miércoles, 26 de octubre de 2011

El Che Guevara: la traición y la emboscada en Puerto Mauricio (Vado del Yeso)

Una sola circunstancia, obviada en los medios oficiales, hace que la columna guerrillera, de Ernesto Guevara (Che), quedara separada de la columna guerrillera bajo el mando de Vitalio (Vilo) Acuña, conocido en la guerrilla boliviana como Joaquín.

La única orden recibida por Joaquín, de parte de Guevara, consistía en permanecer durante tres días (en la zona), esperando su regreso y prestando atención a los enfermos. Transcurridos cuatro meses intentando encontrarse, Joaquín decidió seguir el curso del río Ñancahuazú.

Ahora bien: ¿Por qué no se encontraban ambas columnas?

Los mapas que utilizaban los guerrilleros habían sido adulterados en La Habana por un oficial de cartografía conocido como “El “espía” Francisco”, quién sería fusilado a raíz de los acontecimientos.
Lo recuerdo perfectamente, porque los militantes del partido (hasta nivel de secretarios generales de núcleos) fuimos convocados al teatro de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), donde nos proyectaron (editado, por supuesto) el juicio y fusilamiento del “espía-traidor”.

Pasados los meses, la columna de Acuña, conoce que la columna de Guevara avanza hacia el sur e intentan nuevamente establecer contacto. El 30 de agosto llegan a la casa de Honorato Rojas (ya lo conocían con anterioridad) y cándidamente (totalmente impropio de un grupo guerrillero) le pidieron ayuda.

Confiados (nuevamente impropio) en la palabra de Rojas pasaron la noche en la finca. Mientras tanto el ejército boliviano preparaba la emboscada.

En las dos orillas del vado denominado Puerto Mauricio y no del Yeso, las tropas anti-guerrilleras (rangers) del ejército boliviano establecieron sus puntos de emboscada.
En horas de la tarde del 31 de agosto de 1967, los guerrilleros no entraron a la casa de Rojas. Comieron con premura, en el patio.
Un personal altamente cualificado y veterano de muchísimos combates, hicieron caso omiso a la ley fundamental del guerrillero: la desconfianza y la exploración.

Braulio, cuyo nombre verdadero era Israel Reyes Zayas (campesino de origen, y revolucionario de profesión), se incorporó a las tropas rebeldes del II Frente Oriental Frank País, distinguiéndose en varios combates.
Es apodado "Aziri" entre los internacionalistas que acompañan al Che en el Congo, y "Braulio" en el destacamento guerrillero de Bolivia, donde se destacó por el cumplimiento de diferentes misiones y se convirtió en la “fuerza y el espíritu” de la Retaguardia).

Ese día Braulio caminaba a la vanguardia de la columna, golpeando el agua del río con un machete. Mucho ruido, algo que el guerrillero debe evitar.
A mitad del río indica “avanzar”. No hay terreno explorado y todo el grupo (ya a eso no se le puede llamar guerrilla) avanza.

De esta forma: estúpidamente, son acribillados los nueve hombres y una mujer llamada Tamara Bunke.
Al día siguiente llegaría Guevara al lugar. Aun existen dudas de que el mítico “Che”, llegara a enterarse de los pormenores allí ocurridos.

En su diario de campaña, Guevara no quiere reconocer (como ciertas) las noticias que escucha por la radio.



 


 


 


 


 


Wikio – Top Blogs

3 comentarios:

Lazaro Gonzalez dijo...

estimado manchiviri, no conocia el asunto de los mapas alterados. no puede haber sido una "iniciativa" del cartografo "espia", sino una orden recibida.

Lazaro Gonzalez dijo...

por alguna razon este importante post carece de un feed o link para enlazarlo.

Mario Riva dijo...

Estimado Lázaro, ha pasado mucho tiempo y ahora solo resta sacar conclusiones. Este juicio y fusilamiento tuvo poco seguimiento en su época. Guevara ya era pasado. A sus enemigos les importaba un pito. Los amigos debían reforzar el mito y la leyenda, en momentos en que muchos se hacían preguntas jamás respondidas.