martes, 20 de marzo de 2012

Cuba no quedó excluida de la Cumbre de Las Américas

Que el Presidente Santos no haya logrado consenso, en el hemisferio, para invitar al régimen dictatorial, totalitario y neofeudal de los hermanos Castro Ruz, a participar de una cumbre de los mandatarios de los gobiernos democráticos de nuestra América, no quiere decir que Cuba, como país, se encuentre excluida.




El día en que nuestro país vuelva a ser democrático y no exista una tiranía de más de cincuenta años, el Presidente de Cuba, luego de retornar a la Organización de Estados Americanos (OEA) tendrá derecho de participación.

La arrogancia y la prepotencia de la tiranía de los hermanos dictadores, les lleva a rechazar la invitación de sus “hermanos latinoamericanos” de integrarse a la OEA.

Los países que integran el ALBA consideran una necesidad la presencia neofeudal para sus aspiraciones. Necesitan que se reconozca al desgobierno existente en Cuba, con el objetivo de tener una base legal para perpetuarse en el poder.

Los hermanos Castro, por su parte, siempre han sido testarudos y, ahora que están viejitos mucho más. De manera que si alguien del ALBA pensaba que Raúl Castro iba a asistir a la Cumbre, se equivocó.

Pero el asunto no es tan fácil como parece. Ambos hermanos se devanan los sesos tratando de mantenerse intransigentes y a la vez complacer a sus “simpáticos” amigos.

No hay sorpresa. Raúl Castro Ruz ha sido excluido de la Cumbre de las Américas, por ser un DICTADOR TOTALITARIO NEOFEUDAL  y punto.

No integrarse a la OEA es mostrar un desatinado irrespeto a los pueblos de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y algunos caribeños. Todos dependientes del petróleo venezolano.

La negativa de reintegrarse a la OEA muestra el desprecio que sienten los hermanos Castro por los pueblos americanos. Demuestran que utilizan las figuras históricas según sus conveniencias mientras que permanecen agachados ante la insistencia de esos pueblos, que mediante las urnas han elegido a los gobiernos que hoy solicitan su ingreso en la organización.

La posición de Raúl Castro fue expresada el 5 de febrero del presente año. Dijo, que ellos (refiriéndose a su hermano) jamás lo habrían reclamado (refiriéndose a la invitación para participar en la Cumbre), pero que apoyaban el planteamiento del Presidente Correa de actuar; para que cese la exclusión de su presencia. Por considerarla muy justa.

Raúl Castro, al igual que su hermano Fidel, considera que la Cumbre, al igual que la OEA solo sirve para que E.U. ejerza su dominación. Pero es que en eso llevan más de cincuenta años. Ahora, cuando todos los gobernantes del Continente Americano, que han sido elegidos democráticamente, reclaman la presencia del dictador cubano, éste se niega y los niega.

¿Por qué, en lugar de aceptar las Cumbres, los gobiernos del hemisferio no se deciden a la exclusión del gobierno de los Estados Unidos?

Peor aun: Para los tiranos tampoco es aceptable que se decida si ellos tienen o no derecho de participación. Se parece cada vez más al cuento de la vaca Melchora.

La exclusión del único dictador vigente en el hemisferio sirve para ahondar en la conciencia de los pueblos sobre el desprecio que muestran los hermanos Castro hacia sus instituciones democráticas.

Para que entiendan, de una vez por todas, que de continuar apoyándoles, avanzarán más resueltamente hacia la más completa y definitiva  feudalización.


Wikio – Top Blogs