viernes, 1 de abril de 2016

La Desesperación de un Régimen que Agoniza

La Desesperación de un Régimen que Agoniza













Es poco creíble que, luego de un atiborramiento de propaganda (por parte de los medios noticiosos) contraria a la reciente visita del “enemigo íntimo” y presidente del llamado “monstruo imperialista”; que hasta el propio ex-Cagandante en Jefe tuviese que salir en defensa de su hermanísimo y que comienzan a destituir cuadros históricos resucitados, aparezca un individuo o un grupo a “sustraer” datos conteniendo información privilegiada.

 Nuestra memoria es muy corta.

No fue así que comenzó la Causa 1/89?

 Primero aparecieron los sintomas, cayó Diocles Torralba presuntamente por problemas “morales”. Luego se formo la gorda.

 Muy posiblemente, el General Gondín se encuentre probando de su propia medicina. Es que, dentro del régimen todo y contra el régimen nada.

 Muchos oficiales del MININT apresados?

Les recuerdo, a los desmemoriados, que a partir del 24 de septiembre de 1989, comenzó la restructuración del MININT, siendo sustituidos más de 75% de los cuadros intermedios y el 90% de los de primer nivel.

Los sustitutos?

Miembros de las Fuerzas Armadas que nunca habían sido preparados como fuerzas represoras, a no ser los provenientes de la Contra Inteligencia Militar (como Gondín).

Para los que no conocen las diferencias entre un Ministerio y otro, debo aclarar que la preparación de sus cuadros difiere mucho. La confusión radica en la utilización de grados militares por parte de los miembros del MININT, aunque no sean militares.

 Por ejemplo: La Orden de los Jesuítas (religiosa) también los utiliza y no son militares. Eso es posible, debido a que utilizan estructuras de mando que lo hacen viable. Nada más. Pero la formación de los cuadros es totalmente diferente.

De ahí provienen todos los errores cometidos en los últimos 27 años, que han llevado a ese aparato, una vez comparado con organizaciones similares de Israel, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos, a ser un grupito de improvisadores de medio pelo.

Tampoco me creo el “ataque de furia” y a la isquemia. Prefiero pensar en una resistencia al arresto.

 Que pudo irritar tanto a Gondín?

Mi atrevida respuesta va por los caminos de “su propia medicina”. Gondín sabe muy bien lo que le espera.

Ya me los imagino, a varios de ellos, despotricando del cundango de Raúl y utilizando frases como: “El viejo chocho se bajó los pantalones ante Obama” y, “el otro (refiriéndose al “Gran Hermano”), teniendo que sacar la cara…, como siempre”.

La deseperación?

Que se les está yendo de las manos el poder. Que no todos (los que cortan el bacalao) se encuentran en posiciones ventajosas para el cambio. Que muchos de los que manejan los dólares (y van a ser socios comerciales del imperio) son recién llegados y tienen pocas manchas de sangre, o ninguna en sus vestimentas.

Wikio – Top Blogs



Fallece ministro del Interior y Héroe de la República de Cuba Carlos Fernández Gondín


http://manchiviri.blogspot.pt/



Siguen cayendo altos oficiales cubanos en la trama de los ‘papeles del MININT’
 
Por Juan Juan Almeida
Lunes julio 3 2017 

Por sus implicaciones, sería un nuevo ‘caso Ochoa’

 
MIAMI, Estados Unidos.- El proceso abierto en Cuba contra altos funcionarios del Ministerio del Interior (MININT) por el lavado de millones de dólares tiene un nuevo implicado, según publicó el periodista Juan Juan Almeida en Martí Noticias.

Se trata en este caso de un alto oficial identificado como el “coronel Rafael”, quien fue “el interrogador principal durante el proceso de instrucción” del caso, que “explotó” en 2016 y el férreo hermetismo del régimen cubano ha mantenido casi en secreto.

En lo que el autor califica como “el caso más sorprendente de la ‘justicia’ cubana en los últimos 20 años”, el nuevo implicado está siendo investigado por filtrar información sobre el sumario y la ubicación de los implicados.

Ninguno de los implicados en lo que ha dado en llamarse los “papeles del MININT” está en prisión sino que permanecen recluidos en casas de protocolo en la barriada Siboney, “donde a algunos se les autoriza la visita de familiares”.

Sobre los acusados pesan cargos por “alta traición a la patria, robo y venta de material clasificado a gobiernos extranjeros, realizar actos dirigidos a promover la deserción y estimular desobediencias entre altos oficiales, propagar predicciones maliciosas tendentes a causar descontento entre altos mandos militares, enriquecimiento ilícito, cohecho y abuso en el ejercicio del cargo”, detalló Martí Noticias.

“El coronel Carlos Emilio Monsanto (principal acusado en la trama) fue sancionado a 37 años de privación de libertad, el mayor Ernesto Villamontes a 30, Jorge Emilio Pérez a 30, Román a 22 y el resto a penas similares. ¿Tú crees que van a cumplir sus condenas en casas operativas convertidas en prisión? La gente así es peligrosa si las dejan libres, y también estando presa. No creo que vayan a cumplir ni dos años encerrados en esas casas, y tampoco que vayan a prisión. Por la información que tienen lo lógico es que antes sufran algún accidente, o una repentina enfermedad como le pasó al general Abrantes”, dijo al periodista un pariente de uno de los condenados.

La fuente “declinó identificarse porque para poder visitar a su familiar se ve obligado a firmar un extraño pacto de silencio”.

Según esa misma fuente, “Lo que está claro es que Ernesto (Villamontes) y los demás procesados expatriaron capital, autorizados por la antigua dirección del MININT y la máxima dirigencia del país, con la misión de invertir en negocios y propiedades. Y la información robada del Edificio A del MININT no era para venderla, sino para usarla como protección y eso es imperdonable”.

Añade la persona cercana al caso que a los implicados, no obstante, los mantiene a salvo “que blanquearon capital en entidades como Financiera Ricamar S.A, Financiera Eurolatina S.A, y Financiera Bescanvi Occidental S.A, algunas de ellas pertenecen a empresarios panameños, entre los que se encuentra el expresidente Martinelli, y ahora mismo el gobierno de Panamá está investigando este asunto. Por eso es que todavía no los envían a prisión, ni les pasan cuenta; todo lo contrario, los instruyen para, de ser necesario, lanzarlos como chivos expiatorios en el posible proceso contra el expresidente panameño que, para bien o para mal, en lo político, lo mediático y lo internacional, podría alcanzar relevancia y ayudaría mucho a limpiar la huella del gobierno cubano. Como sucedió en las Causas I y II del año 1989”.






No hay comentarios: