viernes, 4 de diciembre de 2015

A un año del colapso de los precios del petróleo, le tenemos que estar agradecidos a E.U.

A un año del colapso de los precios del petróleo, le tenemos que estar agradecidos a E.U.














Ha sido un año difícil para la OPEP pero, mientras Arabia Saudita quema sus reservas a una velocidad vertiginosa, el subsuelo de EU aún guarda una gran cantidad de crudo.

¿Recuerdan el año 2008, cuando los precios del barril de petróleo se dispararon a casi 150 dólares?, ¿recuerdan la Teoría del Pico Petrolero? En aquel entonces los “expertos” nos decían que las empresas petroleras del mundo ya habían buscado debajo de cada piedra y encontrado todas las grandes reservas de petróleo.

Algunos, para no parecer catastrofistas, decían que seguramente había más petróleo, pero que el “fácil” se había acabado.

A mi profano entender, el petróleo convencional, o sea el fácil, no se había acabado. Posiblemente no fuese ningún secreto, para los países productores, que existía una gran cantidad de reservas «no disponibles» (en aquél momento). Especialmente en los Estados Unidos.

El boom del petróleo de esquisto abrió las puertas y en los últimos años E.U. ha duplicado su producción de petróleo.

Que Arabia Saudita no haya querido recortar su producción no quiere decir que pretenda hacerse espacio en el mercado del crudo de los E.U. El problema consiste en una estrategia a largo plazo.

Manteniendo los precios entre los 40 y 50 USD impiden que las compañías, que trabajan el esquisto, obtengan ganancias suficientes para investigar formas más productivas de extraer dicho petróleo. Incluso muchas de ellas tendrían que cerrar por no ser rentables.

Mientras tanto 2015 ha sido un año muy beneficioso para los consumidores en general, pues los países dependientes del oro negro pagan mucho menos que en el 2013 y no solamente para aquellos que poseen un automóvil.

De manera que podemos darle las gracias, no a la OPEP que nos hizo tanto daño desde 1998 hasta la fecha, sino a los Estados Unidos de América, que ha inundado el mercado.

No es menos cierto que las compañías petroleras la han pasado mal, en especial aquellos trabajadores, que en número de 200 mil fueran despedidos el año pasado, pero en contraposición debemos agregar que, mientras esos mismos obreros se beneficiaban de una crisis artificial impuesta por el monopolio de la OPEP, toda la población de los países industrializados y aquellos carentes de petróleo, se las vieron “negras”. Por tanto, puedo decir, sin que me quede nada por dentro que prefiero una y mil veces que sufran 200 mil, que millones de seres humanos.

Y mientras escribo esto, les recuerdo que los E.U. (el malísimo imperialismo) solo ha disminuido ligeramente su producción en el último año.

¿Los operadores de exploración en EU pueden mantener ese nivel de producción con un barril a 50 dólares? Posiblemente no. Y es a esto a lo que están apostando en la OPEP. A sabiendas de que aun cuando el barril se cotizaba en 80 USD, las empresas de E.U. no estaban generando “flujo de caja libre”.

Así que la conclusión es esta: Arabia Saudita y la OPEP juegan  a la defensiva con su participación de mercado, mientras que Estados Unidos tiene ahora mucha más flexibilidad que la que tenía hace diez años, para impulsar la producción de petróleo y por muchos años por venir.

Teniendo en cuenta los ataques terroristas que se han expandido a toda Europa, las guerras que envuelven a Medio Oriente y la probabilidad de que todo empeore un poco más antes de mejorar, es reconfortante que una proporción creciente de la capacidad del petróleo del mundo esté en Estados Unidos y no en Arabia Saudita, Libia o Irak.

El boom fue muy divertido para la OPEP. El colapso ha sido muy doloroso, pero no hay nada como una pausa para apreciar lo que se tiene. La gasolina y el gas natural baratos, por ejemplo; un suministro de petróleo cada vez más seguro; la oportunidad para comprar acciones de grandes compañías petroleras con altos rendimientos; muchas nuevas tecnologías y, sobre todo, el reconocimiento de que gracias al ingenio de miles de ingenieros, geólogos y tipos duros, tenemos muchos más años de reservas petroleras que pueden convertirse en el sustento del futuro.
Wikio – Top Blogs