tu posición de segundo secretario) desde hace 50 años.

¿Acaso no recuerdas, Raúl, los círculos de oficiales, cuando nos ordenaste estudiar la “autogestión financiera”?
¿Alguna vez se aplicó, no en Cuba, en las FAR?
Imposible. ¿Verdad?

Comenzaba el año de instrucción con una cifra en metálico que el MINFAR te iba recortando trimestre a trimestre y al final del año resultaba que no alcanzaba el dinero. Siempre has sido y serás un mentiroso.

Estas no son orientaciones, sino trampas del intento de dictador con vistas a la depuración de aquellos que él estime conveniente.
Nada de esto eleva la eficiencia económica ni descentraliza funciones. Las tomas de decisiones continuarán siendo una prerrogativa del “máximo líder”.

La proyección bien vale la pena. Es el vivo reflejo de la mayoría de la crápula dirigente y..., si no digo de toda, es por que no me gusta (luego de vivir 44 años la dictadura del proletariado) ser totalitarista. Si lo que digo es reconocido por los llamados periodistas del régimen, arreglados están.

Todos los purgados pertenecen a la nueva generación de “dirigentes” tutelados desde el inicio por el Secretario General del Partido Comunista, Fidel Castro Ruz. Ni uno solo pertenece a la “corrupta vieja guardia”.

La principal acusación es la deslealtad al régimen de oprobio, el resto: descontrol, deshonestidad y abuso de poder le pueden ser atribuidos a la mayoría de la crápula “dirigente” del régimen.

Bajo una dictadura totalitaria de corte estalinista no es necesario ninguna otra medida que la desacreditación y el reconocimiento de culpa por parte de los encartados. Eso es suficiente para vivir en un permanente ostracismo, sin constituir un peligro de disidencia política. Eso les retira la posibilidad de una (creíble) defensa.

Tal vez Lage se encuentre en su casa. Tal vez esté estudiando la pediatría que en su día abandonó para dedicarse a la corrupción del totalitarismo. Felipito, un poco más joven puede que haya “resuelto” trabajar en alguna fábrica. Martha Lomas trabaja en un laboratorio farmacéutico mientras recibe algunas migajas de sus antiguos proveedores capitalistas (si es que no la han abandonado del todo).

Fidel y Raúl Castro han utilizado, siempre, estos video-montajes como forma de chantaje político a los dirigentes, con el premeditado objetivo de advertirles: Sabemos lo que están haciendo y no nos importa siempre que no nos sean desleales.

Por supuesto, ellos saben perfectamente que luego “radio bemba” propagará el contenido de forma aleatoria y en dependencia del grado y nivel cultural y político del espectador.

Para explicarme mejor me retrotraeré a un cuento de dos amigos que pasean por una calle de La Habana y se dan cruce con un conocido que camina por la acera contraria y en dirección opuesta.
- ¡Adiós, amigo..!, les grita.
- ¿Te dijo amigo?, le pregunta uno al otro.
- Si te dijo amigo, te dijo tarrúo, afirma acto seguido.
- ¿Por qué?, pregunta el aludido.
- Porque el perro, le responde, es el mejor amigo del hombre. El perro persigue al gato, el gato caza ratones, los ratones comen queso, el queso proviene de la leche, la leche, la da la vaca y la vaca tiene cuernos.
- ¿Ya lo cogiste? Te dijo “TARRÚO”.

Las personas que asisten a estas proyecciones saben, de antemano y sin que nadie se los diga, que no pueden ni tan siquiera tomar notas y se les advierte que el contenido es para su análisis exclusivo, pero los que son verdaderamente explícitos resultan ser los comentarios de los militantes del partido que aseveran que “hay cosas que no pueden hacerse en total impunidad”, reconociendo que otras cosas si que se pueden hacer con impunidad autorizada o permitida por los hermanos Castro.

El derecho a la información en Cuba es limitada a la voluntad de los hermanos Castro Ruz que se defecan (desde siempre) en el reclamo de los ilusos extranjeros. Los cubanos, sabemos que hasta el fin de los días del régimen de oprobio, jamás sabremos la verdad y muchas verdades quedarán huérfanas.

Imágenes de reuniones, supuestamente privadas, conversaciones telefónicas y documentos aparecen como pruebas. Valdría la pena preguntarse si existe una autorización de algún juez y la fecha en que fuera dictada para tal investigación, que de no ser así constituirían violaciones de las libertades individuales de las personas. ¡Ah! ¿Que en Cuba no hay libertad?

Conociendo, como conocemos, que el régimen de los hermanos Castro conducen con mano férrea los tres poderes del Estado, no nos sorprendería que al reclamo de una orden, aparecieran, como por arte de magia, unas cuantas autorizaciones judiciales inventadas, porque también conocemos que le tienen miedo a que “se pierda el secreto de la investigación”.

Proceso casi idéntico utilizaron en las causas 1 y 2 del 89 (de las cuales se cumplen 20 años), pero esta vez lo único que se trataba era de quitar del medio a los que se sentían intocables por ser, supuestamente imágen y semejanza del “máximo líder”. ¡Como si a éste le importara!

Para darle dimensiones de tragedia, vinculan el nombre del gobierno de las vascongadas, cosa que se podían haber ahorrado, pues no aporta otros datos de interés político.
Quieren, de esta forma, desviar la atención del despilfarro económico y echarle la culpa al capitalismo rabioso en forma de cubano recostado, al extranjero opulente, capaz de corromper al más pinto de la paloma.

No les importa “quemar” a los agentes del CNI español de La Habana. Total, el gobierno de Zapatero se da la lengua con el desgobierno totalitarista.

Pero si el amigo de Lage intentara defenderse utilizando las conexiones allende el océano el gobierno “europeo” se encargaría de que no llegue a mayores.

A Moratinos no le interesaría que salieran a relucir trapitos sucios. Me llama la atención el cambio de mando en la cúpula dirigente del CNI español.

Raúl Castellanos, el primo de Carlos Lage, no aprendió la lección. Tal vez consideró que lo de Aldana no era con él y hasta cierto punto se sentía protegido por los nexos familiares (muy común en ese tipo de sistema).

Aunque no había sido “tronado” totalmente, le tildan de “cubano resentido” a un médico asesor del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de Cuba. En fin, una eminencia que le gustaba rajar del régimen cada vez que le daban un chance. Fué víctima de un anónimo.

Un anónimo (en un régimen totalitario), constituye un elemento más peligroso que una acusación formal ante un juzgado. Las acusaciones se engavetan y pasan a formar parte de la burocracia estatal. Los anónimos van directamente a la policía política del régimen y dan comienzo a la investigación. Claro, los anónimos siempre son falsos y la mayoría de las veces inventados a conveniencia y se utilizan desde la sagrada inquisición, aunque estos fueran prohibidos poco después del descubrimiento de América.

Las pruebas presentadas por el intento de presidente (me refiero a Raúl) muestran como se burlan de su extraña figura y la de su socio manolo, digo Machado.

¡Cuantos hay que, cansados de tanta corrupción, afrentas y oprobios, son los que desean la desaparición física de todos ellos!

Tal parece que el único en expresar ese deseo fuese Castellanos, pero muchos de los presenciantes de los videos deben haber temblado de miedo en esta parte.

El cuento del “Caso Crucero” es un agravante al caso de Lage. Todos conocemos que en Cuba nada puede ejecutarse sin el consentimiento explícito del ex-Comandante en Jefe (aun está vivo) y ni tan siquiera Raúl se atreve a viajar a las reuniones del ALBA sin su consentimiento y orden expresa.

Los cruceros están vetados por Fidel Castro. Los turistas que viajan en estos barcos son incontrolables por los órganos de la seguridad. Son muchos en muy poco espacio de tiempo y se diseminan por toda la ciudad.

Esa parte del video solo es potable para el que se lo quiera beber. Ya los hermanos mafiosos Castro Ruz sabían que iban a tronar a Lage y le dieron cuerda a ver hasta donde era capaz de llegar. Por supuesto llegó hasta donde tenía que llegar, hasta Raúl Castro y éste le bateó la bola de jonrón (término del baseball que corresponde a un golazo, pero que con las bases llenas se convierte de golpe y porrazo en cuatro goles)*.

El cubano promedio es jodedor por naturaleza y se burla hasta de su madre. De manera que escuchar que los cubanos hacen bromas sobre micrófonos escondidos y dirigentes corruptos que una vez fueran respetados, no es noticia, desde el momento que la inmensa mayoría de la población cubana sabe que la corrupción viene desde la cabeza del régimen.

* Explicación para los amigos españoles.