lunes, septiembre 06, 2010

Las tribulaciones de Fidel Castro


Una vez más el régimen totalitario neo feudal de Fidel Castro vuelve a ser noticia internacional. Esta vez con la deportación de manera escalonada de, hasta ahora, una veintena de prisioneros de conciencia arrojados a las cárceles del desgobierno en el año 2003.

El detonante de esta situación debemos buscarlo en la mal intencionada muerte, durante una huelga de hambre de Orlando Zapata, al cual los defensores del régimen han acusado de innumerables fechorías. Ahora ha sido Raúl Castro el que, viendo la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la Unión Europea, le ha pedido a la Iglesia Católica cubana que interceda para aliviar la tensión política a la que se ve sometido un régimen que se encuentra sumido en una grave crisis económica y social.

La mal intencionada muerte de Orlando Zapata colocó a la dictadura totalitaria en una situación incomodísima. Los disidentes, que jamás había llevado sus reclamaciones al límite, llegaban (sin proponérselo) a alcanzar una posición nunca antes pensada. El “desastrito en jefe”, o sea Raúl Castro les había proporcionado cándidamente un héroe.

El desgobierno, al percibir de forma inmediata el descalabro que tamaña imbecilidad suponía, como de costumbre comenzó a vociferar improperios contra la Unión Europea y los Estados Unidos, cuando la responsabilidad ante la crueldad de la muerte innecesaria y evitable de Orlando Zapata era en su totalidad del régimen.

Por supuesto que los grupos disidentes “ilegales” no iban a dejar pasar la oportunidad para ejercer una presión que les había sido regalada. Ya el desgobierno de Fidel Castro había cometido el gravísimo error de condenar a 75 disidentes pacíficos, dándoles la posibilidad de demostrar que existían y de percibir el apoyo social interno y externo que poseen.

No existió jamás una estrategia disidente organizada. Las Damas de Blanco hacía mucho tiempo que caminaban por las calles de La Habana, llamando cada vez más la atención del ciudadano de a pie y de las organizaciones pro derechos humanos.

Guillermo Fariñas no tuvo tiempo de consultar su decisión de comenzar por tercera o cuarta ocasión, una huelga de hambre en protesta por la muerte de Zapata y exigiendo la liberación, solamente de aquellos que se encontraban enfermos. Luego, ante la debilidad del régimen, subiría la parada.

Una de las tantas enseñanzas de mi padre tuvo que ver con el desarrollo de los acontecimientos. En una ocasión me dijo: “Un gobierno que se respete jamás negociará con alguien que pretenda sacar ventaja durante un entuerto político. Ningún gobierno que se respete se dejará chantajear, ni accederá a presiones de ningún tipo, ni hará concesiones”.

De inicio el régimen se mantuvo en sus trece. Negó la posibilidad de negociación. Parecía que Fariñas moriría de inanición en pocos días. Otro error: En las calles acosaba como nunca antes a las Damas de Blanco. Los voceros del desgobierno aullaban y culpaban a Fariñas de lo que pudiera acontecerle. Comenzaban a pasar los días. Fariñas no cejaba en su empeño por morir.

Pasados más de 100 días, el propio Dictador en Jefe, Raúl Castro, fallidas las negociaciones con Moratinos y por ende con la UE, se rendía y pedía ayuda al Cardenal primado de la Iglesia Católica cubana.

En una muestra de debilidad nunca antes imaginada, el desgobierno estaba en disposición de acceder a la precipitada deportación no solo de los prisioneros, sino también de sus familiares y personas de su entorno. Por primera vez en la historia de la dictadura totalitaria se rompía la política de “cerrar filas y posiciones”. Los disidentes cubanos sacaban ventajas inesperadas de un entuerto político. El desgobierno no resistió la presión. Los propios seguidores del régimen totalitario se han quedado sin explicación.

Ante una debilidad tan fehaciente es imposible que a alguien con tan solo dos dedos de frente se le pueda ocurrir el levantamiento de la Posición Común de la Unión Europea.
La Posición Común busca un cambio estructural en Cuba, no la liberación de prisioneros de conciencia. Ese es su único argumento.


Por otra parte, debemos recordar que hasta la fecha, el inmovilismo totalitario no había dado paso alguno hacia el mejoramiento de las relaciones bilaterales con los Estados Unidos, mientras que la administración Obama ha tenido el gesto de suprimir muchas de las sanciones impuestas a la dictadura por su predecesor en la Casa Blanca.

Si, para el análisis de estos hechos, tenemos que tomar en consideración la “resurrección” de Fidel Castro y sus fallidas profecías sobre el fin del mundo, seríamos acreedores del ridículo nombrete de ingenuos del Siglo XXI.

El error de la dictadura es descomunal. El precio político a pagar es demasiado grande para una economía en bancarrota crónica. La disidencia interna es lo que menos le preocupa, y el trabajo proselitista de la iglesia es a largo plazo. La función de la diplomacia española resultó un fracaso rotundo, que ahora se enfrenta a la opinión pública española, por la mal intencionada acogida de unos deportados que nunca fueron consultados si querían ir, o no, hacia la “madre patria” en condición de emigrantes.

El único interés del Ministro Moratinos se puede leer en el blog http://manchiviri.blogspot.com/2010/03/el-regimen-de-fidel-castro-no-negocia.html

El problema de Cuba es más serio de lo que muchos extranjeros piensan. Baste decir que en la actualidad 300 mil cubanos son ciudadanos españoles y un poco menos de 2 millones son ciudadanos de los Estados Unidos.

La dictadura de los hermanos Castro Ruz excluye la doble ciudadanía, pero aunque la constitución de Blas Roca dice que el ciudadano cubano que adquiera una nacionalidad extranjera pierde “ipso facto” la ciudadanía cubana, el desgobierno, al igual que otras tantas leyes, no la aplica. Para entrar en el territorio cubano, un ciudadano norteamericano o un ciudadano español que haya nacido en Cuba tiene que hacerlo con el pasaporte cubano. De lo contrario no entra.

La cuidada puesta en escena, de esta súplica, del dictador de turno al Cardenal Jaime Ortega, luego de los fallidos intentos de Miguel Ángel Moratinos, de hecho es una operación estratégica al más puro estilo fidelístico. La total desinformación al pueblo cubano contrasta con el desmesurado protagonismo que se ha otorgado al gobierno español del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Las “noticias” nacionales continúan tergiversando la realidad. El interior de la sociedad cubana, sufre las realidades contradictorias de un régimen totalitario neo feudal inmóvil dentro de un complejo laberinto.

Las mil veces repetidas “asambleas abiertas”, han mostrado más de una vez, la aspiración de cambios internos y muchas más veces han demostrado el caso omiso que hace el desgobierno a dichas apelaciones. Ni cristalizarán, ni se harán visibles como programa o voluntad política.

Al día de hoy, más del 75% de las tierras (abandonadas por el desgobierno durante décadas) entregadas en usufructo continúan improductivas.

La eliminación de los comedores obreros en los centros de trabajo, sustituidos ridículamente con subvenciones en metálico que no alcanza para una comida al mes, ha comenzado a partir del 1 de julio del presente año. Las noticias anuncian la eliminación de los cigarros por la libreta de abastecimientos y la reducción de la cuota de granos y sal.

Mientras tanto, el tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y la “metamorfosis” anunciada hace tres años se continúa “estudiando con detenimiento”.

Lo peor es, que la crisis económica no tiene solución bajo la actual estructura política. La productividad es imposible de estimular bajo un régimen neo colonial.

El mercado negro continúa disfrutando de una salud excelente, ya sea en moneda nacional, como en la libremente convertible o incluso en el engendro llamado CUC. La corrupción administrativa, que existía, pero era desconocida por la población, continúa su irrefrenable expansión, de la cual no quedan incólumes los dirigentes históricos. Crece el descontento, el escepticismo y el desánimo.

Los dirigentes del régimen totalitario neo feudal, o sea Fidel y Raúl Castro Ruz, continúan presionados por el cansancio que provocan los años y la imposibilidad de seguir engañando a un pueblo.

Wikio – Top Blogs