sábado, abril 17, 2010

Fidel Castro se dedica a emborronar cuartillas (primera parte)

Al contrario de Obama, a quién el Secretario General del Partido Comunista del país de la Sigüaraya tilda de “fanático” del sistema de mercado, Fidel Castro no cree en el sistema de Dictadura totalitaria y neofeudalista del proletariado.
Casi todos sus hechos han herido, de una forma o de otra, a una opinión pública internacional que quiso ver en sus “ideas” al “David” caribeño, enfrentándose al Goliat norteamericano.

Muy por el contrario, nuestro “vino” (que es amargo, pero no deja de ser nuestro) nunca obtuvo votos cubanos para acceder al poder. Fueron más de 15 años de desgobierno (por decreto), hasta que en 1976, presionado por la URSS, decidió inventar la “neodemocracia totalitarista”, donde el “máximo líder” se eterniza en el poder.

Sería un absurdo pedirle a Fidel Castro que dejara de escribir las panfletadas ridículas con que se aparece, cada cierto tiempo, en la excrecencia digital llamada Cubadebate (que no debate nada). Fidel Castro no es un hombre de ética. Fidel Castro fue, es y será un mentiroso.

Primero dijo no ser comunista. Un poco más tarde dijo que no exportaba revoluciones (exportaba terrorismo). Le prometió al pueblo de Cuba, que para el año 2 mil, nos bañaríamos en leche y que tendríamos más cabezas de ganado que Argentina.

Fidel Castro es ladrón. Pero no ladrón pacotillero. No le bastó con intervenir los bienes mal habidos de los partidarios de Batista, sino que le robó y sigue robando los bienes de cualquier cubano que estime conveniente ir a vivir para cualquier otra parte del mundo, que no sea el archipiélago cubano. El cubano que emigra no puede (por “ley”) tener propiedades en Cuba. Sería interminable la lista de contradicciones entre las ideas que promueve y los hechos que ejecuta.

Es por eso que odiamos visceralmente a Fidel Castro y en todo momento separamos a Cuba de su persona. Cuba no es Fidel Castro, ni existe tal revolución cubana.
Fidel Castro no solo roba al pueblo de Cuba. Ahora se apropia de ideas ajenas y, por conveniencia las hace suyas. Me refiero al ya gastado tema del cambio climático, inventado por un grupo de trabajo de la ONU (en busca de financiamiento).

El Nostradamus caribeño utiliza el tema para atemorizar a los hombres de “buena voluntad” (izquierdistas de cannabis) anunciándoles que un tercio de la población mundial tendrá una situación mucho más grave, en cuanto a atención médica y medicamentos, debido a la “destrucción de los bosques”, el “aire (se hace) irrespirable”, la especie “desparece”. Solo amedrentar. Ni una sola idea de cómo resolver la situación, a no ser con su modelo de dictadura oscurantista, neofeudalista y totalitaria del proletariado.

Admitiendo que el cambio climático sea una realidad, el dictador totalitario no puede ignorar que el sistema, por él aplicado, significa (por ineficiente) una amenaza para el desarrollo económico de los pueblos, que no podrán hacer frente a las “aguas derretidas” de los glaciares; de la Antártida, de Groenlandia y de la Siberia, que dejarán “bajo las aguas” TODAS las instalaciones portuarias “del Mundo” y “las tierras”…

El asunto es que los centros de investigación y los científicos que trabajan y viven en los países industrializados, saben perfectamente que los grupos ecologistas y el grupo de la ONU, exageran el cambio climático. No tienen datos científicos que avalen sus teorías. Claro, es mucho más preocupante, anunciar el fin de la especie humana, que decir no pasa nada, es un ciclo normal del planeta. Los ecologistas no tienen nada a perder. Si no pasa nada. Nada pasó. Si, por casualidad sucediera: “Te lo dije”. Tienen cara, por ambas partes de la moneda.

Comprendo que en lugar de hacer cambios que alivien la situación de desastre económico que vive el pueblo cubano, se refugien tras la línea dura y ejerzan la represión con mayor violencia. Comprendo que, el Fidel Castro egolatrista, se dedique a escribir reflexiones en un intento de pasar a la historia como un hombre “sabio” y no como se diría (en buen cubano), un “bicho malojero”.

Va a ser peor, porque los que protagonizaron las torturas y el asesinato de Orlando Zapata Tamayo, y los genocidas que dicen ser funcionarios de prisiones, son uno solo. Solo tienen un nombre: FIDEL CASTRO RUZ.

Como persona, incuestionablemente inteligente, Fidel Castro conoce que no hay exageración en mis palabras. Espero que las cretinadas que acostumbra expresar, sobre la disidencia, no le provoquen una diarrea cerebral.

Tras el éxito obtenido, de la absurda trama del niño Elían, intentó la no menos absurda tentativa de santificar a cinco agentes del servicio de inteligencia de su régimen. Dice Fidel Castro que son inocentes anti-terroristas.
Vayamos por parte. ¿Eran, o no eran, agentes del desgobierno de Fidel Castro? ¿Estaban, o no estaban, infiltrados en la FNCA? ¿Era terrorista la organización “Hermanos al Rescate”?

Es imposible no dejar de reconocer que los aviones de esta organización sobrevolaron la Ciudad de La Habana y arrojaron propaganda subversiva. ¿Eso constituye un acto de terrorismo? O sea, la palabra “terrorismo se le puede endilgar a cualquier acción: Si se tiene la intención que la víctima resbale y caiga (con la consecuente fractura de cráneo), arrojar una cáscara de plátano, al piso, puede constituir un acto terrorista.

Cual es la verdad: Fidel Castro necesitaba evitar que el Presidente Clinton comenzara a dar los primeros pasos para abolir el embargo comercial impuesto al régimen totalitario.

El embargo comercial, además de ser una aberración, dentro del sistema de mercado, le permite a Fidel Castro jugar el papel de víctima internacional del imperialismo. Fidel Castro juega al levantamiento del embargo, pero no deja pasar la oportunidad de “bloquearlo” de cualquier forma.

http://manchiviri.blogspot.pt/2010/04/fidel-castro-se-dedica-emborronar_18.HTML





1 comentario:

Mario Riva dijo...

Científicos chinos ponen en duda teoría del cambio climático
3 mayo 2015 | 9
Científicos chinos afirman que el calentamiento global es ficción.
Tras reconstruir la historia de los cambios en la temperatura global de los últimos 2.500 años, un grupo de investigadores chinos llegó a la conclusión de que las altas temperaturas que se registran en la actualidad son inferiores a las registradas en otros períodos de la historia humana.
Los análisis de los componentes químicos presentes en los caparazones de almejas gigantes y en muestras de coral, demostraron que las temperaturas del mar de China Meridional durante la Edad Media, entre los siglos V-XV, fueron más altas que las que se registran en la actualidad, según dos estudios recientes de la Academia de Ciencias de China, citados por el Instituto de Estudios Estratégicos Manquehue.
Tras analizar los datos obtenidos, los científicos identificaron que entre el final de la época romana y la Edad Media se registraron periodos cálidos en la costa este asiática y el Pacífico occidental, lo que les permitió afirmar que las actuales temperaturas no son necesariamente inusuales.
Estas evidencias contradicen la visión dominante que plantea que la etapa conocida como el Período Cálido Medieval, fue un fenómeno solo europeo y no mundial. Esta visión es tomada para evidenciar que el calentamiento global es causado principalmente por la actividad del hombre. “Estas evidencias se basan en datos reales, que demuestra que la temperatura actual está dentro de un rango natural de otros cambios ocurridos en el pasado”, afirman los autores del estudio.
(Con información de Russia Today)