viernes, 3 de octubre de 2014

Baseball o béisbol totalitario

Libres del totalitarismo


Respuesta al articulista Sr. Sánchez Sierra

http://www.granma.cu/deportes/2014-09-28/contratados-o-ajustados-a-las-leyes-de-estados-unidos

Reconocidos, bien pagados y lejos del sistema político que les estrangulaba, los peloteros cubanos triunfan en las ligas mayores (MLB)

En el mundo del deporte, menos en países de enraizado sistema dictatorial, totalitario y neo feudal como el que existe en Cuba, todo se mueve con dinero. No es por el mero placer de utilizar el medio de intercambio más inteligente de la historia de la humanidad, sino que el desarrollo económico solo es posible con los adelantos tecnológicos. Estos adelantos solo son posibles si existe el incentivo (en primer lugar) y este incentivo es el que lleva a los hombres (y a las mujeres) a ser mejores cada día, a superarse cada vez más.

Lo anteriormente expuesto es el causante directo de que los implementos e instalaciones sean mejores día a día. La comercialización no es otra cosa que una intermediación entre el atleta y los clubes que pretende representar.

Antes de que existiera el deporte profesional solo los aristócratas (y por aristócratas me refiero a la nobleza y no a la burguesía) tenía posibilidades de practicar deportes, gracias a la explotación  de los siervos que les debían obediencia (a los señores feudales). Esto sucedía en aquel sistema extinguido a principios del Siglo XX.
José Dariel Abreu
 
 
Después de mucho luchar, la burguesía se impuso a la aristocracia, aunque no es menos cierto que ha existido una simbiosis y que en estos momentos (sobre todo en Europa) es muy difícil discernir entre un verdadero aristócrata (como pudiera ser la Duquesa de Alba en España) y un plebeyo burgués adinerado.
Con la burguesía y su revolución industrial (los señores feudales jamás habían trabajado hasta ese momento) parieron lo que hoy conocemos como el proletariado industrial.
En el Siglo XIX, ese proletariado luchó a brazo partido para que les fuese reconocida una jornada laboral digna y un salario suficiente para cubrir sus necesidades primarias. Esas luchas no han cesado desde entonces y los obreros del Siglo XXI no se parecen, en nada, a aquellos que trabajaban hasta 18 horas diarias, sin derecho a fines de semana y mucho menos a vacaciones.
Aun así, ese proletario no tenía derecho a practicar deportes. Al principio, porque los juegos deportivos se habían calculado solo para la nobleza. Poco a poco los obreros comenzaron a practicar diferentes disciplinas, las más baratas, las que solo consistían en darle patadas a un balón hasta meterlo dentro de una portería.
Ramcés Barthelemy
 
 
Aun así, los zapatos costaban muy caros al igual que los uniformes. La diferenciación de los equipos resultaba engorrosa. Para mejorar esta situación decidieron comenzar a cobrar la entrada a los estadios y utilizar el dinero para comprar los implementos deportivos.
Es de esta forma cómo surge el deporte rentado. Mientras más gente acudía a los estadios, más se recaudaba, mejores eran los entrenamientos. ¡Ya podían instalar luces!
Al pasar de los años los clubes se percataron de que solo entrenando muchas horas diarias era posible perfeccionar al atleta, pero…; ese deportista no era un señorito feudal, ni un hijo de burgués adinerado. Era un trabajador que dedicaba parte de su tiempo libre a practicar la disciplina deportiva.
Surge, de esta forma el deporte rentado. Ya el atleta no tenía que trabajar, ahora su trabajo era ser cada vez mejor. Y yo me pregunto: Si le dedico todo mi esfuerzo físico y mental a ser cada vez mejor, en algo que además me gusta ¿eso no es trabajo?
Yasiel Puig
 
 
Un ejemplo: Una tercera parte de mi vida útil fui piloto de aviación. Un aviador necesita de un entrenamiento diario (si fuese posible). Claro está, cualquiera no llega a ser piloto, me dirán. Cualquiera no llega a ser jugador de Grandes Ligas, respondo. Al final, solo aquellos que de verdad sienten gusto por lo que hacen, tienen las condiciones y trabajan duro son los que probablemente lleguen a triunfar en el deporte o se retiren de la aviación pasados de 25 años y hagan el cuento. Muchos deportistas y aviadores se quedan por el camino. Nunca llegan a ser buenos ni a durar tanto tiempo.
Por supuesto que la comercialización y el profesionalismo son hijos legítimos; no del capitalismo, sino del sistema democrático y del mercado libre. Cada cual debe tener derecho a contratar su fuerza de trabajo como crea conveniente. Lo del “orden económico internacional” es pura propaganda política de los arribistas del sistema totalitario mal llamado socialismo. Por supuesto que la fuerza de trabajo de un obrero no es otra cosa que una mercancía. Da igual que sea en un sistema que en otro. Al final lo que interesa es a donde va a parar el dinero. Ya sabemos que en el capitalismo va a parar a las manos del que trabaja, mientras que en el sistema llamado socialismo va a parar a las manos de funcionarios de un régimen corrupto por naturaleza propia.
Yoan Pablo Hernández
Cuando un periodista totalitario vaya a escribir sobre el dopaje de los atletas, primero debe comenzar por decir que los primeros en utilizar el doping fueron los atletas que producían los gobiernos “desmerengados de aquellos que una vez se hicieron llamar “países socialistas”.
No obstante los subterfugios que utilizan, no pueden negar que el esfuerzo humano bien administrado, así como el dinero generado por ese esfuerzo, generan un desarrollo acelerado y sustentan un espectáculo de altísima calidad incapaz de ser igualado por otro sistema político conocido.
Pero, Sr, Oscar Sánchez Sierra, no me venga con la historia de la corrupción. Todos los cubanos sabemos, desde hace mucho tiempo, que los mayores corruptos han sido los gobernantes de los países mal llamados socialistas. Empezando por Fidel Castro, su hermano y José Ramón Machado Ventura y terminando por el más sencillo de los funcionarios del régimen; ese, que por no tener nada material que robar, se roba el tiempo de trabajo.
Aclaración: Cuba no se inserta en este mundo. El régimen dictatorial, totalitario y neo feudal regresa a los primeros años, claudica en sus posiciones de “principios” y se hace de la vista gorda. Todo por la incapacidad de un sistema fracasado. Ya lo dijo el propio Fidel Castro, “solo porque no nos queda alternativa”.
 
Yurioekis Gamboa
Eufemísticamente los propios ladrones dicen que son los peloteros quienes escapan a un ambiente de libertad, pero, ¿de qué libertad estamos hablando?
Pues es verdad, los peloteros cubanos escapan de la prisión de tener que vivir atados a una libreta de abastecimiento inexistente, escapan de unos salarios de miseria, escapan de una represión sin límites. Escapan del fracaso. De eso es de lo que estamos hablando Sr. Sánchez, de ¡LIBERTAD!
Sr. Sánchez, a la MLB (por sus siglas en inglés) no le interesa contratar a los peloteros cubanos si el intermediario resulta ser aquel organismo que representa a la dictadura de los hermanos Castro Ruz. Es por eso, por lo que no se han acercado a la Federación de béisbol del régimen totalitario.
El país de las libertades respeta las libertades individuales de las personas y además respetan las leyes de su propio país.
Aroldis Chapman
Si por acaso está haciendo alusión del embargo económico (que ustedes llaman “bloqueo”), le puedo decir que no porque sea una aberración del sistema democrático y de libre comercio, alguien se pueda dar el lujo de violarlo, tal y como hace (cada vez que lo considera oportuno) el régimen de afrentas y oprobios que impera en Cuba. Si algo es criticable, es la incapacidad del gobierno de los Estados Unidos de percatarse que un embargo económico no afecta a los funcionarios de un sistema totalitario y el que sufre es el pueblo, doblemente “bloqueado”. De esto también escapan los deportistas cubanos, los artistas y el pueblo en general.
¿Por qué razón un deportista cubano no puede fijar residencia en un país extranjero? ¿Es acaso un pecado mortal comunista?
 ¿Por qué “el gobierno revolucionario” no lo permite?
¿A qué le tiene miedo?
¿Cuál es la razón de que por fijar residencia en un país extranjero el deportista tenga que renunciar a Cuba?
Fíjese bien Sr. Sánchez: Los deportistas que hoy se desempeñan en arenas profesionales, lucen los colores de Cuba en sus vestimentas deportivas y dignamente se hacen llamar CUBANOS. Ninguno de ellos ha renunciado a Cuba. En todo caso han renunciado al sistema impuesto por una banda de octogenarios fracasados que han destruido a un país.
Copio y pego sus propias palabras:
“Hoy por esa vía son más de diez los peloteros cubanos que actúan en la MLB con excelentes resultados, como el cienfueguero José Dariel Abreu, con 36 jonrones, 107 impulsadas y 317 de average, además de ser el primero en slugging, con 581; su coterráneo Yasiel Puig (297 a la ofensiva) o los 104 ponches del holguinero Aroldis Chapman en 53 entradas, con 35 salvados, que solo vienen a ratificar la calidad del béisbol en la Mayor de las Antillas”.
¿Es delito haber sido formado en Cuba? Todo lo contrario, es un mérito que el régimen no está dispuesto a soportar sin sacarle una tajada, como hacen con los médicos esclavos.
Ulacia contestó sinceramente:
 “Claro que sí, aquí se hace un gran béisbol, y quisiéramos jugarlo, pero si para eso tengo que agarrar una lancha y escaparme de mi país, arriesgando mi vida, no, gracias”.
¿Por qué no le permitieron jugar con los Orioles? Él quería, sin tener que correr riesgos innecesarios. Simplemente, no le dieron la oportunidad.
Eso es lo que se llama “falta de libertad”.
Cito a José Martí:
“El amor, madre, a la patria; no es el amor ridículo a la tierra, ni a la hierba que pisan nuestras plantas…”
Acoto yo: Es el odio a quién la oprime y el rencor a quién la ataca.
El régimen de los hermanos dictadores oprime y ataca al pueblo de Cuba.
 
 
 
 
 
Wikio – Top Blogs