lunes, 9 de marzo de 2015

Los Estados Unidos, la Dictadura y la UE

Los Estados Unidos, la Dictadura y la UE






Por Mario A. Riva Morales


El acercamiento de los Estados Unidos y la Unión Europea no es hacia Cuba. Si haberse levantado el embargo comercial, impuesto al régimen dictatorial totalitario y neo feudal hace más de medio siglo, ambas uniones se empeñan en una aberración peor.

La UE y los funcionarios del régimen de los hermanos dictadores cerraron el jueves la tercera ronda de negociaciones, destinada a “normalizar” sus relaciones, en un encuentro que se desarrolló a la sombra del “histórico” acercamiento entre el gobierno de los E.U. y la dictadura totalitaria, que fuera anunciado a mediados de diciembre del 2014.


PREGUNTA: ¿Ve complementación o competencia entre la UE y EEUU en sus negociaciones con Cuba?

RESPUESTA: Las negociaciones con el régimen dictatorial aún no están claras. Si la pregunta se refiere al sector empresarial, tendríamos que preguntarle a los empresarios europeos y norteamericanos con quienes van a comerciar. Si por el contrario se refiere al asunto político, entonces la respuesta es mucho más difícil de responder, puesto que las intenciones de las tres partes no son totalmente claras y presentan divergencias muy difíciles de solucionar.

Al parecer, de lo que se trata es (hasta el momento) de un acercamiento que favorezca, de alguna forma (no se sabe bien cual) que permita restablecer las relaciones.

La posición geográfica del archipiélago cubano es estratégica para los E.U., tanto en lo comercial como en lo militar. Para la U.E. el interés en no desvincularse de las inversiones realizadas hasta el momento y que pudieran estar en riesgo de perderse a favor del aliado del norte; mucho más poderoso económicamente. Esto incluye a los inversionistas canadienses.

Me imagino que esa sea la preocupación del gobierno español.

Dudo mucho que, de transcurrir las conversaciones en paralelo (E.U. y U.E.), no se hagan daño mutuamente. No se puede obviar fácilmente la famosa frase “América para los americanos”. Americanos somos todos los nacidos en el Continente. Dicho así cualquiera puede pensar que los Estados Unidos piensan en grande, pero no desde el momento en que ellos (E.U.) cuando se refieren a América, no incluyen al resto de los países que la conforman, ni a Canadá; esto lo han dejado bien claro desde principios del Siglo XX.


P: ¿Cómo podría influir un proceso de negociación en el otro?


R: La U.E. evaluaría la situación y actuaría en consecuencia. No tiene opción.

Aunque algunos europeos estimen que el archipiélago cubano no es un factor estratégico para los E.U., solo les recuerdo que no por gusto le han llamado siempre “la llave del golfo” y se encuentra ubicado en el centro del mar mediterráneo americano.  


P: ¿Cómo evalúa la tercera ronda de negociación con la UE?

R: Desde el momento en que se trata de la negociación entre una unión de democracias y una dictadura totalitaria neo feudal, lo considero una vergüenza ajena. Al mismo tiempo, considero que es mejor negociar que no hacer absolutamente nada, como viene transcurriendo en los últimos 25 años.

No se trata de la importancia de la negociación en sí misma. La situación de incompetencia económica del régimen ha sido la causante de que la tiranía, impuesta al pueblo de Cuba, se haya visto en la necesidad de negociar (difícil de prever hasta hace poco tiempo, mientras que el petróleo venezolano sustentaba su precaria economía). No obstante queda pendiente el punto de los derechos humanos, aunque el régimen de los hermanos Castro Ruz se empeñe en propagar la idea de que eso es agua pasada.

Quiero creer que esto es solo un primer paso. A la vez, considero que el actual dictador busca una forma de subsistencia hasta el final de su ciclo biológico y tal vez  prolongar el sistema neo feudal una vez desaparecido el líder histórico del sistema.


P: ¿Qué opina de la próxima visita a Cuba del presidente de Francia, François Hollande?

R: La Unión Europea debería negociar en un bloque unitario. En un proceso de negociación siempre es importante la presencia de los jefes de estado. Dicho esto, debo aclarar que, a mi entender, la visita de Hollande no le aporta mucho beneficio a las negociaciones de la U.E.

Lo veo más como un espaldarazo del socialismo francés a un régimen en decadencia.




Wikio – Top Blogs