miércoles, 24 de abril de 2013

Hugo Chávez: El Legado

                    Hugo Chávez: El Legado


Respondiendo a las mismas preguntas que le hicieran al sicópata Atilio Borón



Pregunta: ¿Qué legado cree usted que nos deja Hugo Chávez a los pueblos de América y en general a todos aquellos que buscamos el cambio social?

Respuesta: Tengo la más absoluta convicción de que nos deja, en primer lugar, el caos creado por su forma populista de conducir un proceso que, en aras de un “socialismo del siglo 21” inventado (por él) a la carrera y sin fundamento alguno está llevando a Venezuela a la ruina económica. El Chavismo no es alternativa para la superación del capitalismo. Todo lo contrario, es un retroceso hacia una dictadura totalitarista neofeudal.



El “socialismo”, tal y como lo conocimos en el Siglo XX, desapareció tras la caída del muro de Berlín, los países mal llamados “del campo socialista” y la propia Unión de los Consejos (Soviética). Desgraciadamente aquello no era socialismo. Era dictadura totalitaria neofeudal. Y en nombre del “socialismo” oprimieron cruelmente a muchos pueblos y engañaron a infinidad de personas allende las fronteras totalitarias. Aun hoy son capaces de continuar la farsa.

Mientras no se aplique el precepto: “De cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo”, no existirá socialismo en ninguna parte. En la práctica, no hay nada más parecido a éste precepto que la democracia representativa y su sistema de mercado.



Chávez no hizo otra cosa que, reintroducir la doctrina totalitaria. Esta vez utilizando el método de transformar la constitución de su país. La adaptó a las conveniencias afines a sus propósitos neofeudales de permanencia indefinida en el poder. Esto se traduce en una contribución enorme a las apetencias de los regímenes dictatoriales en Asia, África y América Latina.

Chávez dedicó todo el poderío energético de Venezuela, a la creación de un espejismo de conciencia en el subcontinente americano.

La prédica chavista comenzó siendo muy abstracta. En la medida que se iba haciendo con el poder absoluto de Venezuela, fue introduciendo contenidos concretos como la lucha contra el ALCA, utilizando programas como Petrocaribe (petróleo barato para todos los que se le unieran en sus concepciones totalitarias), Telesur, órgano de propaganda neofeudal, el Banco del Sur, la Unasur, el Consejo Sudamericano de Defensa y la CELAC.

Nada de esto se puede traducir en mejoras efectivas de las economías de los países integrantes, sino más bien la dependencia económica, de esos países, a la política descabellada de un personaje egocéntrico. Mucha “identidad” y mucha “unidad de propósitos”, pero solo eso. Nada más.



Pregunta: Hay una noción que a nosotros nos interesa tomar de Chávez que es la noción de poder popular, a partir de la creación de los Consejos Comunales y otras formas de protagonismo social, porque entendemos que es una de las experiencias más avanzadas del continente y del mundo. ¿Usted qué piensa de esta noción, de las experiencias, y cuál cree que fue el papel que tuvo Chávez en este tema? Porque de algún modo él desde dentro del Estado fue un impulsor de la propia destrucción del Estado y del pasaje al poder popular.

Respuesta: Primeramente, el llamado “socialismo bolivariano”, es una falta de respeto a las ideas libertarias y republicanas de Simón Bolívar.
Las Comunas y los Consejos Comunales no son nada nuevo. ¿Acaso no existieron koljoses y sovjoses en la URSS? ¿Cooperativas y Granjas del Pueblo en Cuba? Y no digo esto por decir algo. Seamos conscientes. Son tan ineficaces que Chávez ya estaba preocupado con los descalabros económicos que estas entidades estaban provocando.


Las Comunas no son eficientes, todo lo contrario. Para subsistir tienen que ser subvencionadas por el gobierno y sus petro-recursos. En más de una década no lo han logrado. No sé qué tiempo más necesitarían para comprender que no tienen futuro.



La concientización siempre ha requerido de un “hombre nuevo”. El proceso fidelista no lo ha encontrado en 50 años. Aun, haciendo derroche de organización. No lo veo claro en Venezuela.

Pregunta: Hay cierta creencia en algunos ámbitos de la militancia de que después del triunfo de 2005, cuando se frustró el ALCA, prácticamente se venció a Estados Unidos.

Estados Unidos sigue con bases militares en nuestro continente y  continúa con su política de injerencia. ¿Cómo queda América Latina sin ese hombre que era el más antiimperialista de todos los presidentes?

Respuesta: Queda totalmente debilitada. No creo que Nicolás Maduro, con todas las payasadas recientes, sea capaz de sustituirlo.

La retórica y la práctica de Chávez (léase petróleo) ha logrado aglutinar a algunos gobiernos de la región. Ninguno de esos gobiernos es ideológico, aunque participen en el mismo juego. Todos son oportunistas, que una vez carentes de subvención tomarán derroteros diferentes.

Los países latinoamericanos con bases militares de Estados Unidos establecidas en su territorio, saben perfectamente que se encuentran protegidos de cualquier injerencia totalitaria y no están dispuestos a una integración basada en precios preferenciales del oro negro, aunque eso tampoco se puede descartar, pues en algún momento lo pueden utilizar como moneda de cambio, en sus intereses con el coloso del norte.

No creo, que de forma inmediata alguno de ellos vaya a abandonar Unasur, ahora que Chávez ha desaparecido. Maduro va a intentar darle continuidad a la idea, pero va a tropezar con su propia incapacidad y  la ausencia de las dotes repentistas de su antecesor. Va a resultar una copia grotesca (si cabe), tanto nacional, como internacionalmente.

Pregunta: En estos días se presentó el comando de campaña de Capriles. Le pusieron de nombre Simón Bolívar. ¿Qué es lo que se juega el 14 de abril teniendo en cuenta que la nueva derecha latinoamericana muchas veces se intenta apropiar de los símbolos populares como el propio Simón Bolívar, contrariando totalmente su ideario?

Respuesta: Considero la pregunta demasiado parcializada y digna de los mejores periodistas totalitarios.

Tengo la impresión que Capriles intenta recuperar la figura del Bolívar republicano ante el Bolívar totalitario chavista. Los datos falseados del desgobierno chavista arrojaban una diferencia casi abismal entre Maduro y Capriles. La verdad fue otra.



Simón Bolívar no es pertenencia de la izquierda, ni de la derecha. Es un símbolo de la lucha contra la dominación colonial, la independencia, la soberanía nacional y la instauración de una república como sistema de gobierno.

Los seguidores de Capriles no necesitan mostrarse como continuadores de nada. Son demócratas y republicanos. No son los déspotas que detentan el poder actualmente. Tienen una idea y un proyecto. Democracia y sistema de mercado.

Los chavistas estaban ilusionados en que Capriles se retiraría antes de acabar la campaña electoral. Por el contrario, el apoyo  fue creciendo, día a día.

Pregunta: Finalmente, ¿cuáles cree usted que son los principales desafíos del movimiento chavista ahora que el Comandante nos ha dejado? Mucho se ha dicho y escrito sobre el tema, ¿cuál es su punto de vista de cara al futuro?

Respuesta:

Quieran que no, ya existe el poschavismo y no hay nada de equivocado en ello. La corriente totalitaria chavista la inauguró el propio Chávez al asumir el poder y comenzar las transformaciones de la Constitución.

De lo que no estoy muy claro es, en que el chavismo sea de larga duración. Ni con Chávez vivo. Atilio Borón anda emborronando cuartillas e intenta “asesinar” a Hugo Chávez comparando su fallecimiento con los asesinatos de Mahatma Ghandi, Indira y los de los líderes de la revolución mexicana. Ninguno de ellos era de carácter dictatorial, totalitario y neofeudal.

Hace muy mal Borón al citar aquello de “muerto el perro se acabó la rabia”, porque, amén de ser verdad, no es lo que toca en boca de los más acérrimos defensores del caniche. Eso está bien que lo digan los contrarios.

Las raíces chavistas de las masas, son tan endebles como puedan ser los petro-recursos que la sustentan. Es por eso que estimo, que el chavismo jamás llegará a consolidarse en Venezuela. Y si hoy, los verdaderos patriotas, los opositores, han perdido las elecciones (amañadas o no), solo les resta darle tiempo al tiempo, que los Maduro y comparsa se matan ellos solitos. Como Chacumbele.

No será necesaria la intervención norteamericana en el proceso. Eso le habrá servido al “Caballo de Birán” para mantener la unión entre el pueblo y su régimen, con el cuento de “ahí viene el lobo”.

Hugo Chávez Frías no es mártir de nada. Es solo un ser humano fallecido de una penosa enfermedad. Punto y seguido.

Posiblemente uno de los golpes más fuertes, propinados por Chávez a la economía mundial, haya sido el aumento indiscriminado de los precios del petróleo, impuesto por los países que componen la OPEP. Pero es que las políticas descabelladas de repartir sin producir acabarán pasándoles la cuenta y se derrumbarán sin remedio. Igual que la Unión Soviética.

 

Wikio – Top Blogs