jueves, 15 de febrero de 2007

Valoración del General de División Arnaldo Ochoa Sanchez

El General de División Arnaldo Ochoa Sanchez perteneció a la Columna Invasora comandada por el Comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán. Después de enero de 1959 la columna desapareció como tal, pero pasó a integrar las filas del Ejercito Rebelde, del cuál Camilo fue su jefe hasta octubre de ese mismo año, en que desaparece en un “misterioso accidente de aviación”.

Lo interesante es que un mes antes de la desaparición de Camilo, Fidel Castro nombra Ministro de las Fuerzas Armadas a su hermano Raul, que hasta el momento se había entretenido a jugar al "Monopoly" en, lo que habían querido denominar "II Frente Oriental", y cuya actividad más destacada por poco le da un infarto al miocardio a Fidel Castro, cuando a Raul se le ocurrió la "brillantísima" idea de secuestrar a unos marines de la Base Naval de Guantánamo.

Así, de un plumazo, Camilo, el invasor quedaba subordinado a Raul. Lo realmente interesante es que los miembros de la tropa de Camilo, luego de su desaparición, quedaron licenciados sin explicación alguna y muchos de ellos fueron a buscar refugio a las órdenes del Che Guevara.

Sin pretender convertirme en defensor de nadie, debo comenzar por decir que para calificar de asesino a una persona lo primero que debe hacerse es mencionar a quién o a quienes ésta persona asesinó.

Es sumamente fácil decir que alguien aprendió a fusilar al lado de Fidel Castro. Por lo menos, el Che Guevara sentenció al mismo Castro cuando en uno de sus pasajes de la guerrilla en la Sierra Maestra, describe como Castro asesina (con su fusil de mirilla telescópica) a un soldado, del Ejército de la República (que en esos momentos representaba a la tiranía de Batista).
Etiopía no fue una batalla, fue una guerra compuesta por varias batallas y esa afirmación de que los “negros” eran analfabetos, de eso nada. Incluso los pilotos de combate etíopes y somalos, demostraron estar mucho mejor preparados que los cubanos.

Desde el punto de vista militar Ochoa no cometió ninguna traición a Somalia. En todo caso sería Fidel Castro el que traicionó a Siad Barre y los que sabían exáctamente el armamento y la capacidad combativa de los somalos eran, en todo caso los soviéticos, que por supuesto le pasaron la información al mando militar cubano.

Hacerse eco de Fidel Castro, para catalogar a Ochoa de delincuente es lo más ridículo que se puede leer. Ochoa compraba todos esos artículos o si lo prefieren, robaba todos esos artículos en nombre de Fidel Castro para subvencionar una guerra que hacía mucho tiempo (como mínimo cinco años) que no era bien vista por la Unión Soviética (después del fallecimiento de Brezhnev).

Alguien tiene los nombres (al menos uno) de los fusilados por Ochoa en Venezuela?

Para ser degenerado no es necesario acostarse con la mujer de ningun subalterno y la forma de expresar (Ochoa) su sexualidad fue también muy destacada por Fidel Castro en su afán de desprestigiarlo ante la opinión publica internacional y sobre todo, ante la opinión del pueblo de Cuba.

En Cuba no se quiso hacer un héroe de Ochoa. A Ochoa le fue otorgado, por el Consejo de Estado del desgobierno de Fidel Castro, el título de Héroe de La República. Todas las invenciones de que Ochoa podía hacerle la pelea a Fidel Castro no son más que maquinaciones de la Bestia Ilustrada en su afán de hacer creer, en el plano interno, que Ochoa constituía una amenaza para el régimen. Un poco más y llega a decir que Ochoa había sido reclutado por la KGB para darle un Golpe de Estado, tal y como ocurrió con Bishop en Granada.

Es totalmente falso que Ochoa haya vivído toda su vida fuera de Cuba. ¿Que tenía prebendas? Cierto. Igual a las prebendas que tienen todos los que ocupan algun cargo en el desgobierno de Fidel Castro. Si alguna vez robó (y eso no puede constituir ningún mérito) lo hizo en nombre de Fidel Castro. Si hubiera sido en la Inglaterra de Isabel I, le hubieran dado el título de Sir Arnaldo Ochoa.

Que fué rechazado por todos los generales...? ¡Ay! de aquellos que no lo rechazaran, pues hubieran caído en el más profundo ostracismo y más tarde declarados traidores a la patria y al socialismo. De facto, muchos Generales que, luego de los acontecimientos, se atrevieron a hacer comentarios (de poca importancia) en relación al asunto, pero que de una forma (velada por supuesto) guardaban algún tipo de simpatía hacia Ochoa, fueron pasados a retiro y se les acabó el pan de piquito.

A mi entender, lo ocurrido en Angola no guarda relación directa con el fusilamiento del General Ochoa. Soy del criterio de que el asesinato del General Ochoa guarda relación directa con el vínculo que éste mantenía con los principales jefes del Grupo MC del MININT, los cuales se encontraban realizando operaciones de apoyo al tráfico de drogas hacia los Estados Unidos a traves del territorio nacional cubano.

Cuando Fidel Castro recibe la información de que han sido detectadas (por parte de la DEA) las operaciones (operaciones autorizadas por Fidel Castro) y que el gobierno de los Estados Unidos se encuentra recopilando datos acerca de los implicados en las mismas, decide ponerles fin.

El grupo MC no fué capaz de parar las operaciones. Unásele a esto que en verdad hayan detectado una serie de comentarios desfavorables a la persona de Fidel Castro y su hermano Raul, por parte de los que después fueran fusilados. Entonces, ante los "errores cometidos" (no parar las operaciones) y los comentarios, Fidel Castro decide que no son confiables y que en cualquier momento, cualquiera de estos funcionarios, le podían traicionar y de hecho convertirse en un testigo fundamental de una acusación como traficante de drogas (por parte de los Estados Unidos) a Fidel Castro.

Digo asesinato del General Ochoa, porque en la farsa de juicio a que fueron sometidos nunca le probaron al General Ochoa que hubiese participado en, u organizado una operación de narcotráfico. En todo caso lo único que se menciona, en el "juicio" es que tenía planes para realizarlas en gran escala, más la vinculación de su ayudante personal con el Cartel de la droga del colombiano Escobar.

Verdaderamente hoy me asalta la duda de que fuera un proyecto de Ochoa. Dudo también de que la famosa cuenta bancaria a nombre de Ochoa fuera de total desconocimiento de Fidel Castro, asi como también me quedará, por siempre, la duda de que los contáctos del ayudante de Ochoa con los narcotraficantes colombianos fuera desconocido por el desgobernante cubano.

Cuando una persona realiza alguna actividad a favor de otra, y lo hace con buenas intenciones e identificado con ésta, le es muy difícil asimilar que ésa misma persona lo pueda abandonar y traicionarlo. El juicio de Ochoa fue una bola de contradicciones y pasará a la historia como un ejemplo de como se puede sacrificar a un grupo de hombres para aparentar salvar la honra de un Tirano.

Ochoa sabía, perfectamente que ya los rusos no estaban de barriga con Fidel Castro. Por aquellos tiempos, Fidel Castro no perdía la oportunidad de criticar todo cuanto hacían los rusos (me refiero a la Glasnost y la Perestroika). La inteligencia rusa hacía rato que no compartía información con la cubana y si lo hacía era de forma desinformativa. Esto fue fácil de advertir cuando en Granada, el Golpe de Estado contra Bishop fue totalmente de izquierda y en combinación con la inteligencia soviética. En esa oportunidad Fidel Castro se vio más solo y perdido que el Llanero Solitario, puesto que a él, al hombre mejor informado del mundo le habían pasado gato por liebre. Creo que ha sido uno de los papeles más ridículos de toda su historia.

Durante el desarrollo de acciones combativas es muy difícil determinar que es lo correcto o lo incorrecto en relación con las bajas humanas (puedes hacer cálculos), pero solo después de concluídas podemos realizar un análisis. Cuando los romanos, por ejemplo, a nadie se le hubiera ocurrido decirle a Pirro que estaba equivocado y después de ganar la famosa batalla, Pirro pasó a la historia en forma de ejemplo de lo que no se debe hacer, pues ganar perdiendo más de las tres cuartas partes de las tropas hoy en día constituye una victoria pírrica.

No sé si en los círculos más íntimos de Ochoa, éste habría formulado alguna crítica a Fidel Castro o se habría burlado. Por lo menos delante de mí jamás se pronunció en forma directa en contra de Fidel Castro ni de su hermano Raúl aunque no es menos cierto que era tremendo fodedor cubano y siempre tenía una anécdota o un chiste (muchas veces picante) sobre la situación de las tropas.

Es posible que ésta jocosidad le haya molestado, en algun momento, a Fidel Castro. Es posible, también que haya actuado de forma adversa ante la interpretación de una orden, pero eso tampoco me consta.