sábado, febrero 22, 2014

Frei Beto y Fidel Castro 2014

Frei Beto y Fidel Castro 2014




En los años sesenta del pasado siglo, Frei Betto leía a Kafka y a Fromm, admiraba a Fannon, estudiaba periodismo y ya había ingresado en la orden de los dominicos, cuando salió a las calles para protestar contra el régimen que gobernaba su país y enfrentó cuatro años de prisión (1969-1973).


 




                               Frei Beto


Desde entonces, Frei Betto ha testimoneado en más de un millar de ponencias, en cientos de artículos, y en unos 50 libros su mirada, diferente de la verdad.


Con el régimen dictatorial, totalitario y neofeudal existente en Cuba ha tejido una historia plagada de mentiras y medias verdades faltándole el respeto, hasta la saciedad, al pueblo cubano.


Hace tan solo unos días Fidel Castro le concedió una entrevista. He aquí las preguntas que le hizo, y mis comentarios a las mismas.


No copio todas las respuestas de Fidel Castro porque además de estar llenas de incoherencias, son demasiado largas y tediosas.


FB -En su visita de noviembre de 2010, cuando participó en el Encuentro Nacional de Educadoras y Educadores Populares desarrollado en La Habana, usted utilizó en su intervención una metáfora muy interesante para definir a Cuba, partiendo de una lectura que había hecho de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido: “Quizá ustedes no sepan que es un hecho biológico que las águilas pueden vivir 70 años como máximo. Pero cuando llegan a los 30 o 40, propenden a la muerte porque sus garras y su pico ya no son fuertes para destrozar las carnes con que se alimentan. Y cuando sienten que pueden morir, vuelan hacia lo alto de una montaña y se arrancan las garras y el pico. Esperan meses allí, hasta que les vuelven a salir. Así viven otros 30 o 40 años más. Hoy, el águila es Cuba.” A tres años de esas declaraciones, cómo ve esa águila que veía transformándose entonces. ¿Cómo ve a la Revolución Cubana?


Fidel Castro le responde que el país necesita cambios, para mejorar el socialismo. ¿A cuál socialismo? Por supuesto, Fidel Castro no se puede llamar a si mismo totalitarista y dictador.




                           ¿Fidel Castro?


La metáfora del águila resulta improcedente. En Cuba no hay águilas y las auras tiñosas no renuevan sus alas y mucho menos sus picos. Es un ave carroñera que en oportunidades (cuando se encuentra hambrienta) caza para comer.


Fidel Castro considera que en Cuba, más que cambios económicos, lo que es necesario es un “cambio espiritual”.


Le reconoce a Frei Beto que el sistema capitalista le seduce y vulnera. Y reconoce su fracaso cuando afirma que después de más de 50 años intentando “educar” e “ideologizar”, y trabajando en la formación “política” de la gente (refiriéndose al pueblo cubano) dice que no se puede depender de consignas y discursos.


FB -Hay una polémica bastante fuerte hoy en la izquierda latinoamericana, y sobre todo aquí en Cuba, acerca de la naturaleza de estas transformaciones, porque unos dicen que significa un retorno al capitalismo por el desarrollo de la pequeña propiedad privada y la apertura a la inversión extranjera, mientras que otros defienden que es una manera de enfrentar las coyunturas y de mantener la revolución. ¿Considera que estas transformaciones contribuyen a la construcción del socialismo? ¿Cómo entiende los desafíos de construir socialismo con estas transformaciones?


Fidel Castro considera que no se debe confundir capitalismo con democracia. ¡Por supuesto que no!




               capitalismo


El capitalismo es un orden social y económico que deriva del usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción.


El socialismo es un orden social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción que propende en la desaparición de las clases sociales.




En tanto que el sistema capitalista ha logrado que la producción de bienes materiales satisfaga a una clase media y reduzca la pobreza a menos de un 25% de la población, el sistema socialista se ha mostrado improductivo obligando a vivir en la miseria a la mayor parte de la población para poder “garantizar” niveles de salud y educación aceptables.


Fidel Castro: Hasta hace muy poquitos años la palabra socialismo significaba estatización. No trates de tapar el sol con un dedo.


Democracia (en latín) quiere decir “poder del pueblo”. La democracia es una forma de organización en la cual, las decisiones colectivas son adoptadas mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes.


El totalitarismo, a diferencia de la autocracia, es un régimen de partido único que se funde en las instituciones del Estado y lo suplanta.


El grave problema de la economía es precisamente que, para que exista plusvalía, es necesaria la explotación de la mano de obra. Si al obrero se le paga exactamente por lo que produce y no hay plusvalía pues, el negocio que sea dejará de existir. Sin plusvalía no podrá renovarse y crecer. Ya sea en el capitalismo o en el socialismo.


Es eso, y no otra cosa, es lo que ha llevado a la ruina a los países que han adoptado el sistema totalitario socialista.


En las sociedades capitalistas, donde la economía es administrada por personas individuales o colectivas, son estas las que asimilan los errores y no los gobiernos. Los errores los paga una persona individual o colectiva.


En las sociedades socialistas, donde la economía es administrada (centralizada) por el gobierno, los errores son de los funcionarios y por ende, del gobierno. El problema consiste en que los errores de los funcionarios los paga el pueblo.


La plusvalía, en una sociedad socialista, debe redundar a favor del pueblo y no ir a parar bajo la tutela de un partido único dictatorial.


Fidel Castro: El pueblo de Cuba no es idiota. Todos sabemos que mientras exista el régimen dictatorial, totalitario y neofeudal que tú nos has impuesto, en Cuba no existirá jamás un sistema económico capitalista.


Lo único que están consiguiendo con estos intentos de reformas (tipo capitalistas) es el surgimiento de más funcionarios oportunistas, y corruptos en busca de provecho propio. Entre los ciudadanos cubanos que tratan de adaptarse hay muchos que ya no creen en el sistema totalitario aunque continúen siendo altruistas y solidarios.


Socialismo no es sinónimo de democracia. Desde el momento en que el orden social y económico encuentre su base en la propiedad estatal de los medios de producción y para ello exista un régimen de partido único que suplanta las funciones del gobierno, el sistema implantado en Cuba continuará siendo sinónimo de estatización.


FB-Ha habido una discusión que le ha acompañado en esta visita, a raíz de su intervención en Universidad 2014, cuando dijo que el principal enemigo de la Revolución Cubana está dentro de la Revolución y que es la educación bancaria, el egoísmo, la indiferencia. Pero quería retomar el intercambio del 14 de febrero, cuando un educador popular cubano argumentaba que la educación en Cuba era bancaria porque era resultado de una manera de hacer la política que era bancaria, de una manera de pensar el socialismo que era bancaria. ¿Cómo cree que el sistema político y el sistema educativo puedan transformarse mutuamente para no ser bancarios, para ser populares?


Frei Beto toca una tecla importante en esta entrevista.


¿Qué es la “educación bancaria”, la “política bancaria”, el “socialismo bancario”?


Es la concepción de la educación como el proceso de depositar los contenidos en el alumno por parte del profesor.


En lugar de observar la educación como comunicación y diálogo, la educación bancaria contempla al alumno como sujeto pasivo ignorante que ha de memorizar y repetir los contenidos que se le inculcan por el profesor, el cual es poseedor de verdades únicas e inamovibles.


Fidel Castro se va por las ramas. Sitúa como ejemplo a los “comités de defensa del régimen” (CDR) y el mismo se pregunta: ¿Funcionan? Y el mismo se responde que sí, que funcionan.


No Fidel Castro. Los CDR no funcionan. Fueron creados para combatir (cuadra por cuadra) a la contrarrevolución. ¿En qué quedamos? ¿Hay contrarrevolución o agentes mercenarios pagados por el imperialismo?


Pero Frei Beto no se está refiriendo a los CDR como “educación”. Ese organismo no educa. Los CDR solo sirven para señalar a las personas desafectas y los que participan y se movilizan, lo hacen para no señalarse.


En Cuba solo hay una opinión, que es la del desgobierno. Desde el momento en que existe un solo partido y no hay ni una oposición reconocida, en Cuba no existe democracia alguna. De esa forma no se puede crear una sociedad dialógica. Por tanto no hay nada en ese sentido, que pueda fortalecer “espiritualmente” al sistema dictatorial, totalitario y neofeudal existente.


FB-Y ¿considera que deban ser cambios que surjan desde el sistema educativo, que se den desde los CDR, por ejemplo, o que sean simultáneos?


Frei Beto lo presiona.


Le obliga a referirse al sistema educacional cubano y logra que Fidel Castro diga que debe ser en simultáneo, porque el sistema educativo “no es fácil”. Que se deben cambiar muchas metodologías.


Que después de medio siglo reconozca esto, ya es un logro.


Inmediatamente después de Fidel Castro haber reconocido su error, su fracaso y su totalitarismo, Frei Beto le formula una pregunta de descanso espiritual, para que se reponga del mal trago.


FB- En esa misma intervención suya en el encuentro nacional de educadores populares, luego de decir que Cuba era como un águila en transformación, explicó que la Revolución Cubana tiene la capacidad de moverse críticamente sobre sí misma para salir adelante y consideró que las redes de educación popular tienen mucha importancia en eso. Después de tres años, ¿cómo valora el trabajo de la Red Nacional de Educadoras y Educadores Populares, asociada al Centro Memorial Martin Luther King?


No considero procedente referirme a esta pregunta ni a su respuesta. Es un centro de reciente creación y circunscrito a una sola de las provincias. Ya dirá el tiempo si son positivos o negativos.


FB-Un aspecto muy interesante de la Educación Popular en Cuba es que se ha convertido en un puente con América Latina, en otro más, porque históricamente la Isla siempre ha tenido una apertura al continente. ¿Cree que la educación popular podría insertarse en el proceso de integración que se está viviendo hoy en la región para potenciarlo?


 Interesantísima respuesta que transcribo literalmente


FC -Es casi imprescindible. La preocupación que miro, sobre todo ahora ante el caso de Venezuela, es que esos gobiernos progresistas no están haciendo un trabajo sistemático de base, de organización de los jóvenes, de educación política. Entonces son gobiernos que tienen el riesgo de fracasar, porque un gobierno progresista no se mantiene con políticas sociales y consignas. Es necesario formación política, formación espiritual de la gente.


Traduzcamos las palabras del dictador:


Los gobiernos progresistas no se mantienen con políticas sociales y consignas: Es necesario reprimir y vigilar a la gente.


FB-Recientemente, en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se declaró a América Latina y el Caribe Zona de Paz. ¿Qué trascendencia puede tener esa declaración en el escenario actual de la región, donde hay tantas injusticias?


Fidel Castro considera que es imprescindible encontrar caminos de entendimiento entre las partes antagónicas. Después se refiere a armamentos nucleares inexistentes en Iberoamérica. Por último alude a una “justicia” como fuente de paz, citando al profeta Isaías.


En fin, no dice nada.


FB-Ahora mismo la paz es un tema bastante frecuente en Latinoamérica; tomando el referente cotidiano de la Educación Popular, ¿cómo se podría construir cotidianamente la paz sin tener que esperar por una política gubernamental para comenzar esa construcción?


A Fidel Castro le parece raro que un país de régimen social socialista no tenga movimientos sociales dinámicos, preocupados por la formación de nuevas generaciones.


FB-¿Usted percibe en Cuba hay algún movimiento social?


Le responde de forma rotundamente clara: “No. Aquí hay sindicatos, federación de mujeres, FEU”.


Todos subordinados y dependientes del partido único y su simbiosis con el desgobierno.


En fin, Fidel Castro dice que en Cuba no hay movimientos sociales, solo “un montón de asociaciones”.


Y le parece “un poco raro que en un país socialista la gente esté todo el tiempo mirando películas de Hollywood y telenovelas de la Globo”.


Después de medio siglo de dictadura nos dice que “no es posible que no tengamos inteligencia, imaginación y creatividad para crear programas atractivos.


¡A buen entendedor, con pocas palabras basta!


FB-Una última pregunta. Casi siempre en los talleres de la Red Nacional de Educadores y Educadoras Populares se proyecta la intervención suya donde dice que el socialismo es el nombre político del amor. Pero en las sociedades contemporáneas los grandes medios tienen una visión muy contraria del socialismo y del amor, como que no caben en una misma oración. ¿Cómo sería una sociedad en la que prevaleciera la socialización del amor?


Fidel Castro nos dice que solo una sociedad que tenga como paradigma la solidaridad y no el mercado es donde único puede prevalecer la socialización del amor.


Fidel Castro: Desde el punto de vista social, el mercado es lo que propicia las condiciones para el intercambio.


Desde el momento en que para ser solidario debo aportar algo, sin mercado no puede existir solidaridad. A no ser que sea una solidaridad compasiva, o el tan manido “te acompaño en el sentimiento”.


El amor, Fidel Castro (por mucho que lo haya dicho Vladimir Ilich Ulianov) no es un producto, es un sentimiento. El acto sexual es una necesidad física que no tiene que ver con el sentimiento amor. Pero que sea una necesidad física no tiene que ser de estricto cumplimiento como orinar o defecar.


El amor nace, existe y desparece de forma natural y espontánea. Es imposible estimular su producción. Es absurdo.


La solidaridad, el altruismo, la militancia y el compartir, solo es posible con abundancia. Esa abundancia de la que carecen los regímenes dictatoriales, totalitarios y neofeudales como el que implantaste en Cuba.










Wikio – Top Blogs