sábado, 19 de septiembre de 2015

Las diferencias sociales que genera la doble moneda

Las diferencias sociales que genera la doble moneda
Regina Coyula, 27 agosto 2015




  •  

Image copyright Getty

Cuba a veces parece una visión de postal.

El país de la divisa fuerte o CUC se parece a cualquier zona próspera del América Latina. No así el de la moneda nacional.

Normal, dirán muchos, pero en Cuba, a diferencia de casi todos esos países en desarrollo, se hizo una Revolución hace más de medio siglo para erradicar entre otros males, las diferencias sociales, sobre todo la pobreza. O al menos, eso se dijo.

La realidad ha sido diferente.

Image copyright Getty

Atrás quedaron aquellos monumentales planes para industrializar el país, y además de garantizar la educación y la salud gratuitas, garantizar también una vivienda digna y niveles de vida acordes con el resultado del trabajo, sin olvidar la producción de alimentos, en que seríamos la competencia de Suiza en chocolates, de Francia en quesos y de Holanda en producción de leche, entre otras maravillas.

AgricultorImage copyright Getty

Ni siquiera pudo el país sostener su estable producción azucarera en la que sí habíamos sido líderes mundiales, y hoy importamos para el consumo interno desde Brasil.

Las cooperativas agropecuarias donde los campesinos fueron concentrados tras el triunfo de la Revolución no supieron extraer su fruto a la tierra como los campesinos tradicionales, y hace años Cuba necesita erogar miles de millones en alimentos que ingresan sin susto al país por los enormes agujeros del llamado bloqueo estadounidense.

Resulta curioso no haber dedicado la mayor prioridad del gobierno a producir alimentos en un país agrícola acostumbrado en las últimas cinco décadas a tener como música de fondo una inminente agresión enemiga.

AgricultoresImage copyright Getty

Diferencias

Personas sonrientes ofrecen servicios legales o ilegales que van desde choferes, camareros, recepcionistas y músicos, hasta venta de langostas, tráfico de medicamentos y prostitución. En ambos sentidos, llene usted los espacios en blanco.

Las tiendas y establecimientos gastronómicos en divisas difieren de sus pares en moneda nacional: limpios, iluminados, eficientes.

BarImage copyright Getty

Es fácil distinguir un hospital en divisas de la mayoría de los gratuitos, lamentablemente también por estar limpios, iluminados y ser eficientes. O las escuelas de pago, destinadas al personal diplomático y a los hijos de extranjeros.

Con la dualidad monetaria que se vive en Cuba, la tenencia de una u otra moneda supone una diferencia significativa en el nivel de vida.

La Cuba con CUC o Cucba tiene hermosas casas, autos modernos, perros de raza, vacaciones en el extranjero, entrenadores personalizados, alimentación orgánica. Su mayor preocupación es la seguridad, para lo cual elevan muros, instalan alarmas, contratan vigilantes.

Cupba -con pesos nacionales- viaja en ómnibus repletos, conviven varias generaciones bajo el mismo techo, se viste con ropa de segunda mano, las vacaciones suceden frente al televisor y su mayor preocupación es cómo comprar comida cuando la asignación mensual de la libreta de productos alimenticios se acaba en la primera decena de cada mes.

 

AgricultoresCubaMonedas cubanasImage copyright AFP

En las postales se edita el mal olor, la suciedad y el empobrecimiento que se observa no más abandonar los circuitos del turismo o las áreas residenciales de los pudientes o allegados al poder y de los pudientes allegados al poder, quienes viven de forma sorprendentemente similar.

El reverso de la postal que se van sin ver los turistas y los entusiastas de las solidaridad.

Regina Coyula es bloguera, activista de derechos humanos y crítica del gobierno cubano. Aunque reniega de las etiquetas, es considerada "disidente" en su barrio, por decir y escribir lo que piensa. Ella se considera una ciudadana crítica sin afiliación política.

Trabajador cuentapropistaImage copyright AFP


























Wikio – Top Blogs