miércoles, 23 de febrero de 2011

Fidel Castro defiende al Gadaffi

Muammar al-Gaddafi

En una suerte de cantinflismo tropical, Fidel Castro intenta quedar bien con sí mismo y con el diablo que fue. Ahora nos cuenta que:

"La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar al-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser".

Quien es verdaderamente Gadaffi?

Nació en el desierto de la ciudad de Sirte en Libia, el 7 de junio de 1942. Su familia pertenecía a un grupo de beduinos (los Qaddafa, del cual procede el apellido Qaddafi o Gaddafi). En su adolescencia tuvo contacto con la ideología panárabe de Gamal Abdel Nasser y ello le sirvió para interesarse en la lucha por la justicia social y el socialismo árabe. A la edad de 21 años se graduó en Derecho. Ingresó al colegio militar y organizó la Unión de Militares Libres. En 1965 viajó a Reino Unido donde asistió a cursos de perfeccionamiento.

Gamal Abdel Nasser


Que es el nasserismo?

Es una corriente nacionalista, de tendencia hegemónica, en la que se incorporan elementos populistas y "socialistas". Posee un sentimiento dictatorial y antiliberal, que le han conducido a la cancelación de los diferentes partidos políticos.
El movimiento nacido de la mano de Nasser condujo a una conspiración que derrocó a la monarquía Faruk, e implantó en Egipto un sistema cuasi totalitario con la ayuda de la extinta URSS.

Faruk I


El socialismo de Nasser fue pragmático y antipartidista. Los oficiales libres condujeron la revolución de julio de 1952 inspirados por seis principios, Primero, lograr la independencia de Egipto, es decir, eliminar la presencia británica. Segundo, terminar con el feudalismo. Tercero, suprimir el dominio del dinero sobre el poder político. Cuarto, instaurar un régimen que impusiera y respetara la justicia social. Quinto, organizar un ejército fuerte, que no padeciera las lacras que todos conocían en sus propias carnes y que se habían manifestado cruelmente en la guerra de Palestina. Sexto, establecer una democracia real.

En la praxis política y de gestión del poder se elaboraron algunos cánones fundamentales:
1. El ejercicio y la vanguardia de la revolución. La élite del ejército ha hecho la revolución por el pueblo, pero no con el pueblo. Ha provocado la infiltración del ejército en la estructura de gestión de la administración y burocracia del Estado, con lo que le ha trasformado su papel y estructura. De hecho, se conoce que la burocracia salida del ejército se ha apoderado de las áreas vitales de poder con la inevitable consecuencia: elefantiasis, lentitud en la toma de decisiones, autoritarismo, corrupción.
2. El socialismo nasseriano ha promovido el control estatal de la economía y una serie de nacionalizaciones que han implicado casi la totalidad de empresas del país, es decir, ha satisfecho la garantía de las pequeñas propiedades privadas, sobre todo las artesanas y campesinas. Convivencia entre una economía nacionalizada y planificada, donde la propiedad privada habría tenido que constituir una de las llaves teóricas interesantes para el nasserismo.
3. Nasser tenía escasa esperanza en los partidos tradicionales, los veía como un obstáculo en la dialéctica parlamentaria del gobierno reformador, con lo que impuso el monopartidismo como garantía de la democracia directa: la unión socialista árabe, sería la expresión, legitimada desde abajo, de voluntad popular.
4. Esta corriente rechaza la lucha de clases en nombre de una igualdad de estamentos como garantía de la justicia social y de la justa distribución de los recursos.


Fidel Castro no tiene dudas:
"Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia".
Y Fidel Castro continúa diciendo:
"Se podrá estar o no de acuerdo con el Gaddafi". Está Fidel Castro de acuerdo con Gaddafi? Definitivamente SI.

Lo que para mí es absolutamente evidente es que a Fidel Castro le importa un comino la masacre del pueblo libio, a manos de los carniceros de Gadaffi.
Nuevamente, el nostradamus tropical nos vaticina la invasión del Libia por la OTAN, en cuestión de horas o de días.
Nada más fácil de decir y muy difícil de que suceda, de no ponerse de acuerdo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Son muchos los pro y los contra de los países europeos.

Fidel Castro no se imagina a su homólogo dictador abandonando Libia, pero al más puro estilo de Mario Moreno nos dice que Gadaffi no va a eludir responsabilidades, "sean o no falsas en parte o en su totalidad". Más cantinfleo imposible!

Como Fidel Castro jamás ha sido honesto estará siempre decidido a justificar los atropellos en cualquier parte del mundo, por parte de dictaduras totalitarias neo feudales y exhorta a pronunciarse de antemano contra una invasión casi improbable, pero no nos dice que sea para poner fin a una dictadura de más de 30 años. Nos dice que es para "cometer un crimen contra el pueblo libio".

Fidel Castro tergiversa las palabras y el crimen. Los que se han levantado contra el Gadaffi, no son el pueblo libio. Los que atacan con aviones, helicópteros y unidades de superficie, al pueblo libio en estos momentos no es la OTAN.
Es una obligación de cada ser humano denunciar el contubernio de Fidel Castro con Muammar el Gadaffi.

Notas:
Muammar el Gadaffi es dictador de Libia desde el año 1969.
El desempleo alcanza el 30% de las personas en edad laboral.
Después de 40 años y a pesar de todo el petróleo que exporta, el pueblo libio padece un 50% de analfabetos.


http://www.google.com/ig/adde?moduleurl=http://www.worldtimeserver.com/clocks/wtsclockgg1.xml&source=imag

2 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Excelente reflexión sobre el carácter totalitario y criminógeno de Gadafi y de Castro. Excelente blog. Le invito, si tiene un segundo, al mío.
http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

Manchiviri dijo...

Muchas gracias Don José Antonio