jueves, 26 de septiembre de 2013

Willy Toledo viviendo en Cuba

Willy Toledo viviendo en Cuba



Todavía no lleva tres meses viviendo en La Habana y continúa con la misma opinión de cuando vivía en Madrid.

Lo han acusado de todo y un poquito más. De vivir en Cuba como un burgués español, con criados y chofer, pero el supuesto actor no revela donde vive. Solo así podríamos evaluar en qué ambiente se mueve. Tampoco dice cuanto paga de renta por el modesto apartamento (falto de pintura), ni dice si paga en pesos cubanos o en CUC.

¿Fue en ese apartamento que recibió a Frenando Ravsberg? Bueno, el periodista lo describe bien. Continúa siendo el mismo impresentable, descalzo y sin camisa. ¡Qué gracioso!

Dice que le va muy bien y que tiene muchos amigos y mucho tiempo libre (que no tuviera en Madrid). ¿Se dedica a leer y no a trabajar?

Va al cine, al teatro y…, a comer a casa de gentes. Me imagino, que a comer mierda, que es como se dice vulgarmente en Cuba. Nada de langostas, ni de bistecs o camarones (gambas)?

Cuenta que está tranquilito. Esperemos bien que no se des-afore. Que se mantenga así, aun cuando choque con la vida real del cubano.

Tampoco nos cuenta que tipo de botellita, si es de vino o de ron. ¿Será de ron peleón o del “Legendario” de exportación? Otra pregunta: ¿El botellón a que dice asistir en el malecón será por la “Fiat”?

Se toma un juguito por la mañana y un pan con tortilla. La Habana Vieja ni la pisa, puesto que allí sería un turista más. Considera que por vivir en un barrio, es un vecino más. Efectivamente, es el “gallego” vecino, porque en Cuba se le aplica el “gallego” a todos los españoles.

Aun no tiene residencia, pero el día que la consiga se inscribirá en los CDR y si se lo permiten hará la guardia cederista, digo yo. Posiblemente será uno de los primeros extranjeros en dar el ejemplo a los propios cubanos, que ya están hartos de tanta bobería.

Refiere que los cubanos nunca se han referido a la “Madre Patria”. Me extraña, pues a diferencia de otros pueblos hispanoamericanos, los cubanos jamás nos referimos a España en forma despectiva. Siempre nos educaron en que España era como el “vidrio inglés”, un término acuñado por los propios españoles. Sin embargo no existen los resentimientos de otras partes.

Tan solo una aclaración: Los cubanos no somos españoles, desde hace muchos años. Somos y seremos tan solo descendientes. Y eso no nos lo puede quitar nadie.

Ravsberg le hace una pregunta estúpida. Para un español relacionarse con un cubano es la cosa más fácil del mundo. Por mucho que utilicemos palabras inventadas, conocemos incluso las palabras que se han dejado de utilizar en España, como por ejemplo: alcancía, automóvil y otras.

Cuidado con lo que dices Willy, no vaya a parecer que ya empiezas a criticar la carencia de información que sufre el pueblo cubano, que no se entera por los medios (controlados por el desgobierno) de las actividades culturales.

Willy come fuera de su casa. Con un sueldo promedio de un trabajador cubano es imposible darse ese lujo. Nos demuestra que no vive como un cubano y si como un español de visita en Cuba. Otra cosa Willy: No vayas a decir donde comes camarones y langostas, a no ser que sea en restaurantes del desgobierno en CUC. De lo contrario te estarás “chivando”. Es totalmente prohibido, incluso para los restaurantes particulares autorizados. A Willy le gusta el pescado. Debe tener el cerebro lleno de plomo.

Hace una crítica velada al régimen imperante en Cuba, al decir que el trabajo por cuenta propia, refiriéndose a la “apertura económica” (que él llama “nueva”), hace más feliz a la gente. Ya no es el desgobierno el que dará lo suficiente para vivir. Ahora los cubanos tendrán que arreglárselas al más puro “capitalismo”, que tanto odia el Toledo.

Extraña las comodidades. No las encuentras aun teniendo dinero. Siempre recalca que ha tenido una vida fácil de niño bitongo, de padres burgueses, como si eso en vez de ser una ventaja, fuese un pecado religioso. Ha trabajado mucho como actor, siendo todavía un perfecto desconocido. Y ha ganado mucho dinero.
Un cubano de su misma categoría sería un muerto de hambre más y sin la posibilidad de irse a vivir a España.

“La libertad de movimiento y de acción que hay en La Habana no la tenemos en Madrid”. Soberano disparate.
¿Qué entiende Toledo por “libertad de movimiento”?
¿Se estará refiriendo al transporte público?
¿Acción?
¿Contra qué o contra quién?
No sé si en algún momento de su “basta” carrera profesional habrá ejercido de payaso. ¿Será posible que en La Habana Willy Toledo se encuentre preparando la caracterización del “Trompoloco” de Edwin Fernández?

Willy Toledo ha llegado a una ciudad donde un trabajador recibe de salario 300 pesos moneda inconvertible y tiene que pagar 26 para beberse una cerveza, al cambio de 26 por un CUC (que también es inconvertible, pero es la que corre internamente en igualdad al dólar USA). Es verdad que las salas de cine son más baratas, pero tampoco tienen filmes de estreno. Las salas de teatro y de conciertos son más baratas que las de España, pero los actores y músicos no son tan bien remunerados como los españoles.

Pregúntenle a Willy.




Wikio – Top Blogs

2 comentarios:

Camila dijo...

Nunca he ido a Cuba y por eso quería conseguir pasajes para ir allí. Paso mucho tiempo en los Departamentos Buenos Aires buscando datos sobre las ciudades Cubanas y por eso estoy viendo de gente que viva allí para ver que me recomienden

Mario Riva dijo...

Visite la página www.casecuba.com
Es particular y alquilando en esas casas puede ayudar a las familias cubanas.

Suerte