domingo, 30 de mayo de 2010

Willy Toledo se siente orgulloso


Durante las vacaciones por España (pagadas por el pueblo cubano), Rosa Miriam Elizalde, entrevistó, nada menos que al ya “famoso” Willy Toledo.

Lo primero que dice Rosa Miriam es que Willy ha sufrido la censura y la intolerancia. Al parecer, ni a Willy, ni a la fracasada seudo-periodista, le bastan los espacios noticiosos en los que, el primero, se ha hecho publicidad gratuita (en España) a costa del pueblo cubano.

Willy no sabe que decir de sus colegas que participan en la Plataforma por la Democratización de Cuba. Ya no se quiere mojar. Argumenta que son dirigidos por dos o tres “titiriteros”. De inicio no quiere mencionar nombres. Se muestra confundido. Los “títeres” y los “titiriteros”, a los cuales alude, hasta hace un año, dice él, defendían al régimen de los hermanos Castro Ruz. No sabe, o no quiere saber, por que han cambiado.

Cuando Rosa Miriam lo presiona, dice que los “titiriteros” son Rosa Montero y Mario Vargas Llosa, para inmediatamente irse por las ramas. Deja a un lado el tema de Cuba para espetarle que en España existe un déficit democrático y el muy imbécil propone formar una plataforma igual y contraria para España. Willy afirma que la dictadura totalitaria neofeudal de los hermanos Castro Ruz, es más justa y democrática “en muchísimos aspectos”. No dice cuales.

Los seudo-periodistas del régimen totalitario son verdaderamente eficientes a la hora de tergiversar. Rosa Miriam se refiere a José María Aznar, cuando éste plantea que los demócratas cubanos no tienen espacio en la Cumbre.

El intento de actor, que no es político, pero sabe muy bien de que va el asunto, se aferra al pie forzado y mete la pata. Aznar no pidió en ningún momento la participación de los demócratas cubanos. Se limitó a decir que no tenían espacio. Estaba denunciando que en una cumbre de mandatarios demócratas, se aceptaba la participación de representantes de la decana de las dictaduras del planeta.

Willy dijo que si el régimen de los hermanos Castro Ruz aceptaba la participación de los demócratas cubanos, sería el único país que se presentara con un gobierno y una oposición. ¡Que disparate! Lo que es verdaderamente inaceptable es, la participación de los representantes del sistema totalitario.

No acababa de soltar el disparate cuando puso de ejemplo el programa “59 Segundos”. Dijo que los responsables del programa televisivo se indignaron por la inasistencia del embajador cubano, para nuevamente confundir la gimnasia con la magnesia e inmiscuir al embajador de los Estados Unidos. Es de un infantilismo ridículo a sus años. Cada vez que se critica al régimen de los hermanos Castro Ruz, Willy Toledo, como un niño, se queja de que su amiguito también lo hace y nadie le dice nada.

Cierra el comentario diciendo que las cosas que le critican a los hermanos dictadores, se debe a que aquello es como una república bananera. El pobre Willy no sabe para lo que se utiliza el término.

Rosa Miriam le pregunta si Aznar tiene autoridad moral para demandar al régimen de los hermanos Castro Ruz.

Willy se despacha de lo lindo diciendo que Aznar vendió a los trabajadores, que le vendió las empresas públicas a sus amigos, que montó la guerra en Iraq, que es amigo de Rupert Murdoch, que sus intereses informativos coinciden con el periódico El Mundo, que alabó a Pinochet, que votó contra la Constitución española, que es heredero del franquismo y del fascismo (como si ambas no fueran la misma cosa) y termina diciendo que Aznar no tiene moral para pedirle respeto a nadie en el mundo. De España sí que “sabe” Willy Toledo.

Rosa Miriam se interesa por las consecuencias luego de su defensa del régimen totalitario imperante en Cuba.

Willy dijo que lo han insultado y agredido mediática y verbalmente. De forma grosera, dice que eso le ha pasado por “mojarse el culo” y que el era conciente de que cuando se defiende a un régimen totalitario se tienen que afrontar las consecuencias.

Al parecer el estaba conciente que la publicidad podía ser negativa, pero no tanta. Se muestra gratamente sorprendido de que su imagen apareciera en todos los telediarios. Por fin sería conocido en todo el país.

A Willy no lo censuraron. Lo criticaron, que es bien distinto. No le aplicaron el totalitarismo que excluye. El que te borra. El que te desaparece. El totalitarismo no permite decir ni las “algunas cositas” que dijo Willy sobre Orlando Zapata. Sencillamente no existe el margen.

Dice Willy que los medios españoles mienten. El es el dueño de la verdad. Jamás mintió sobre la muerte del “delincuente”.

Willy va de vacaciones (bien ganadas) a Cuba. Visitará a sus queridos camaradas neofeudales, en julio o agosto. No se ha quedado sin trabajo. Esos medios, a los cuales tanto critica le han proporcionado la oportunidad de participar en una serie de televisión. El régimen totalitario lo primero que hace es vetarle la televisión a los artistas que no comulguen con el sistema. Ejemplo: Pedro Luis ferrer.

Willy reconoce que la publicidad lo ha hecho más popular, sobre todo entre el público de ideas comunistas. En contraposición a los ataques mediáticos, ha recibido mensajes de solidaridad de muchísimos seguidores (el dice del mundo).

Se siente orgulloso de haber insultado la memoria de Orlando Zapata Tamayo.

1 comentario:

Mario Riva dijo...

Acusado de daños y atentado contra la autoridad

El actor Willy Toledo, en libertad sin fianza tras declarar por los incidentes en un bar

• Agentes de la Brigada de Información de Madrid lo arrestaron en su casa
• El actor ha pasado la noche en los calabozos
Fernando Lázaro | Efe | Madrid
Actualizado viernes 30/03/2012 17:33 horas
• Disminuye el tamaño del texto


El actor Willy Toledo, detenido anoche después de un incidente registrado en un bar de Madrid durante la jornada de huelga general, ha quedado en libertad sin fianza, acusado de un delito contra los trabajadores y daños y atentado contra la autoridad, tras declarar esta mañana ante el juez.

Según fuentes jurídicas, el magistrado titular del juzgado número cuatro de instrucción de Madrid, Marcelino Sexmero, ha decretado la libertad provisional sin fianza y sin medida cautelar alguna de tres de los seis detenidos que han pasado a disposición judicial tras los incidentes registrados durante la jornada de huelga general, entre ellos el actor.

Toledo no ha hecho declaraciones a su salida del juzgado, donde era esperado por Marisa Paredes, Juan Diego Botto, Alberto San Juan y Javier Gutiérrez, entre otros actores.

Los otros dos detenidos, que también han quedado en libertad provisional sin fianza, son dos miembros de piquetes informativos del sindicato UGT, también acusados de un supuesto delito contra los trabajadores y atentado a la autoridad.

El magistrado tomará declaración en las próximas horas a los otros tres detenidos anoche, que se enfrentan a cargos de importancia menor.

Según el atestado policial, entre quince y veinte personas acudieron a un bar en la calle Salitre, del barrio madrileño de Lavapiés, hacia las 00,30 horas del día 29.

El propietario declara que esas personas le insultaron y le coaccionaron para que cerrara el negocio, ya que en ese momento había empezado ya la jornada de huelga.

Entre ellos identificó al actor Willy Toledo, que "alentaba a las masas a causar destrozos y agredir a los presentes".

El piquete mal llamado informativo entró en el local "con violencia, amenazándole, rompiendo sillas, mesas, vajilla; rompieron los grifos de cerveza, hicieron pintadas en la fachada, utilizaron el extintor contra los clientes y realizaron hogueras en el interior del local", según el denunciante.

Los piqueteros, siempre según la denuncia, agredieron a un grupo de personas que aún estaban en el bar, provocando su huida.

Según el texto de la denuncia, los piquetes presuntamente liderados por Toledo le insultaron: "Eres un mierda, o cierras o te vamos a dar".

Agentes de la Brigada Provincial de Información de Madrid acudieron a última hora de la noche de ayer a casa del actor y le detuvieron.

Inmediatamente, lo trasladaron a las dependencias policiales de esta brigada donde el conocido actor ha pasado la noche.