miércoles, 8 de febrero de 2012

¿Qué pasa en Siria?

Sobre un artículo publicado por Dalia González Delgado en el órgano oficial del régimen dictatorial totalitario y neofeudal de los hermanos Castro Ruz.

Qué pasa en Siria, y sobre todo, qué pasará en los próximos días, son preocupaciones de gran parte de la comunidad internacional

Los debates recientes en el Consejo de Seguridad de la ONU fueron un avance, mostraron posiciones. Estados Unidos, la Unión Europea y la Liga Árabe piden un cambio de régimen (palabra mágica solo utilizada, curiosamente, para referirse a gobiernos dictatoriales). Digo palabra mágica, pues no se utiliza para designar aquellos gobiernos monárquicos autocráticos, que imperan en países productores de petróleo.

El plan propuesto es el de establecer un Consejo de Transición, como representante del pueblo sirio, al mejor estilo de “partido único”, del que ya todos conocemos, teniendo en cuenta que el régimen de Bashar al Assad el único apoyo que tiene son las armas rusas (que le son vendidas a granel).

El pueblo sirio no ha necesitado, en más de un año de masacres indiscriminadas, de “insurgentes” armados (del tipo de Gadaffi) para rebelarse día a día contra una tiranía inmunda.

Las sanciones tardías de los países democráticos y de la liga Árabe son una consecuencia directa de la negativa del régimen de Assad en relación a propuestas de reformas insignificantes.

Ante la masacre, las tropas sirias se rebelan y muchos han sido los soldados y oficiales asesinados por negarse a matar a su propio pueblo.

Es necesario, al igual que en Libia, acabar de una vez por todas con un régimen dictatorial, totalitario y neofeudal. Pero esta vez Rusia y China han vetado la resolución contra Bashar al Assad.


Los gobernantes de estos países tienen temor de que les ocurra algo parecido, en sus relaciones con los independentistas chechenos y tibetanos. Necesitan que los países democráticos les den algún tipo de garantía.

Todos conocemos que el pueblo ruso trata (infructuosamente) de ser un país democrático. Lamentablemente, una rama del KGB se ha hecho con el poder y mantiene a esa gran nación en un compás de espera.

Del gobierno chino: Bueno, es tan totalitario y neofeudal como siempre lo ha sido. Mantiene bien atadas las cuerdas del poder, pero no será por mucho tiempo.

Dalia:

Las manifestaciones populares no las pudiste ocultar en tu artículo. Efectivamente, se produjeron por problemas internos graves. Bashar al Assad ordenó masacrar a la población, en vano intento por aplacar las protestas. El mismo lo ha tenido que reconocer.

De ahí a enmendar los “errores” existe la gran distancia que han puesto los países de la Liga Árabe que, no siendo mansas palomas en este sentido, se han horrorizado de lo visto por la comisión enviada al efecto.

La amnistía a los presos llegó muy tarde. Lo del secuestro de la oposición (cuando citas a Ernesto Gómez Abascal) por intereses extranjeros es tan falso que mueve a risa.

¿Por qué la Primavera Árabe?

Es efectivamente un fin económico en sí mismo. No es nada simplista y si muy realista.

Para cualquier hijo de vecino es de una claridad meridiana que la imposición en Siria de un sistema dictatorial totalitario servil a la antigua URSS significaba un eslabón más para luchar en contra de la ONU y la creación del Estado de Israel.

Por supuesto que el asunto persigue claros objetivos políticos y geoestratégicos. Pero, no se trata de eso, sino de que están masacrando al pueblo sirio desde hace más de un año.

Y es también de suponer, que con un gobierno favorable a los países democráticos, el gobierno libanés se muestre menos cauteloso.

Finalmente y como consecuencia del aislamiento regional, se pondrá fin a la macabra pantomima del retrogrado “régimen islámico” en Irán.

La influencia rusa no es decisiva, a no ser en lo concerniente a los acuerdos diplomáticos. El puerto de Tartús no tiene mayor significado estratégico militar, a no ser el de reabastecimiento.

Las seis petro-monarquías de la Liga Árabe, juegan al de: “Si te apoyo, no me tocas”. Es la política de “estira la liga”.

Darle tiempo al tiempo.

Al final tendrán que desaparecer.



Wikio – Top Blogs