lunes, diciembre 12, 2011

Promesas tempranas de Fidel Castro

16 de febrero de 1959.- “Tengo la seguridad de que en el curso de breves años elevaremos el estándar de vida del cubano por encima del de Estados Unidos y del de Rusia”.
Nota: Hoy conocemos que el estándar vida del pueblo cubano, en 1959, era incomparablemente superior al estándar de vida de los pueblos de la URSS.

15 de marzo de 1959.- “Además, estamos ya estudiando y preparando los proyectos para desecar la Ciénaga de Zapata, con una capacidad de 15 000 caballerías de tierra, y que cuando esté en condiciones de cultivo, va a servir de sustento a decenas de miles de familias cubanas”. Promesa incumplida

7 de junio de 1965.- “Porque hay ahora ya esa conciencia, esa responsabilidad, ese conocimiento, esa organización que ya se ve en todas partes en nuestro país y que, sin duda de ninguna clase, augura éxitos aún mayores, porque de la misma manera que alcanzamos estos 6 millones de toneladas de azúcar sin duda que se alcanzarán los 10 millones en 1970”. Promesa incumplida

7 de junio de 1965.- “Parejamente se desarrollará la industria de la sucroquímica, la utilización del bagazo para hacer pulpa, y con los planes de repoblación forestal que se están haciendo, en el futuro podremos mezclar pulpa de bagazo con pulpa de madera y tendremos otro tremendo renglón de exportaciones. Promesa incumplida

7 de junio de 1965.- No serán los 10 millones de toneladas de azúcar, sino los casi 4 millones de toneladas de miel, porque parejamente se va a desarrollar también la ganadería y utilizaremos la miel como alimentación para el ganado que nos permitirá ser país exportador de carne de res”. Promesa incumplida

  23 de agosto de 1966.- “En 1970 la Isla habrá de tener 5 mil expertos en la industria ganadera y alrededor de 8 millones de vacas y terneras…productoras de leche… Habrá tanta leche que se podrá llenar la bahía de La Habana con leche”. Nota: La bahía de La Habana estuvo rebosante de una capa de petróleo de más de cuatro metros de espesor durante décadas. Lo de la leche, es de risa.

2 de enero de 1968.- “Y ya en el campo de la economía, nuestra agricultura estará considerablemente desarrollada para 1970, y se pondrá el énfasis fundamental del país no solo en las industrias básicas —como cemento, electricidad y otras—, sino que ya la década de 1970 a 1980 será la década de las instalaciones industriales, tanto para elaborar los productos de una agricultura desarrollada como para atender todas las necesidades de una sociedad moderna y en avance”. Nota: esto pasa a ser, de una promesa incumplida, a una mentira descarada.

8 de junio de 1968.- “Cuba, en un breve tiempo se convertirá en un país exportador de petróleo”. Sueño incumplido.

8 de junio de 1968.- “Y si ellos en la Florida han podido desarrollar una gran industria de cítricos en una tierra peor que la nuestra, no hay la menor duda de que nosotros vamos a tener una industria de cítricos superior a la industria de cítricos de la Florida. De eso no hay duda”. Promesa incumplida

26 de julio de 1968.- “Y nosotros tenemos que ir elevando, año por año, el rendimiento de los cañaverales, porque Cuba estaba entre los últimos países de producción de caña por hectárea, aunque en rendimiento de azúcar éramos de los primeros, pero la agricultura atrasada, sin técnica, sin fertilizantes, pues hacía que el promedio de producción por caballería fuese realmente muy bajo”. Nota: Resultó ser todo lo contrario. El rendimiento de los cañaverales fue disminuyendo año tras año. En el rendimiento de azúcar pasamos a ser los últimos. La agricultura en vez de progresar, cada vez fue más atrasada, por mucha técnica y muchos fertilizantes. El promedio de producción, por caballería, cada año fue más bajo.

2 de enero de 1968.- “El azúcar es nuestro principal cultivo y quien quiera cualquier variedad de nuestras mejores variedades de azúcar que la venga a buscar a Cuba. Nuestra ganadería se desarrolla y no tenemos dudas de que será en el curso de pocos años una de las mejores ganaderías del mundo, porque nosotros no tememos competencia de ninguna clase, pero, además, seremos productores importantes de carne para los mercados del mundo, en cantidad y en calidad, y seremos productores importantes de cultivos tropicales, y entre los cítricos nos colocaremos entre los primeros países del mundo, y lo mismo ocurrirá con el café y con el plátano fruta y con la piña. Nota: Gracias a Fidel Castro y sus secuaces, ya el azúcar dejó de ser nuestro principal cultivo. El que pretenda comprar en Cuba una variedad de azúcar, se llevará una gran desilusión. Nuestra ganadería se encuentra en fase de extinción.

Durante el desgobierno de Fidel Castro (y en lo que va de Raúl), Cuba jamás ha producido carne para el mercado mundial. Los cultivos tropicales no pasaron de ser otra de las promesas incumplidas. Del café ni hablar. El plátano Microjet fue el último intento fracasado.
Wikio – Top Blogs