lunes, 24 de julio de 2017

¿Puede realmente, la dictadura totalitaria de Raúl Castro, solucionar el conflicto en Venezuela?


¿Puede realmente, la dictadura totalitaria de Raúl Castro, solucionar el conflicto en Venezuela?
 
 

 


Si fuese la dictadura dirigida por Fidel Castro, los expertos en relaciones internacionales, que creen que Raúl Castro no tiene interés en una salida negociada a la crisis provocada por Maduro, hasta tendrían razón.
                                            
                                            No puede.


El que se ha equivocado es el presidente Santos. Raúl Castro no negocia con intermediarios, aunque el pueblo se esté muriendo de hambre. Fidel Castro lo hubiese mandado a la mierda.
De manera que el mal habido Premio Nobel ha calculado mal. Parece ser que aun no se ha dado cuenta que la mediación de Raúl Castro, a favor de la narco-guerrilla, es un plan bien calculado para salvar lo poco que quedaba del engendro que la dictadura había apoyado durante decenios.  
El único objetivo de la dictadura raulista es consolidar a la narco-guerrilla en la vía política.
Raul Castro juega, a que los narco-guerrilleros, urnas mediante, se hagan del poder en Colombia.
 
¿Tiene poder Cuba para influenciar a Venezuela?
 
Los profesores Antonio Gil Fons y su colega Gustavo López Montiel (Universidad de Guadalajara y Tecnológico de Monterey respectivamente) no tienen idea de lo que es una dictadura totalitaria neo feudal. Esto, por no decir que mienten exprofeso cuando dicen que Raúl Castro no tiene "suficiente influencia" sobre Maduro, como para convencerle de que debe llegar a una solución negociada.
Por supuesto que la tiene. Maduro estudió en la Escuela del Partido Comunista "Ñico López". Todo lo que aprendió en esa escuela es lo que ha aplicado en Venezuela. Lo que diga Raúl Castro, para Maduro es ley. El resto de los dirigentes se encuentran tan envueltos, en el narcotráfico, que les resulta imposible cualquier negociación. Ninguno de ellos tiene alma de martir y mucho menos de suicida.  
Ni referencia, ni tutelaje: Ordeno y Mando. No se puede valorar a una dictadura totalitaria pensando de forma democrática.
En estos momentos Raúl Castro no puede prescindir del petróleo venezolano. No se trata de interés o subordinación. De lo que se trata es y cito al Che Guevara: "En una revolución se triunfa o se muere, si es verdadera". Lo que se puede traducir «libremente» en que "o me sacan con los pies por delante o no me sacan del poder".
En otras palabras, dice Montiel:  "Venezuela proporciona desde hace años petróleo barato a Cuba a cambio de médicos, educadores y formación en inteligencia para el aparato de seguridad del chavismo. «Pero el planteamiento de que desde Cuba se dirigía Venezuela es erróneo», agrega.
Dicho esto, pregunto yo:  Que interés puede tener Raúl Castro para mediar en Venezuela?
Si Montiel dice que no, entonces se contradice. En una dictadura totalitaria, mandan los órganos de inteligencia. Y los órganos de inteligencia de la dicatadura de Raúl Castro, son lo único verdaderamente eficiente es en este tipo de sistema.
La prioridad de Raúl Castro es mantenerse en el poder hasta que muera.
Es necesario que, aquellos que creen conocer lo que sucede en Cuba, entiendan de una vez que a Raúl Castro no le intersa el deshielo, sino que prevalezca su dictadura. Y para que eso suceda, necesita el pretróleo venezolano. Raúl Castro no está interesado en elecciones democráticas ni diversificar la economía. Su acercamiento a otros países es solo con una condición: Si adaptan su forma comunista o, si le dan apoyo político para mantenerse en el poder.
Por supuesto que Raúl Castro ve difícil que Maduro cambie de opinión. Primero: porque sería traidor a la causa del "socialismo del Siglo XXI". Incluso, dudo mucho que Raúl Castro lo acogiera en Cuba.
Segundo: el gobierno de Maduro se encuentra implicado en el narcotráfico. Solamente estos dos aspectos son suficientes para no tener garantías de que algún esfuerzo diplomático funcione.
Los problemas internos de la dictadura de Raúl Castro son ínfimos, en comparación con una pérdida del suministro de petróleo. Es por eso, no que se inmiscuya, sino que lo haga con todo el poder de inteligencia que ya tiene en Venezuela.
Solo la ingenuidad es lo que lleva a Santos a explorar esa vía. Sabe que de no hacerlo sus nuevos "amigos" de las FARC no le permitirían entrar en una coalición para intervenir en Venezuela. Esa es su única preocupación, puesto que la cabra narcoguerrillera siempre tirará al monte.

Aclaración: En los sistemas de dictadura totalitaria neo feudal el gobierno es puro formalismo. El que verdaderamente ordena y manda es el partido.

Raúl Castro cederá el "gobierno" del régimen a cualquier monigote, pero mantendrá el cargo de Secretario General del Partido
 
 
Wikio – Top Blogs

 



















No hay comentarios: