lunes, 23 de enero de 2012

Las verdades de Raúl Castro

En los últimos días, la prensa mediatizada del régimen dictatorial, totalitario y neo-feudal de los hermanos Castro Ruz y sus lacayos, comprometidos con el sistema represivo impuesto al pueblo de Cuba, han desatado una campaña difamatoria contra todo el que se solidarice con el asesinato de un disidente indefenso.

El método utilizado es el mismo de hace 50 años, que no por repetido deja de ser escuchado por aquellos, que sin saber y sin querer saber, pretenden que el sistema impuesto al pueblo cubano sea el modelo a seguir.

Una persona presa, sea político, contra-revolucionario o común, tiene derecho a, no solo un proceso justo (que bajo el régimen dictatorial nunca lo será), sino a la protección de las “autoridades” que le retienen en prisión.

Luego del fallecimiento de Wilman Villar, el desgobierno ha desatado una serie de invenciones y tergiversaciones, al mas puro estilo nazi-fascista. Durante el tiempo que Wilman estuvo en huelga de hambre tuvieron tiempo para preparar tan maquiavélico plan. Resulta que ahora Wilman es presentado ante la opinión pública como un maltratador, que estando en prisión sufrió un “fallo multiorgánico asociado a un proceso respiratorio séptico severo”. Perversamente esconden que Wilman comenzó la huelga de hambre inmediatamente después de haber entrado en prisión. Perversamente esconden que solo pasados 50 días y comenzando el escándalo internacional (en vista de que se moría sin atención médica), decidieron ingresarlo. Faltaría menos.

Las autoridades españolas, las de la Unión Europea y los Estados Unidos de Norteamérica, no condenan al pueblo de Cuba. Condenan al régimen abusador establecido en Cuba hace más de 50 años. No dan absolutamente ningún crédito a las patrañas inventadas por un régimen que utiliza la mentira como arma de defensa. Un régimen tan autoritario y absolutista que considera “su verdad” la única posible e irresistible.

¿Por qué le es negada la verdad al pueblo cubano?

¿Quiénes son Raúl y Fidel Castro Ruz para ser voceros de la verdad del pueblo al que oprimen?

Cinismo y un solo rasero. Eso es lo único que saben utilizar magistralmente los hermanos dictadores. Se atreven a hacer comparaciones con otras situaciones ocurridas en el ámbito internacional y se consideran como iguales. Con eso pretenden tener credibilidad.

¿Compararse con lo mal hecho en cualquier parte del mundo, les autoriza a cometer sus fechorías?

Yoani Sánchez lo puede decir más alto, pero no más claro:

“Si nos dejamos guiar por la propaganda gubernamental, en esta Isla no hay una sola persona decente, preocupada por el destino nacional y sin crímenes cometidos que además se oponga al sistema. Todo aquel que emite una crítica es inmediatamente tachado como terrorista o vende-patria, malhechor o amoral. Acusaciones difíciles de “desmentir” en un país donde cada día la mayoría de los ciudadanos tiene que cometer varias ilegalidades para sobrevivir. Somos 11 millones de delincuentes comunes, cuyas tropelías van desde comprar leche en el mercado negro hasta tener una antena parabólica. Prófugos de un código penal que nos asfixia, fugitivos del “todo está prohibido”, evadidos de una prisión que comienza con la propia Constitución de la República. Somos una población cuasi penitenciaria a la espera de que la lupa del poder se pose sobre nosotros, hurgue en nuestras vidas y descubra la última infracción cometida”.

http://www.desdecuba.com/generaciony/?p=5942

Maritza Pelegrino, viuda de Villar y madre de sus dos hijas, dijo a Efe que la versión oficial del Gobierno de Raúl Castro es “un cuento de la policía política” que intenta “manchar su imagen después de muerto”.

“Todo eso lo niego. Fue manipulado, es un engaño”, dijo Pelegrino a Efe desde la localidad de Contramaestre, en la provincia oriental de Santiago de Cuba.

“En ningún momento me agredió”, dijo Pelegrino, quien acusa al Gobierno de no haber atendido a tiempo a su esposo y cree que “lo dejaron morir”.

Wikio – Top Blogs