martes, 29 de octubre de 2013

La Moneda Nacional, los CUC y la Libreta de Abastecimiento

La Moneda Nacional, los CUC y la Libreta de Abastecimiento


Respuesta al artículo de Salim Lamrani, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=175999



Dualidad Monetaria


La dictadura totalitaria neofeudal anuncia la unificación monetaria y pretende continuar tomándonos el pelo. ¿Para reducir las desigualdades económicas? ¡Ya te jode!

Al desaparecer la URSS y con bastante retraso, el desgobierno de Fidel Castro decidió ceder en los principios autorizando la libre circulación del dólar norteamericano. Los “chicos  verdes” volvieron a Cuba pasadas varias décadas. Al decir de Fidel Castro, lo hacía porque no tenía alternativa.
Decir que no se tiene alternativa, deja abierta la puerta para cuando se encuentre. Fidel Castro conocía perfectamente que los familiares residentes en el extranjero enviaban remesas a sus parientes en Cuba y que aquella moneda corría a raudales en el mercado negro. Necesitaba, con urgencia, controlar aquello.

No es que Fidel Castro sea tan incapaz de no saber cómo se hacen las divisas indispensables para que funcione la economía de un país. Eso tal vez le sucede a Salim Lamrani, que por muy docto que sea es un perfecto ignorante, o se hace, que es aun peor.

Las divisas se crean con mucho trabajo eficiente. Pero el socialismo del Siglo XX y el del XXI son un fracaso económico. Salim Lamrani, nos quiere hacer creer que el peso convertible (CUC) tiene un valor igual al dólar. ¡Gran mentira! Esa triste moneda no solo se utiliza en el sector del turismo. La utiliza todo el pueblo cubano. Y es otra mentira que se utilice para adquirir productos de importación, pues fuera de Cuba no vale nada. Es así de sencillo. Para lo único que sirve, es para que los productos que vende el desgobierno tengan un valor nominal que no se atrevieron a darle a la moneda nacional.

Lo único que pretendía el desgobierno era que el dólar no circulara en Cuba y de esta forma evitar la independencia económica de cubanos y extranjeros en el país.
Durante diez años el dólar corrió en paralelo con la moneda nacional. Para la recaudación de dólares inventaron las Casas de Cambio llamadas CADECA, donde los cubanos podían cambiar la moneda nacional en dólares. El cambio comenzó en 24 pesos por un dólar. Cuando en el año 2004 salió el CUC los cubanos dejaron de recibir dólares para recibir un papel que hacía las veces de divisa. De esta forma, los dólares que entraban al país iban a parar a las manos del régimen.



La doble moneda no es la causante de la desigualdad. La desigualdad estriba en que hay cubanos que tienen acceso al CUC, por diferentes vías, y existen otros que ni lo ven pasar. Los que no tienen acceso a los CUC apelan a la ingeniosidad para hacerse de los mismos. La inmensa mayoría de los profesionales (académicos, médicos, ingenieros) no les es permitido cobrar en CUC. De ahí que muchos de ellos, no es que abandonen sus profesiones, sino que en sus tiempos libres se dedican a ejercer otras como pueden ser, taxista, camarero o portero de las famosas paladares. Pero eso Salim, es culpa del desgobierno.
Salim Lamrani
 

¿Acaso alguien con pleno juicio puede creer que el régimen imperante en Cuba desconocía la afectación contabilística y las distorsiones que provoca la dualidad monetaria en la economía de un país?

Cuando Lamrani nos dice que Raúl Castro, consciente de esta realidad decidió actuar en consecuencia, tal parece que el General en Jefe llegó a Cuba procedente de otra galaxia. ¿Acaso no era Raúl Castro uno de los principales des-gobernantes del país en el 2004?

Diez años son muchos años de CUC. Pero bueno, los hermanos dictadores llevan más de 50 en el poder haciendo y deshaciendo a su antojo y con sus locuras hundiendo cada vez más al pueblo cubano.
Libreta de Abastecimiento de productos industriales
 

Ahora se le antoja, al hermano menor, ordenar una estrategia para la unificación monetaria. ¿Qué tiempo les tomará para que se encuentre lista (me refiero a la estrategia) y que la misma se ponga en marcha. ¿Será a paso doble corto o paso de camino? ¿Qué entiende el Sr. Salim Lamrani por “brevedad”?

La cantaleta de Lamrani se hace insoportable cuando alude al Partido Comunista como el gran descubridor del agua tibia. ¿Quién gobierna en Cuba? ¿El partido o el des-gobierno?

Según Lamrani nos demuestra que el desgobierno, tan solo en el año 2013 anunció el lanzamiento del proceso de unificación monetaria, documento que había  sido aprobado el VI Congreso del Partido en el año 2011. Sr. Lamrani, el des-gobierno tiene una marcha lenta agobiante. El meollo del asunto es que partido y gobierno son una misma cosa y se anulan los unos a los otros. En fin, que aquello es un descalabro que ni ellos mismos saben como van a resolver.

No es menos cierto que el proceso es engorroso, como engorroso ha sido el desgobierno durante más de medio siglo. ¿Cómo van a aumentar la productividad y la producción? ¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿Cómo van a sustituir las importaciones en el campo alimenticio?

Raúl Castro lleva en el poder un poco más de cinco años y la economía en vez de mejorar empeora. ¿Quién va a sustituir a Raúl Castro?

¿Tendremos los cubanos que esperar a que la producción aumente y por supuesto, la productividad del cubano, para que se pueda realizar la unificación monetaria y desaparezca la infame Libreta de Abastecimiento?
¡Arreglao´s estamos!

Eso sí, Sr. Lamrani, si no desparece la LA, no vale la unificación monetaria. Usted ni la menciona.
 

 
 
Wikio – Top Blogs

lunes, 7 de octubre de 2013

El régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro Ruz continúa siendo dictatorial, totalitario y neo feudal

El régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro Ruz continúa siendo dictatorial, totalitario y neo feudal

Una respuesta al artículo de Salim Lamrani

Salim Lamrani (al centro) y sus amiguitos defensores del neofeudalismo del siglo XXI




http://www.cubadebate.cu/especiales/2013/10/04/el-nuevo-modelo-cubano-sigue-siendo-socialista/



La invención del “nuevo modelo económico” del régimen, por lo controvertido, solo merece críticas. Pretenden que algunos incautos piensen que están adoptando vías capitalistas. Nada más lejos de la realidad. No es menos cierto que, con un sistema económico canceroso y en estado terminal, los “dirigentes” (a todos los niveles) se enfrenten a una encrucijada, donde tendrán que decidir el rumbo a tomar. Todavía se atreven a decir que preservarán “las conquistas” y perfeccionar su funcionamiento.


Vamos a ver: ¿Cuáles “conquistas”? ¿Perfeccionar qué?

Desde el año 2012 el régimen vocifera que se encuentra “actualizando” su “modelo económico”. Según refieren, el proyecto inicial se había elaborado en el año 2010 y solo en el mes de abril del año 2011 se presentó ante el VI Congreso del partido único autorizado.

Desde aquella fecha ha llovido mucho. Han transcurrido dos años y medio. Los incautos contrarios al sistema piensan que los hermanos Castro Ruz están de vuelta al capitalismo. No es verdad.

Que hayan tenido que doblar la testuz no demuestra nada más que la incapacidad del régimen para superar sus propias ineficiencias. El objetivo de los hermanos dictadores es paliar, a como dé lugar la caótica situación económica, que incluso con la ayuda del régimen bolivariano, les es imposible solucionar.

Un país sin recursos naturales y una anárquica administración jamás podrá hacer otra cosa que involucionar. Eso es lo que ha estado sucediendo en Cuba en los últimos 50 años. Podrán echarle la culpa al imperialismo y al bloquebargo, a la burocracia y a la corrupción, pero lo que no funciona es el sistema.

Raúl Castro sabe muy bien que la economía es su escollo principal, lo que no se nota es que sea consciente de que “el trabajo ideológico de los cuadros” (empleado durante todo el tiempo que dura la dictadura) sea capaz de resolver la situación. Si de ellos depende, al sistema le queda mucho menos tiempo de lo que alguien se pueda imaginar.
Se hace cansón continuar escuchando frases huecas en relación con un sistema económico basado en la “planificación socialista”. Eso es tan absurdo que, si no fuera por lo trágico, movería a risa.

Si la “empresa estatal socialista” va a continuar siendo la forma principal de la economía nacional, arreglados estamos. Hace 50 años los bueyes de la “empresa” de marras eran jóvenes. Hoy siendo bueyes viejos y cansados, además de no saber ni arar la tierra, pretenden convencerse (a ellos mismos) de que: ¡Si se puede, coño!
Salim Lamrani (al centro) con sus amiguitos blogueros, mentirosos
 

Hace ya más de 20 años que el régimen dio entrada al capital extranjero y de esa manera creó empresas mixtas. La mayoría de las mismas han resultado un fracaso, pues teniendo el desgobierno un 51% de la participación, su ineficiencia y el desvío de recursos, sumado a los impagos, han dado al traste con lo que debía ser un desarrollo exitoso del país.

Un empresario panameño lleva más de un año encarcelado por el régimen totalitario, en lo que algunos describen como un intento de La Habana de no cumplir con sus deudas. Esto es PI constante para el régimen, que cuando no consigue lo que quiere, utiliza chantajes, amenazas y hasta la cárcel.

El desgobierno de Raúl Castro encarceló a por lo menos una docena de empresarios extranjeros en La Habana entre el 2011 y 2012.

Dudo mucho que las leyes relacionadas con el comercio exterior y la inversión extranjera vayan a ser revisados, que debieran, pero más en duda pongo que la seguridad económica del régimen cambie su modus operandi.

El régimen dictatorial, totalitario y neofeudal de los hermanos Castro Ruz es un lugar excesivamente riesgoso para hacer negocios y mucho más si son negocios, a riesgo, en los cuales se encuentren involucrados extranjeros.

El “nuevo modelo” no ha sido capaz (hasta la fecha) de hacer productivas a las cooperativas, ni a las nuevas propiedades agrícolas, ni a los nuevos usufructuarios y mucho menos a los trabajadores por cuenta propia. La represión administrativa les ahoga, cada vez que intentan sacar la cabeza para respirar. Pero es que el papel del desgobierno tiene que ser preponderante. Son ellos los que mandan y punto final.

De manera que, por esta vía, las supuestas reformas jamás conseguirán gestionar eficiencia en las actividades económicas. Dudo mucho que permitan un sistema de autonomía y descentralización que responsabilice a los dirigentes (formados por el propio desgobierno) por los resultados que se obtengan.

El quid del problema es que, de ser así, al cabo de poco tiempo, las empresas eficientes estarán dirigidas por personas ajenas al régimen. Eso lo saben perfectamente Fidel y Raúl Castro.

Se impone una pregunta: Si ya sabemos que a los hermanos dictadores les ha importado un bledo la prosperidad del pueblo de Cuba…

¿Será que les importa, poco o nada, lo que suceda de aquí a diez años?

El resto de tu artículo, Salim, por mucho que seas Doctor en estudios ibéricos y latinoamericanos solo dice paparruchadas.
 


Wikio – Top Blogs