domingo, 19 de julio de 2015

Otro fantoche recorre Europa

Otro fantoche recorre Europa


La Europa de los gobernantes pusilánimes va saliendo de una crisis económica provocada por las petro-monarquías y petro-dictaduras asociadas en la OPEP. El libre comercio en democracia, unida a la disminución de los precios (gracias al fracking) es el único rumbo posible para vivir en libertad
Respuesta a:  Elson Concepción Pérez | internet@granma.cu  http://www.granma.cu/mundo/2015-07-16/otro-fantasma-acecha-a-europa
En la actualidad la crisis económica que afectó a las economías de los países industrializados, va desapareciendo y junto a ella el desempleo.

Si bien los programas de austeridad fueron y aun son síntomas del Síndrome de la Ineficiencia Económica Adquirida (SIEA), cuya aplicación se debió a una enferma crónica llamada Ángela Merkel, no por eso debemos dejar de interiorizar que, de mantenerse los precios del barril de petróleo en niveles de $50 dólares, aquel Estado del Bienestar y el Poder Adquisitivo, en que vivían los pueblos europeos, jamás volverán.

Lo que usted llama “mecanismos financieros internacionales”, no es más que el Fondo Monetario Internacional (FMI), organización fundada por los países industrializados para ayudarse ellos mismos y prestar ayuda a otros países en vías de desarrollo.

En un muy escueto párrafo, usted se refiere a las “exiguas condiciones sociales” existentes en la UE. Déjeme aclararle que aun y con la crisis económica en todo su apogeo, las condiciones sociales permitieron que en países como Irlanda, Portugal y España la gente tuviera una ayuda que le permitiera llegar a fin de mes. ¿Tiene usted idea de la cantidad de millones de personas que significa el 23% de casi 23 millones de personas en edad laboral? Entonces dígame: ¿Cómo es posible que la inmensa mayoría de esos 4 millones de parados tengan un subsidio de desempleo? ¿Cómo es posible que sanidad les atienda sin costo alguno?

Si en algo le puedo dar la razón es en que todas las medidas “sociales” implementadas en los países europeos después de la SGM han resultado en el gran problema social del efecto llamada.

La población europea dejó de realizar las tareas “pesadas” (por llamarle de alguna forma a esas tareas que a nadie le gusta realizar) dando paso a extranjeros que buscan una vida mejor.

La propaganda que usted cacarea sobre “los pocos que más tienen” y “la mayoría más necesitada”, tan solo es un slogan comunistoide. La población europea (incluyendo la inmigración) se compone de un 70% de población clase media. Y créame Sr. Concepción, la clase media europea vive a toda leche. ¿Qué el capitalismo no resuelve todos los problemas? ¡Es verdad! Los sistemas totalitarios (socialistas) los agravan hasta el extremo de implosionar espontaneamente.

El único fantoche que recorre Europa es el del populismo socialista. El Tratado Trasatlántico, que no es más que un sistema de libre comercio entre los Estados Unidos y la Unión Europea, solo puede ser beneficioso.

De saber, tan solo, que periodistas como usted (que consiguen escribir por mente ajena) consideran que ese tratado puede constituir un gobierno de las transnacionales, me hace considerar todo lo contrario.

Se pregunta el por qué las negociaciones han andado ocultas. Y yo le respondo con otra pregunta: ¿Por qué las negociaciones entre Barack Obama y el dictador cubano anduvieron tras bambalinas? Es, Sr. Concepción, que "hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas…" ¿le suena?

Las pocas voces que en el Viejo Continente se manifiestan contra el Tratado, considerando que pudiera ser un perjuicio en vez de un beneficio, son las voces de las organizaciones de extrema izquierda, unidas, en extraña asociación, con la extrema derecha. Eso en sí da para pensar muchísimo. ¿No cree?

El estudio de la Universidad que usted cita, la cual (y siempre según usted) alerta sobre una pérdida de empleo de 600 mil puestos de trabajo en la UE, no aclara que esa pérdida se refiere a una población meramente inmigrante.

Usted Sr. Concepción, cita que “en Grecia el 59,1% de los jóvenes están sin trabajo; mientras que en España representan el 55,9 %; en Italia, 38,4 % y Portugal, 38,3 %”.

¿Qué sería de todos ellos sin la seguridad social de sus respectivos países?

Solamente un ejemplo: En las oficinas de empleo, en Portugal, nadie quiere aceptar trabajos de camareros o de agricultura. Algo anda mal en los índices de desempleo cuando las personas rechazan trabajos. ¿De qué viven?

El resto de su artículo es babosería populistoide y comunistoide. Coloque sus pies sobre la tierra, que si la economía populista (que no existe) fuera mejor que la existente, el mundo en que vivimos fuera diferente y ya hubiera dejado de existir el capitalismo y todos sus “aparejados males”
Wikio – Top Blogs