domingo, 9 de noviembre de 2008

La Intervención norteamericana en la Guerra de Independencia de Cuba y los rencores colaterales


El General Calixto Garía Iñiguez
a la derecha del General William Ludlow

El periodista Will Weissert, en un trabajo publicado el “El Nuevo Herald”, bajo el título “Rencores por batalla de 1898 siguen vivos en Cuba”, pide que nos olvidemos del bloquebargo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos al régimen totalitario de Fidel Castro y pretende demostrar que las consecuencias directas de lo que ocurre en Cuba provienen de la intervención militar yanqui en la guerra de independencia de los cubanos.

Muy escuetamente, dice el Sr. Weissert que “…Si bien todo empezó como una guerra por la independencia de Cuba, los estadounidenses les prohibieron a los cubanos ingresar a Santiago y negociaron ellos mismos la paz con España…”

La Guerra de Independencia de Cuba se encontraba acéfala en esos momentos. Los dos principales artífices de la misma habían muerto en combate. José Martí en Dos Ríos y Antonio Maceo en Punta Brava.
Muerte de Martí en Dos Ríos
Los norteamericanos enviaron un “mensaje a García”, en el cual le solicitaban la cooperación de sus fuerzas en apoyo al desembarco, por las costas orientales de Cuba.
El General García, a la sazón Lugarteniente General del Ejército Libertador, sin consultar previamente con el General en Jefe, Máximo Gómez, ni con el Presidente de la República en Armas, accedió a tal petición. Luego alegó que no había tiempo que perder pues la situación militar de los mambises se deterioraba después de la caída en combate de Maceo el 2 de diciembre de 1897.
Muerte de Maceo en Punta Brava
Lo que no recoge la historia es, que jamás el gobierno de los Estados Unidos de Yanquilandia había reconocido al Gobierno de la República de Cuba en Armas.
De haberlo hecho, le hubiera correspondido entrar en Santiago de Cuba al Presidente cubano (de la República en Armas) y al General en Jefe Máximo Gómez. No obstante, fue Calixto García Iñiguez el que entró en Santiago de Cuba, acompañado de su Estado Mayor.
Lo que no permitió el Gobierno de Yanquilandia fue la entrada de las tropas mambisas en la ciudad.
El General Máximo Gómez Baez,
a caballo
Al no estar reconocido el Gobierno de la República en Armas, los norteamericanos no se vieron nunca en la obligación de convidar a nadie a la firma de los acuerdos de paz con España.

Calixto García fue invitado, bajo la condición de no tener ni voz, ni voto. Ante ésta situación y reconociendo que había cometido una indisciplina que había puesto la libertad de Cuba en una situación de limbo político, no aceptó la invitación y escribió una carta de desagravio.







 
Después de cuatro años de estar gobernando Cuba y ante el esfuerzo de los patriotas cubanos por alcanzar la independencia, los Estados Unidos de Yanquilandia fueron “magnánimos” y concedieron la independencia bajo la condición de una Enmienda propuesta por el Senador Platt, en la cual, entre otras tantas cosas, quedaba en suspenso la situación territorial de la Isla de Pinos, la imposición de tres bases norteamericanas en suelo cubano, supuestamente carboneras (pues en aquella época aun los barcos se movían con ese tipo de combustible), así como el derecho (humillante) de intervenir en los asuntos internos de Cuba cuando se les antojase.
Senador Orvill H. Platt
La guerra comenzó con el hundimiento del barco militar estadounidense Maine en el puerto de La Habana, el 15 de febrero de 1898, cuando la nave protegía los intereses norteamericanos en Cuba. Murieron 267 estadounidenses.

Uno de los tantos hechos diluidos en la historia. ¿Qué necesidad tenían, los españoles, de hacer explotar un acorazado en plena bahía de La Habana? Mayores motivos hubieran tenido los mambises en tal empeño. Lo que al parecer está claro (en nuestros días) es que aquello no pasó de un accidente, aprovechado hasta las máximas consecuencias por, el gobierno y la prensa de Yanquilandia, para desatar, no la primera guerra de expansión territorial (ya le habían arrebatado a México más de la mitad de su territorio), pero sí una de las tantas a nivel mundial.
Un detalle muy importante, en los tiempos que vivimos es, que la mayoría de los 267 norteamericanos que murieron eran negros.

Dice Weissert que “…El pacto de libertad y fraternidad se diluyó pronto y las intervenciones estadounidenses facilitaron la instalación de una serie de gobiernos débiles y corruptos…”
Si alguna vez existió un pacto de libertad y fraternidad, no tuvieron tiempo de ponerlo en práctica. Las leyes impuestas por los norteamericanos, resultantes de los acuerdos de paz con España, preveían el respeto por las propiedades de los comerciantes y terrateniente españoles. No hubo compensación de guerra de los vencidos españoles a los cubanos, pues estos, al no ser reconocidos como vencedores, nada tenían que reclamar.

Los jefes mambises, en su mayoría de las provincias orientales, habían quedado arruinados después de la guerra. De esta forma y comprando, al barato, los norteamericanos se hicieron dueños de la mayor parte de las tierras productivas orientales, dedicándolas (en su mayoría) a la producción de caña de azúcar.

La economía continuaba prácticamente en manos españolas, mientras que los que dirigían la política eran unos muertos de hambre, llenos de glorias no reconocidas, pendientes de una espada de Damócles a la primera que no correspondiera a las exigencias yanquis. Debilidad, corrupción y mucho odio de los cubanos (de todas las denominaciones) hacia lo que consideraban una traición de los llamados “campeones de la libertad”.
Hasta que apareció Fidel Castro, dice Weissert.

Desde el inicio, Fidel Castro demostró ser un avezado político. Demagógicamente vinculó la revolución (que fue de todos los cubanos y no solamente de Fidel Castro) a la lucha por la independencia de 1898. Claro está, Fidel Castro, ni ninguno de los líderes de los grupos insurreccionales (como pudiera haber sido el Directorio 13 de Marzo) había pactado, esta vez, con el gobierno de Yanquilandia. El único que había hecho el intento de que los yanquis intervinieran en la revolución, había sido Raúl Castro, cuando el famosos secuestro de los norteamericanos de la Base Naval de Guantánamo.

Weissert afirma que: “…El resentimiento de los cubanos con el gobierno estadounidense data de antes de Castro. Muchos cubanos piensan que la isla se hubiese independizado de España sin necesidad de una intervención estadounidense…”

Hay muchos que piensan y así nos lo han inculcado desde que tengo uso de razón, que los mambises hubieran ganado la Guerra de Independencia a España, sin la intervención de los Estados Unidos de Yanquilandia. Nada más falso.

España aun era una potencia mundial y tenía recursos suficientes para mantener un ejército de un millón de hombres en la isla de Cuba. Sin embargo, en las filas cubanas predominaba el desaliento al no estar presente José Martí, el aglutinador de todas las fuerzas mambisas y faltar el brazo ejecutor, Antonio Maceo. Los recursos escaseaban.

El gobierno de los Estados Unidos de Yanquilandia no colaboraba con la insurrección cubana desde su territorio. Todo lo contrario, cada vez que podía requisaba los alijos de armas y estipulaba grandes multas a los “traficantes” (mambises).

La política de reconcentración de Valeriano Weyler había exterminado los campos cubanos y la tea incendiaria de Máximo Gómez había acabado con lo poco que quedaba. Los mambises se morían de hambre.

Weissert cita a un profesor de la Universidad de Carolina del Norte, llamado Luis Pérez, el cual dice lo siguiente: “…el episodio de 1898 afectó tanto las aspiraciones de los cubanos de controlar su propio destino que sigue teniendo un importante impacto en la sociedad cubana. Agrega que Fidel y Raúl Castro fueron un producto del malestar generado por la batalla de la Loma de San Juan, no los causantes de ese enojo…”

Discrepo con el Profesor Luis Pérez. Fidel y Raúl Castro no son un producto del malestar generado por la Batalla de la Loma de San Juan. Ellos lo que han sabido hacer es utilizar, en beneficio propio, los efectos históricos de la intervención norteamericana en Cuba.

30 comentarios:

Gonzalo Valdés-Busto de Iznaga dijo...

El eje de la política colonial de Cánovas era la defensa a ultranza de la integridad territorial española, aunque no fue exclusiva de Cánovas, empleando, si preciso fuere "hasta el último hombre y el último peso", si bien esta frase la haya pronunciado Sagasta y no Cánovas. El inmovilismo de Cánovas con la "pavorosa cuestión de Cuba", como se le conocía entonces, no fue total a mediados de la década de 1890, en cuanto a la intención de promulgar reformas en el futuro y, de hecho, el primer anuncio lo hace público en su discurso a la Corona del 11 de Mayo de 1896 y, finalmente, el 4 de febrero de 1897 firmaba el decreto por el que se remitía con carácter urgente al Consejo de Estado un proyecto de ampliación de reformas para Cuba y Puerto Rico. Su contenido ampliaba las facultades de Ayuntamientos y Diputaciones, que había previsto la reforma Abárzuza, aunque era mucho más ambiciosa que ésta última, e incluso a la que había proyectado [Maura] en 1893, como el propio Antonio Maura así lo reconoció según afirma Juan Ortega Rubio (Historia de España T VII, Editorial Bayli-Bailliere e hijos, Madrid, 1909, p. 225). Por supuesto, las circunstancias no eran las mismas que en las reformas proyectadas con anterioridad, por la sangrienta e incendiaria insurgencia desatada en Baire el 24 de febrero de 1895. De hecho, estas reformas de Cánovas, que las llevó a cabo Sagasta, pues Cánovas fue disparado en agosto de 1897, fueron tardías. La independencia de Cuba era ya inminente. Cánovas sabía que, de haber sido otorgada antes una auténtica autonomía en Cuba, ésta obtendría su independencia en pocos años, y esa fue una de las razones de su reticencia en implementarla. Según el historiador cubano Manuel Moreno Fraginals, el disparo que salió del revolver de Angiolillo aquel 8 de agosto, fue apretado en La Habana, pues las fuerzas insurrectas habían dado ya una rotunda negativa a aceptar cualquier reforma proveniente de laa Cortes, que no fuera la totaL y absoluta independencia de Cuba.

Creo que, a la luz de los acontecimientos, Cuba debería de haberse acogido a la amplia autonomía dada por el gobierno de Sagasta, y debo concluir con Javier Rubio, que "tan anómala consecuencia de soberanía, [como la que ocurrió], sucedió porque los Estados unidos rehusaron reconocer la independencia de Cuba cuando pudieron y debieron hacerlo -al intervenir militarmente en Cuba- con el fin de poder determinar cuando, y en qué condiciones, Cuba había de acceder a la independencia.

Inmediatamente después porque hubo no pocos gobernantes españoes que con su intransigencia, e invidencia de la auténtica realidad de Cuba, no supieron conceder la independencia, o la autonomía que llevara pacíficamente a ella, cuando ya era procedente.

Y por último, dicho sea con profundo respeto y afecto, porque la impaciencia y falta de visión de los propios próceres y patriotas cubanos, dificultó notablemente la solución pacífica en determinados momentos cruciales de su marcha larga hacia la independencia."

Si hubiera sido así, una vez arriada la bandera española, se habría izado la cubana, en lugar de la multiestrellada de la unión americana.

Un saludo.

Anónimo dijo...

No estoy para nada de acuerdo con el articulo antes escrito.La independencia de Cuba la hubieran ganado los mambises con o sin la ayuda estadounidense.España para ese entonces hacia tiempo que no era una potencia europea.Su gobierno no tenia una peseta para seguir costeando la guerra.Su ejercito estaba destrozado por las enfermedades y una guerra de tres años que no tenia para cuando acabar.Los mambises controlaban grandes zonas rurales y el ejercito español apenas controlaba las ciudades principales del pais.Tan solo cincuenta mil soldados españoles estaban aptos para salir en campaña.De aquellos doscientos mil soldados que España habia enviado la gran mayoria habian muerto,o estaban enfermos en hospitales,o habian sido enviados de regreso a la peninsula por estar desabilitados.Pasa que los mambises tambien estaban cansados,despues de haber peleado una guerra contra el ejercito español y haber tenido al gobierno de UsA capturandole todas las expediciones de armas,los cubanos se habian estancado un tanto en el avance de los acontecimientos,pero aun asi,estaban ganando,por un minimo margen,pero estaban ganando.La ayuda de UsA fue solo una justa compensacion luego de haber estado apoyando a España durante toda la guerra.Se imaginan si desde un principio los Estados unidos le hubieran regalado las armas a los mambises y no le hubieran vendido un solo fusil a los españoles?Estoy seguro que esa guerra la hubieran ganado los mambises en menos de un año,pero no fue asi,decidieron ayudar a España y dejar que el conflicto se alargara inutilmente.Finalmente,al ver que España no avanzaba,y debido a presiones politicas decidieron compensar a los mambises.Esa es la historia,la victoria al final seria cubana,pero gracias a la intervencion de Usa se logro acelerar un tanto.Saludos.

Mario Riva dijo...

Podrá o no estar de acuerdo con el artículo. Eso no quiere decir que tenga razón en lo que escribe. Lo que le debe quedar claro es, que los mambises no ganaron la guerra. Mucho menos es cierto que fueran los norteamericanos los que ayudaran a los insurrectos cubanos. Todo lo contrario.

Analicemos una cronología de la época:

1895

Mayo 19. Muere José Martí en su primer aparición en el campo de batalla en Dos Ríos.

Junio 30. Gómez manda a Maceo para comience los preparativos para una invasión de la parte occidental de la isla. Había sido determinado que la carencia de una invasión de la parte occidental fue una de las razones del fallo de la guerra de los 10 Años.

Septiembre 13. En Jimaguayú, Camagüey, la asamblea constituyente, integrada por delegados de Oriente, Camagüey y Las Villas, se reúnen par organizar la república Cuba y su gobierno. Eligen a los siguientes funcionarios:
Salvador Cisneros Betancourt - Presidente
Bartolomé Masó - Vice Presidente
Tomás Estrada Palma - Delegado Plenipotenciario y Represéntate en el extranjero
Máximo Gómez General en Jefe del Ejército
Antonio Maceo Teniente General

Octubre 22. Comienza la invasión de la parte occidental de Cuba.


Noviembre 30. En la ciudad de Lázaro López, en Camagüey, Gómez y Maceo (conocidos por los españoles como el zorro y el león) combinan sus fuerzas (2,600 hombres) y comienzan la marchar hacia Las Villas y el occidente.

Mario Riva dijo...

Diciembre. Durante el año a Cuba han llegado de España, 98,412 tropas regulares, y las fuerzas voluntarias en la isla han aumentado a 63,000 hombres. Estas fuerzas son aumentadas constantemente por tropas frescas de la península, y antes del fin de 1897 hay 240,000 soldados regulares y 60,000 soldados irregulares en la isla, luchando contra los rebeldes.

1896

Enero 7. Martínez Campos renuncia como Capitán General, y España nombra al General Valeriano Weyler y Nicolau como su reemplazo. Hasta su llegada, Sabas Marín es el Capitán General temporario. Cerca del noroeste de La Habana, Gómez y Maceo llevan a cabo una reunión de estrategia. Acuerdan separar sus fuerzas, Maceo continuará hacia Pínar del Rió, y Gómez permanecerá en La Habana, con la parte más grande de las fuerzas.

Enero 8. Maceo y sus tropas cruzan la trocha desde La Habana y entran en Pinar del Río.

Enero 22. La última meta de la invasión de occidente se alcanza. A las tres de la tarde, las tropas de Maceo llegan a Mantua, la ciudad más occidental de la isla. La población se reúne en las calles para ver al famoso rebelde, y las tropas hacen un desfile a la cabeza se encuentra, una nueva tropa dé caballería formada por Pinareños.
Febrero 11. El General Valeriano Weyler y Nicolau llega a Cuba. Su prioridad militar más alta es la destrucción de Maceo.
Febrero 17. Weyler anuncia la política de la reconcentración. Se le dan ocho días a los habitantes que vivan afuera de las áreas fortificadas para mudarse para las ciudades ocupadas por las tropas españolas. Después de ese tiempo, cualquier persona que fuera encontrada afuera de las áreas señaladas seria considerada un simpatizante del enemigo y fusilada.

Mario Riva dijo...

Marzo. Desembarca en Oriente Calixto García.

Abril 18 - 26. Mientras esperaba por pertrechos de guerra, Maceo se refugia en las montañas de Tapia. Los españoles en varias ocasiones atacan esa posición natural de defensa, pero cada vez son rechazados. Conociendo que una expedición con materiales de guerra enviados desde los EE.UU.. Maceo burla al enemigo. En la batalla de Cacarajícara, contra una columna de casi 1,000 soldados, dirigidos por el General Suárez Inclán, sus tropas fueron reducidas a 170 hombres. En un critico momento de la batalla, el coronel rebelde Juan E. Ducasse llega con rifles, refuerzos, y 1,000 cartuchos de municiones. Las fuerzas enemigas son obligadas a retirarse.

Junio 6. El corresponsal del London Times en La Habana, Coronel Charles E. Akers, escribe: "con un ejército de mas de 175.000 hombres, con materiales de todas clases y en cantidades ilimitadas, buen tiempo casi nada de enfermedades entre las tropas, en una palabra, con todo a su favor, el General Weyler no ha podido derrotar los insurrectos en la provincia de Pinar del Río, a unas dieciocho millas del centro de las líneas españolas, está acampado desde Marzo pasado el General Rebelde Antonio Maceo con su ejército rebelde casi a la vista de 60,000 soldados españoles. No hay pretexto de que no saben la posición de Maceo ya que un general español me ha indicado a mí el punto exacto donde estaba el campamento de los insurrectos. Los españoles con frecuencia se jactan que Maceo no podrá cruzar la trocha, esto está probado de no ser cierto. Indudablemente, siempre que le satisfaga al jefe insurrecto, él tendrá éxito en romper la línea, y mientras tanto, es bastante para que él permanecer donde él está y obligar a más de la tercera parte del ejército español a permanecer a la defensiva."
Junio 19. Las fuerzas de Weyler atacan Maceo en San Gabriel de Lombello.

Junio 24. En el quinto día de la batalla (en San Gabriel de Lombello), Maceo sostiene la herida número 24 cuando una bala de rifle le rompe un hueso en la porción más baja de una de su pierna. Le llevan a la casa de un rebelde en la Cordillera del Rosario por nueve días para recuperarse.

Mario Riva dijo...

Julio. A principio del mes, José Maceo renuncia a su puesto de comandante de la provincia de Oriente (para permitir que Calixto García asuma el control.)

Julio 5. José Maceo muere en la batalla de la Loma del Gato.

Por los parajes orientales, bregando con su tropa, se encontraba José Maceo aquel cinco de julio de 1896 cuando se entabló férreo combate con fuerzas españolas.
Poco tiempo después de iniciada la lucha, los soldados, estupefactos, vieron como el general se desplomaba de su caballo soltando el revólver que tenía en la diestra.
Mortalmente herido es atendido por su médico que no da esperanzas de vida. Pocas horas después fallece, dejando un gran vacío en las filas del Ejército Libertador.
José Maceo fue asesinado por uno de sus asistentes de guerra. Se dice que existía una guerra interna entre los mandos blancos y negros del ejército insurrecto.

Nota de Manchiviri: Algo andaba mal. Solo se me ocurre (ya esto es suposición mía) que se estaba cocinando la intervención norteamericana en Cuba por parte de Estrada Palma y Calixto García. Con el General Antonio aislado en el occidente del país, el General José constituía una seria impedimenta para los planes de Calixto y Estrada Palma.

En 1874 Calixto García, se había intentado suicidar "para no caer prisionero en manos del enemigo". Había preferido la cobardía del suicidio, a enfrentar la muerte en el campo de batalla. (fin de la nota).

Septiembre 18. A Maceo le llega la expedición de coronel Francisco Leyete Vidal y obtiene 500,000 cartuchos de municiones, mil rifles, dos mil libras de dinamita, un cañón con 100 balas y tres artilleros americanos. También se le une Francisco (Panchito) Gómez Toro el hijo más joven de Máximo Gómez.

Mario Riva dijo...

Octubre 1. En Ceja del Negro, las tropas de Maceo son atrapadas por tres columnas españolas. Después de tres días de lucha, los rebeldes son victoriosos, pero sufren 277 bajas. Maceo se queda con solo 200 hombres.

Octubre 29. En EL Roble, Maceo recibe una carta de Máximo Gómez que solicita su urgente regreso a Camagüey. Él se entera que han quitado a Gómez de su puesto como General en Jefe de los ejércitos revolucionarios. ?????

Noviembre 9. En un encuentro con las fuerzas de Weyler en el valle de Tapia, Maceo pierde 77 soldados.

Diciembre 4. Maceo y 17 hombres cruzan la trocha por el mar, por el puerto del Mariel, esto requiere cuatro viajes en un pequeño barco. Son avistados por una guarnición española. Los rebeldes toman el refugio en la Merced, un central azucarero abandonado.

Diciembre 6. Todavía esperando por sus caballos, Maceo da la orden para comenzar a marchar hacia el central azucarero Garro.

Diciembre 7. Antonio Maceo muere en la batalla de Punta Brava. También se muere Panchito Gómez Toro.

Luego de la caída de Antonio Maceo, es nombrado por Gómez, con el acuerdo del Gobierno de la República de Cuba en Armas, Lugarteniente General del Ejército Libertador

Octubre 31. El Capitán General Ramón Blanco y Erenas reemplaza al General Valeriano Weyler como de Gobernador General de Cuba.

Mario Riva dijo...

1898

Enero 1. España otorgó autonomía limitada a Cuba.

Marzo 13. El general Máximo Gómez derrota tropas españolas en Majagua.

Marzo 20. Máximo Gómez rechaza una oferta del Capitán General español Ramón Blanco de una alianza entre ejército Libertador Cubano y las fuerzas españolas contra una invasión de Estados Unidos.

Abril 15. El Capitán General Ramón Blanco llama a un concilio de guerra en La Habana pero sólo los comandantes de las fuerzas españolas, en occidente pudieron asistir porque los de Cuba oriental están abajo los ataque de los mambíes.

Abril 19. Fue aprobada la "Joint Resolution" del Congreso de los EE.UU. "Cuba es y de derecho debe ser libre e independiente" Al día siguiente quedo convertida en Ley al ser firmada por el presidente Mc Kinley.

Abril 24 El presidente de la República cubana en armas, el General Bartolomé Masó publica el Manifiesto de Sebastopol y reitero el lema mambí de "Independencia o Muerte".

Abril 25. El Congreso de los EE.UU.. declara formalmente la guerra.

Abril 26. El general Calixto García Iñiguez informa al Delegado Tomás Estrada Palma en Cuba que su ejército ocupaba los pueblos abandonados por el ejército español.

Mayo 1. "El mensaje a García". El Teniente del ejército Los EE.UU... Andrew S. Rowan, con la ayuda del gobierno de EE.UU.., la delegación cubana en la Nueva York, y los mambises en Cuba, hizo contacto con el General Calixto García en Bayamo para buscar su cooperación y para obtener para el ejército la evaluación política de Cuba. Este contacto benefició el Ejército Libertador cubano e ignoró totalmente al Gobierno de la República en armas.

Mario Riva dijo...

Mayo 10. Tomás Estrada Palma, representando al Gobierno de la República de Cuba en armas, comunica al Presidente McKinley que el General en Jefe Máximo Gómez y el Teniente General Calixto García cooperarían en las actividades de tierra y mar con los EE.UU..

Nota de Manchiviri: Luego de la intervención norteamericana y la derrota española, se firma el tratado de Paris entre España y los Estados Unidos. Debido a la traición de García, el gobierno de los Estados Unidos no se ve en la obligación de reconocer al gobierno de la República en Armas. Esa es la razón por la cual, no hay representación cubana en aquel tratado, que en vez de reconocer la independencia de Cuba, la convierte, de hecho y por derecho de conquista, en una colonia yanqui. Por la misma razón, los acuerdos de Paris no contemplaban compensación alguna a la parte cubana y permitía (bajo protección norteamericana) las propiedades y negocios españoles en la isla.

España no sería, en aquellos momentos una potencia de primera categoría en Europa. No obstante, mantenía un ejército de un cuarto de millón de hombres en una isla del tamaño de la provincia de Andalucía, devastada tanto por la tea incendiaria de Máximo Gómez, como por la reconcentración de los campesinos cubanos en las ciudades. Por otra parte, los norteamericanos impedían, a toda costa el envío de suministros (de cualquier tipo) a los insurrectos cubanos. Las fuerzas mambisas y españolas sufrían los efectos de las enfermedades. Los cubanos pasaban hambre.

Por otra parte, los españoles se esforzaban por dividir a los insurgentes, negándose a combatir e intentando un armisticio como aquel del Zanjón, junto con la tardía concesión de la autonomía. Esa política estaba dando frutos.

Mario Riva dijo...

Los Estados Unidos de Yanquilandia, no ayudaron para nada a los mambises cubanos. Sus intereses hegemónicos necesitaban el control absoluto (político-económico) de la América toda. Esa es la verdad. Cuba no le interesaba ni como Estado Libre Asociado. En ningún momento fue una compensación y sí un ultraje.

Anónimo dijo...

Bueno, eso de que Espana aun tenia un cuarto de millon de hombres en Cuba para 1898 es risible. En esa epoca segun fuentes oficiales solo habian en Cuba 60000 soldados aptos para combatir, y muchos se encontraban incluso muy debiles. Tal es asi que el nuevo Capitan General Ramon Blanco califico al ejercito que habia heredado de Weyler como "anemico y enfermo, apenas con fuerzas para combatir". Los mambises aun tenian 30000 hombres que iban a seguir en la pelea, por eso la autonomia, porque Espana se dio cuenta que no podia seguir con esa guerra. Segundo, los mambises seguian manteniendo sus posiciones en toda la isla, hasta en La Habana se daban el lujo de hacer de las suyas. Tercero, el tesoro espanol ya estaba vacio, tal es asi que el ministro Pi Margall dijera con toda razon que Espana estaba exhausta, y que habia que buscar la manera de salir de Cuba lo antes posible. Por ultimo, faltaba el verano del 98 que seria el verdugo final del pobre ejercito espanol. Decir que los mambises no ganaron la guerra debido a la intervencion americana es como decir que los britanicos y sovieticos no ganaron la guerra mundial debido a la entrada dd estados unidos, o que los coreanos del sur no ganaron la guera en 1953 debido a la ayuda de la ONU, o que los guerrilleros espanoles no ganaron la guerra peninsular debido a la ayuda de Inglaterra y Portugal, o que los estados unidos no ganaron la guerra de las trece colonias por la ayuda que recibieron de Francia. La intervencion de un aliado no le quita la victoria al ejercito que lleva tiempo combatiendo y aun esta con las armas en la mano al momento de la intervencion, sobre todo si se tiene en cuenta que para ese momento ningun bando ha podido ganar y la guerra esta estancada. Eso amigo Riva es logica militar, creo que usted es demasiado proespanol y anti norteamericano, no le parece?

Anónimo dijo...

Los mambises ganaron.

Mario Riva dijo...

Es risible también la cifra de 30 mil insurrectos por parte de los mambises. La tea incendiaria de Máximo Gómez y la "Reconcentración" de Valeriano Weyler, (la reconcentración fue el embrión de los campos de concentración nazis) habían dejado los campos de Cuba destruídos y sin campesinos que labraran la tierra. Por tanto, las fuerzas mambisas no tenían sustento. Los alijos de armas y provisiones provenientes de los EStados Unidos de Yanquilandia habían sido detenidos por el gobierno de la Unión.
De esa manera cubanos y españoles se encontraban hambrientos y enfermos.
Es necesario recordar que el hambre, el paludismo y la fiebre amarilla no hacen distingos entre nativos y foráneos. La única ventaja que pudieran haber tenido, los cubanos, sería el estar habituados al trópico.
La autonomía llegó mal y tarde. Ambos bandos mantenían sus posiciones y "hacían de las suyas".
El "Tesoro" español se encontraba vacío. Los cubanos no tenían tesoro.
Hacer comparaciones nunca es bueno. La verdad histórica es que los cubanos no ganaron la guerra, que los yanquis intervinieron y que, para bebeficio de ambos, España y los yanquis decidieron ignorar a las fuerzas beligerantes cubanas durante las conversaciones de paz de Paris.
Ojalá los yanquis hubieran intervenido como aliados y no como interventores. La historia hubiese sido otra.
En mi artículo queda bien definido lo que éste anónimo llama "lógica militar". Ninguno de los contrincantes era capaz de vencer al contrario. La intervención norteamericana fue puro oportunismo. Lo de España, durante las conversaciones de Paris fue más que bochornoso, pero no se podía esperar otra cosa de los españoles.
La verdad (por lo menos, la mía) es que no tengo nada en contra de los norteamericanos y mucho menos de mis ancestros españoles.

Anónimo dijo...

Bueno disculpe Riva, pero si es bueno establecer comparaciones porque para eso es la historia, para comparar y pensar en el futuro. Si usted mismo esta diciendo que hasta la intervencion americana no habia un vencedor,entonces es el mismo caso de la segunda guerra mundial, y tanto Britanicos como Sovieticos se consideran con todo derecho tambien vencedores en esa contienda. Solo tengo tres preguntas para usted Senor Riva:
1-Quienes llevaban 3 anos peleando y manteniendo sus posiciones en todo el pais,los mambises o los norteamericanos?2-Quienes habian reducido al ejercito espanol de 220,000 efectivos a 60,000 efectivos para 1898, los mambises o los norteamericanos?Quienes aseguraron el desembarco de las tropas estadounidenses, bloquearon a Santiago de refuerzos espanoles y cortaron toda posible cobtraofensiva espanola desde el centro y occidente de la isla,no fueron los mambises? Es bochornoso que usted,siendo cubano asuma la ciega y cobarde posicion de algunos historiadores espanoles que les duele reconocer no haber podido ganar una guerra con todas las ventajas. En cuanto a que los mambises no tenian tesoro,le pregunto,de cuando aca un ejercito insurgente requiere de tesoro,la que necesitaba dinero era Espana y ya estaba arruinada.En cuanto a las enfermadades,lamento decirle amigo que una vez mas se equivoca, por que estas si hacian peor mella en los peninsulares que los criollos, tal es asi que al terminar la guerra, habian muerto segun fuentes oficiales del ministro de Guerra del ejercito libertador Carlos Roloff por enfermedad solo 1242 mambises, en comparacion a 57,000 espanoles mas 3,000 en combate. El desbalance es abismal Riva. Por ultimo Solo recuerde algo, los cubanos siempre controlaron al menos el 60 por cien del territorio en cuestion, nada mal para un ejercito harapiento, no lo cree? La verdad yo naci en Chile pero mis padres son cubanos y siempre estare orgulloso de esos hombres que dieron todo por una cuba libre y democratica, y que pusieron de rodillas al ejercito europeo mas grande que jamas cruzo el atlantatico. Imaginese si usted ahora dijera en mi pais que los chilenos no derrotamos a los espanoles porque San Martin y los argentinos nos ayudaron, lo mandarian literalmente por un tubo amigo mio. victoria es victoria, individual o colectiva, entiendalo por favor. Por ultimo, el nombre correcto es Los Estados Unidos de Norteamerica, no de Yanquilandia, no se, suena un poco comunistoide no le parece? Saludos.

Mario Riva dijo...

Sr. Anónimo:
Dejemos claro, en primer lugar, que usted y yo no somos amigos.
Gracias a Dios, la SGM no se empantanó como sucedió con la Guerra de Independencia de Cuba, luego de la caída en combate de José Martí y Antonio Maceo.
En Europa los grandes vencedores fueron los soviéticos que ocuparon mucho más de las dos terceras partes del territorio alemán y luego cedieron el terreno a las tropas aliadas, cumpliendo los convenios establecidos de antemano. No obstante, norteamericanos, canadienses y británicos liberaron Francia, Bélgica, Holanda y unos cuantos países más, como por ejemplo Italia.
En el caso que analizamos, ni los cubanos habíamos conseguido expulsar a los españoles, ni estos habían logrado detener la insurrección.
Las dos primeras preguntas son incuestionablemente ciertas. Pero esos datos no aportan un claro vencedor.
En cuanto a la tercera, coincido con usted en que fueron las tropas mambisas, al mando del Lugarteniente General Calixto García Iñiguez las que aseguraron el desembarco de las tropas norteamericanas.
Ahora bien, esa patraña del bloqueo a Santiago de Cuba, por parte de los mambises, no se la cree ni el que asó la manteca. Ambos bandos, el cubano y el español estaban tan debilitados que los primeros no tenían capacidad para bloquear territorio alguno y los segundos eran incapaces de enviar refuerzos por tierra (mucho menos por mar) para defender Santiago de Cuba. Pero es más. El gobierno de España prefirió sacrificar la flota al mando del Almirante Cervera, en lugar de desmontar la artillería de sus barcos y emplearlos en la defensa de la plaza sitiada.
Hasta ese momento iba muy bien su comentario. ¿Qué necesidad tenía (a no ser el simple propósito de ofender), comenzar un párrafo, catalogando de bochornoso y haciendo alusión a mi cubanía, espetar “ciega y cobarde posición”?
No es nada bochornoso interpretar la historia. No sé de dónde saca usted lo del “tesoro”. En mi artículo no aparece la palabrita. Luego, en un comentario respuesta, la utilizo para responder a un “anónimo”, que me imagino sea usted mismo.
De manera que el que utiliza la palabrita es el “anónimo” y lo que intento es detallar que si bien, España no tenía una peseta, los cubanos mucho menos.
Le repito Sr. Anónimo, el hambre, el paludismo y la fiebre amarilla no hacen distingos entre nacionales y foráneos. Los mensajes de los mambises hacia los cubanos residentes en el exterior, siempre acababan diciendo “MANDEN QUININA”.
Dicho esto, tampoco le voy a negar que sea bien difícil para un europeo, soportar el clima tropical.
Mire Sr. Anónimo, eso de controlar el 60% del territorio es solo bla, bla, bla. La reconcentración de Valeriano Weyler había despoblado los campos de Cuba. De manera que lo que controlaban los mambises era prácticamente nada.
En ningún momento digo no estar orgulloso de aquellos que combatieron por la independencia de Cuba. Un tío abuelo mío alcanzó los grados de General de Brigada bajo las órdenes del General Calixto García. Fue de los que entró a Santiago de Cuba. De ahí, a decir que “pusieran de rodillas” al ejército español, hay un largo trecho y mucha patriotería barata de su parte.

Mario Riva dijo...

No mezcle la magnesia con la gimnasia, porque al final ya sabemos que iremos derechito para un servicio sanitario. Comparar las guerras de independencia de los países suramericanos (la mayoría de ellas oportunistas desde el momento en que España se encontraba acéfala y desgobernada por Pepe Botella) es faltarle el respeto a la historia. Bastante ayuda que recibieron de Inglaterra para evitar los suministros americanos al Imperio Francés. Es una verdad histórica, aunque personajes “anónimos” como usted no lo quieran reconocer.
Mire, en América tenemos a Los Estados Unidos Mexicanos, a Los Estados Unidos de Brasil y a unos Estados (sin nombre) al norte del Río Bravo, que para definirse a sí mismos se apropian del nombre del Continente.
El haber ganado (los yanquis), la Guerra de Secesión, bien pudieran llamarse Estados Unidos de Yanquilandia. Si hubieran ganado los sureños, pudiera haberse llamado Estados Unidos de Dixielandia.
Por favor, comente el artículo.
Dígame algo sobre:
¿Por qué cree usted que los norteamericanos le prohibieron la entrada a Santiago de Cuba, al Ejército Mambí y solo permitieron la entrada de Calixto García y su Estado Mayor?
¿Por qué Calixto García, sin contar con el Generalísimo Máximo Gómez (Jefe del Ejército Insurrecto), ni con el Presidente de la República en Armas, pacta con los norteamericanos el desembarco de los Rough Riders?
¿Por qué el gobierno de los Estados Unidos jamás reconoció al Gobierno de la república en Armas?
¿Por qué no hubo compensación de guerra para los combatientes mambises?
¿Por qué continuó la economía cubana controlada por manos españolas hasta pasados 30 años de la independencia, cuando apareció una ley, en la cual era obligatorio que en todos los centros de trabajo de la República existiera, al menos, un 50% de empleomanía cubana?
¿Por qué Raúl Castro secuestra a militares yanquis de la Base Naval de Guantánamo en 1958?
¿Por qué Valeriano Weyler inventó los campos de concentración muchos años antes que aparecieran en la Alemania fascista?
Lo de comunistoide se lo voy a pasar por alto. Hace ya 10 años que incineré el carnet y el expediente del Partido Comunista, en el cual milité durante casi 30 años.
Aunque el dicho sea… “rectificar es de sabios”, no por eso creo que merezca el título.

Anónimo dijo...

Bueno Riva, primero que nada lo de amigo es un decir, obviamente dos personas que no se conocen no pueden ser anmigos, es solo un termino que se utiliza aca en Chile.
Ya veo que usted tiene su opinion de la guerra de cuba diferente a la historia oficial, no cubana ni espanola, sino la universal, si esa que se lee en las enciclopedias norteamericanas y Britanicas, que para nada usa la "patrioteria" barata que usted dice yo tengo. En cuanto a la historia, esa es irrefutable, y ojo que yo nunca dije que antes de la intervencion norteamericana los mambises estuvieran a punto de ganar, lo que si dije u sostengo es que a largo plazo Espana se iba a quedar sin medios y tendria que desistir. Lo de los mambises controlando el 60 por ciento del territorio no es bla bla bla como usted dice, es la realidad indiscutible confirmada por muchos historiadores no cubanos. Recuerde usted que la yegua de Weyler lo unico que hizo fue limitar sus operaciones en la mitad occidental de la isla para tratar de derrotar a Maceo y a Gomez, y le regalo practicamente la mitad oriental a los insurrectos ya que alli, salvo las principales ciudades como Santiago, Puerto Principe , Nuevitas ,Holguin etc era lo unico que controlaban los Espanoles. Y es que aun en la mitad occidental donde los Gallegos estaban en teoria a la "ofensiva" los mambises dominaban zonas como la cienaga de zapata en Matanzas, La cordillera del Rosario en Pinar, las sierras de Trinidad y el escambray en Las villas y algunas zonas del sur de La Habana. Tiene usted razon al decir que los mambises no pusieron a los Gallegos de rodillas, yo diria mas bien que los pusieron en cuatro patas pero no quise ser tan exagerado. En cuanto a la intervencion, lamento decirle que durante la misma los mambises si bloquearon a Santiago de refuerzos espanoles. No sabe usted del General Luis de Feria? Con unos 1000 insurrectos impidio que los gallegos mandaran refuerzos desde Holguin. Y que tal el General Periquito Perez? este con 2000 hombres bloqueo el avance de 6000 espanoles de Guantanamo al mando del General Pareja. Y que tal con los mambises de Puerto Principe? Garcia les ordeno que hicieran un cordon defensivo, bien apertrechados pos los americanos por supuesto cerca de Las tunas para evitar que los Gaitos pudieran enviar refuerzos desde el Camaguey. Solo una columna al mando del coronel Federico escario con 4000 hombres pudo venir desde Manzanillo a marchas forzadas y entrar en Santiago ya que para oponerse a esta los cubanos solo contaron con 600 hombres al mando del General Salvador Hernandez. Aun asi les hicieron 100 bajas y le retrasaron el avance por mas de cinco dias, llegando esta columna a Santiago despues de la caida de San Juan y el Caney, Que le parece?Es cierto que los mambises estaban debilitados, pero cuando los Gringos les llenaron las cananas de balas y les llenaron el estomago de comida ahi se le acabo el cuento a las yeguas ibericas. Por ultimo, para no seguir discutiendo con usted porque ya veo que quiere ir en contra de la historia oficial, que categoria le damos a los mambises en esta guerra? Vencedores o Vencidos? Necesito que me lo aclare porque la verdad que suteoria de ganar o perder una guerra me confunde demasiado, y eso que fue usted militar en Cuba y estuvo en varias contiendas armadas, y estoy seguro, y esto lo digo con sinceridad y sin hipocresia era usted un tipo arrestado como dicen en Cuba, porque para ser piloto de helicopteros hay que tenerlos bien grandes. Digame Riva por favor, que categoria le pone usted a los mambises en esta guerra? y que categoria se le pone a los guerrilleros espanoles en la guerra peninsular despues de ganarla con la ayuda de los Britanicos y Portugueses? Digame por favor.

Anónimo dijo...

Por Ultimo, nunca dije que usted fuera comunista. Lo que dije fue que la palabra Yanquilandia sonaba comunistoide. No tiene nada de malo que usted haya pertenecido al Partido comunista, mis padres son cubanos y me cuentan de que eso era practicamente obligatorio durante mucho tiempo. Lo importante es que usted rectifico y ahora vive en tierras de democracia. Perdone si me refiero a los Espanoles de manera tan ruda, pero es que estos nunca han respetado a los cubanos, y mis padres son cubanos. Saludos.

Mario Riva dijo...

Sr. Anónimo:
Espero bien, que en Chile sea un decir, eso de la palabra “amigo”. ¿Será que los chilenos no son amigos de nadie? Dejémoslo, entonces, como un término mal empleado.
Lo que yo veo es que a usted, solo le conviene la historia que nos han contado y que en manera alguna es irrefutable. ¿Tiene que ser todo tal y como nos lo cuentan?
Aceptemos que España, a largo plazo se iba a quedar sin medios. ¿Por qué no aceptar, entonces, que los mambises hacía mucho tiempo que no recibían refuerzos?
La cifra del 60% del control que ejercían los mambises sobre los campos cubanos, solo es aceptable, si solo tenemos en consideración la parte no ocupada por los españoles.
Si quiere nos podemos remitir a la guerra de Angola, en donde las fuerzas del MPLA y las tropas cubanas solo controlaban menos del 40% del territorio (ciudades, aldeas y villas) mientras que la UNITA controlaba más del 60%.
Por eso es que digo lo del bla, blas, bla… Y no me refiero a usted directamente. Eso del control del territorio, es un dato estadístico de muy floja consistencia.
También es menester recordar que la parte occidental de la Isla de Cuba, era la única que en aquel tiempo producía algún beneficio económico al gobierno español. Y recordemos también que, por mucho que lo intentaron Máximo Gómez y Antonio Maceo, no consiguieron destruir todos los molinos de azúcar, ni sus campos de caña adyacentes.
La Ciénaga de Zapata era y es un territorio inhóspito e improductivo, que no daba de comer a los mambises. Solo les ofrecía refugio. La Cordillera del Rosario tenía algunos cafetales, que fueron destruidos por las tropas del “Titán de Bronce”. Aun hoy se pueden ver las ruinas entre la maleza. Créame, que las he zapateado en varias oportunidades.

Mario Riva dijo...

Un aspecto sumamente importante. Los mambises no tenían la suficiente cantidad de medios y hombres para mantener las posiciones que, “supuestamente” iban liberando. No hacían más que retirarse del poblado en cuestión y, los españoles, volvían a ocuparlo.
Que si los mambises pusieron a los gallegos de rodillas o en cuatro patas, esa es una opinión suya, muy personal, y digna de respeto, pero no es la verdad.
Toda esa descripción que usted hace, sobre el bloqueo a Santiago de Cuba, queda muy bien en blanco y negro, pero tampoco se ajusta a la verdad. Es tan solo, lo que usted quiere creer, de lo que le han contado o ha leído. No tenemos porque coincidir.
Para que trate de entender hasta qué punto se encuentra tergiversada la historia, le diré que ocurrió todo lo contrario. Fueron los mambises los que dieron de comer a los “Rough Ryders”, del “osito” que luego fuera presidente.
La contienda fue tan mal organizada que, de inicio, ni comida llevaban para la tropa y mucho menos forraje para los caballos. La campaña terrestre norteamericana se vio comprometida y estuvo a punto de fracasar.
Los mambises resultaron traicionados por los norteamericanos (como siempre han hecho). No resultaron vencedores, ni vencidos. Más les hubiera valido seguir las ideas de Martí y Maceo y no aceptar la “ayuda” yanqui.
Maceo, en una oportunidad dejó bien claramente establecido, que como único pondría su espada, a disposición de España, sería en caso de una intervención norteamericana en los esfuerzos independentistas cubanos.

Mario Riva dijo...

Sr. Anónimo, la guerra peninsular no guarda relación con el tema que estamos tratando.
Nota: Para ser piloto de helicópteros solo es necesario aprobar un curso, estudiar mucho, conocer (en profundidad) la historia de la aviación (que se ha escrito con sangre), no intentar inventar nada nuevo, aunque en ocasiones se tengan que tomar decisiones que no vienen escritas en texto alguno, proceder a realizar (los casos de emergencia) según la intuición propia, aunque el manual de emergencia se debe conocer al dedillo.
Con la valentía, se nace, o no se nace. Es pura cuestión genética. Cualquier día descubren el “gen” de la valentía.
Jamás me he creído valiente. Tal vez la palabra correcta sea “osado”. Eso sí:

¡He tenido mucha suerte!

Nota: No acostumbro a responder anónimos. Como hasta el momento estos no han sido totalmente ofensivos los he incorporado.

Anónimo dijo...

Hola Sr Riva. Aunque no viene al caso quisiera preguntarle ya que usted fue militar en Cuba acerca de una brigada de tanquistas cubanos que se dice estuvo en Siria cuando la guerra con Israel. Es eso cierto? Y si es asi digame si llegaron a enfrentar a los Israelies, si tuvieron exito o no. Le agradezco desde ya su colaboracion con esta informacion poco conocida. Saludos.

Mario Riva dijo...

Sr. Anónimo: Disculpe que me haya demorado tanto tiempo en responder a su pregunta sobre la participación de las fuerzas armadas cubanas en Siria.
Efectivamente, participaron (aunque llegaron tarde). Una bigada de tanques, al mando del (ya fallecido General de Brigada Cesar Lara Roselló)mantuvo algunas escaramuzas con las fuerzas israelíes. Nada de importancia, aunque dicen las "malas lenguas" que los israelíes se percataron inmediatamente que no estaban combatiendo contra tropas árabes.
Conocí al General Lara en la famosa y triste "Defensa de Cuito Cuanavale".

Carlos Ramon Garces dijo...

Riva, acabo de ver este enlace en facebook, coincido con lo que usted dice. Usted sabe, cuando estaba en 4to año de la Universidad, estudiando la Licenciatura en Contabilidad y Finanzas, estaba dando nuevamente Historia de Cuba, me sentía cómodo pues estos temas siempre me han gustado. Y resulta que la profesora que teníamos, a la que le agradezco inmensamente, fué la que nos enseño que en el momento de la intervencion norteamericana en 1998, no había ninguna superioridad de los mambises sobre los españoles. Pero hasta ese momento yo mismo creía todo lo que me habían dicho toda la vida, de que mambises tenían la guerra ganada, todavía hoy aquí, hay muchos que siguen discutiendo eso. A esa profesora lo que mas le agredezco, es no solo que nos enseño historia, sino que nos enseño a estudiarla. A entender que cada cual vive en un momento histórico concreto y no debe ser jusgados desde conceptos y posiciones de otro momento. Pero, algo que no he logrado tener claro, desde hace ya unos años, es por qué los Estados Unidos no se anexaron definitivamente a Cuba. El discurso oficial dice que los cubanos lo impidieron, etc, etc. Pero no estoy seguro de que haya sedo realmente así. En el libro de José L. Franco sobre la biografía de Maceo, viene claramente escrito como en abril de 1969, se le envía copia del acta de la Asamblea de la República en Armas al entonces Presidente de los Estados Unidos, firmada por todos miembros, encabezada por Carlos Manuel de Céspedes, y seguido por Salvador Cismeros Betancourt, Francisco Vicente Aguilera, y el resto, donde le expresaban "sus mas vivos deseos" que la isla de la isla de Cuba fuese una estrella más de la Unión Americana. Es decir, la asamblea en pleno reconocía su tendencia anexionista alos Estados Unidos. Entonces, qué fué lo relamente impidió la anexión?

Mario Riva dijo...

Estimado Garcés:

Como sabes, no soy historiador. No obstante, al igual que tu, me gusta leer y mucho. Es más, me gusta leer la historia desde diferentes ángulos y puntos de vista. Después saco mis propias conclusiones que…, por cierto no tienen que ser la verdad absoluta, pero que pueden aproximarse bastante.

Por ejemplo: Si lees las obras de José Miró Argenter (Crónicas de la Guerra 1899), nacido en Cataluña (1851), Teniente jefe de compañía del ejército español y llegó a ser General de División del Ejército Mambí en la “Guerra Necesaria”. Llegó a Cuba en 1874 (plena guerra de los 10 años) y conoció a Antonio Maceo en 1878 durante un almuerzo de despedida (Santiago de Cuba), antes de que saliera al destierro, luego de la famosa “Protesta de Baragüa”; y la comparas con el libro de Ramón Roa (el abuelo de Raúl Roa) en “A pie y descalzo” o, “Montado y calzado”, puedes apreciar que el primero (Argenter) escribe de forma épica y Roa lo hace desde los pies y la montura.

Por tanto, se tiene que leer mucho y de todo para intentar comprender lo que verdaderamente sucedió y no los que nos quieren hacer entender.

Para poder entender el anexionismo, lo primero que tenemos que hacer es, remitirnos a la Guerra de Secesión de los Estados que conformaban la Unión, también conocida como “Guerra Civil”.

En los comienzos de la Guerra, eran una nación dividida en cuatro regiones distintas: el noreste, con una economía industrial y comercial creciente además de una población en aumento; El noroeste que era una región de rápida expansión para granjeros libres; los estados del sur, con un sistema de plantaciones asentadas y (en algunas áreas), fortunas en declive; y el suroeste, una región fronteriza con una economía basada en el algodón, en plena expansión.

Mario Riva dijo...

La mayoría de los estados sureños (11 estados) basaban su producción en el trabajo esclavo, mientras que, la base los norteños era industrial y de trabajo asalariado. Los estados norteños eran 20.

En los años anteriores a la guerra civil (1861 y 1865), los estados del sur (que se separaron en esa época de la Unión (los sureños se llamaban “Estados Confederados”), pretendían la anexión de Cuba, porque (a todas luces) representaría un estado más en contra de la Unión (que era como se llamaban los norteños). Aquí tenemos que tener en cuenta la insularidad de Cuba y su posición geográfica en caso de la guerra que se avecinaba entre los estados.

Para diferenciarse, los norteños se hacían llamar “Yanquees” y los sureños “Dixies”. Es por eso que en muchos de los artículos que escribo, les llamo “Los Estados Unidos de Yanquilandia” y no de América, puesto que en realidad ese país no tiene nombre propio o, más bien se han otorgado el derecho a apoderarse del nombre del Continente Americano, que no les pertenece.

Narciso López (venezolano de nacimiento 1797 y de origen Vasco), que había luchado (como militar) a favor de España, en contra de Bolívar, al ser derrotadas las fuerzas españolas, tuvo que salir para Cuba en unión de otros (entre ellos el padre de Calixto García Iñiguez). Ya entonces Narciso había alcanzado los grados de Coronel del ejército español.

Para no hacer muy extenso el relato, te diré que llegó a ser asistente del Capitán General de Cuba en 1843 y luego de algunos negocios fallidos, se vio envuelto en problemas y acusado por los españoles de revoltoso. Es así como va a parar al norte, donde existían las pugnas antes mencionadas.

En los estados del sur recibió todo el apoyo necesario (Narciso era esclavista). Reclutó cubanos y todo el que se le uniera, en Nueva York, para una expedición a Cuba en 1849. Llegó a la cifra de 600 voluntarios. Saldrían de Round Island, Missisipi (en el sur).

Mario Riva dijo...

El Presidente Sacarías Taylor lo tildó de filibustero e impidió su cometido.

En 1850 preparó otra expedición, siempre con la ayuda de los sureños y llegó a Cuba, tomando la ciudad de Cárdenas, donde ondea, por primera vez nuestra bandera, diseñada por Teurbe Tolón.
Miguel Teurbe Tolón y de la Guardia (Matanzas, Cuba, 29 de septiembre de 1820 — Matanzas, 16 de octubre de 1857) fue escritor y profesor cubano, además de diseñador del escudo y la bandera de Cuba a petición del "patriota" venezolano Narciso López.

No tuvo éxito, en parte, porque eran pocos los patriotas cubanos participantes y los moradores de Cárdenas, sin estar preparados, los consideraron, filibusteros, invasores o las dos cosas.

En 1851 lo volvió a intentar, ahora con más éxito debido a que la desunión entre los estados se hacía más grande y a los del sur les interesaba que Cuba formara parte como el duodécimo estado sureño en contra de los 20 del norte. Nuevamente falló el apoyo de la población. Esta vez los expedicionarios criollos eran menos. La mayoría eran sureños, alemanes y húngaros. Murió guillotinado.

Después que los yanquis ganan la guerra civil (a los dixies) y queda “abolida” (como forma de trabajo) la esclavitud, los Estados Unidos de Yanquilandia jamás volvieron a pronunciarse en favor de la anexión de Cuba.
No les interesaba adoptar (como estado) un país con tantos esclavos.

Desde mediados del Siglo XIX, prefirieron la inmigración de los países del norte de Europa.
Desde mi punto de vista, la corriente anexionista no tuvo éxito, precisamente por el desinterés delos gobernantes de los E.U.

La corriente autonomista no podía tener éxito, desde el momento en que el comercio con los E.U. era mucho más lucrativo que con la metrópoli, amén de que casi todas las colonias españolas ya eran “libres”.
La política española hacia la burguesía criolla fue absurda y precipitó los acontecimentos.

Bien tarde, en el Siglo XX entendieron que era necesaria la autonomía y fue entonces que la implantaron en España. Cuba fue la primera autonomía española y la única en ser “libre”.

Mario Riva dijo...

Te reitero Garcés, esta es mi opinión y no necesariamente tiene que ser la verdad. Espero que te ayude a buscar la tuya.

Carlos Ramon Garces dijo...

Riva, muchas gracias por su comentario y explicación. Ciertamente me esclarece, y a la vez reafirma ciertos criterios que he venido formándome, aún faltándome elementos, claro está. Es así, la anexión no se dió porque los mismos americanos no estuvieron realmente interesados en ella. Me pregunto, a la vez que pienso en el futuro de Cuba, y creo que volverán las mismas corrientes de antaño,como Reformistas,Anexionistas. Me pregunto si será interes de Estados Unidos en algún momento anexarse a Cuba? Cuán fuerte podría llegar a ser esa tendencia en la Cuba del futuro a corto, mediano, y largo plazo? Creo firmemente que renacerá una fuerte corriente anexionista como vía de solución definitiva para la isla de Cuba.

Mario Riva dijo...

En la actualidad existen corrientes anexionistas y, aunque parezca mentira, hasta autonomista.

Considero que el anexionismo en Cuba (a corto plazo) no tiene futuro; por lo menos en los próximos 20 años.

Para que a mediano plazo, tuviese alguna posibilidad, solo sería en caso de un desarrollo descomunal de la economía. Y únicamente si dependiera de cubanos con nacionalidad norteamericana.

Por tanto, la posibilidad a mediano plazo, hoy por hoy es una quimera.

Una tendencia como esa, a largo plazo, dependería de cuan largo sería el plazo: ¿40?, ¿60?, ¿80 años? Dependería del desarrollo de la economía. Y si la economía prosperara: ¿Para que la anexión?

Di tú, ni los puertorriqueños, que son consultados cada cierto tiempo, quieren la anexión y mucho menos la independencia.
Prefieren mantener el status de “libre asociado”.

Tal vez esa sea una posibilidad a tener en cuenta en caso de que el país se torne ingobernable (mucho más de lo que es hoy) tras la desaparición física de los “líderes” históricos.

El problema radica en que, cuando digo a tener en cuenta, me refiero a unas negociaciones después de una posible futura intervención (con el pretexto de restabelecer el orden) parecida a la de 1898.