sábado, mayo 01, 2010

Atilio Boron: ¿Cantinflólogo o Sicópata? (segunda parte)




Despues de escribir el artículo “Atilio Borón: ¿Cantinflólogo o Sicópata? Y publicarlo en mi blog http://manchiviri.blogspot.com/2010/03/atilio-boron-cantinflologo-o-sicopata.html, decidí colgarlo en el propio blog de Borón. He aquí su respuesta:

Atilio A. Boron dijo...
El señor que se oculta bajo el nombre de Manchiviri, en un rasgo de valentía que lo enaltece, parece no tener más argumentos que el insulto y la descalificación. Manifiesta un absoluto desprecio por la gente que acude a mi blog para encontrar argumentos y evidencias, siempre abiertas a la contrastación y el debate. El Sr. Manchiviri parece no entender algo tan elemental como la distinción entre un disidente y un traidor, que es alguien que se pone al servicio de una potencia que desde siempre ha procurado oprimir a su patria. Su pobrísimo nivel argumentativo es una de las razones por las cuales la "oposición" en Cuba no llega a movilizar sino a un sector minúsculo e irrelevante de la población. ¡Sigan así!

A esta estupidez le respondí:

Manchiviri dijo...
Sr. Borron:

Como usted solo lee las defecciones de Fidel Castro, seguramente no há tenido tiempo para leer http://manchiviri.blogspot.com/, donde expongo mis comentarios, reflexiones, criterios y opiniones, sobre el régimen totalitario de Fidel Castro. En el blog podrá encontrar una síntesis biográfica de mi persona.

No lo tome a mal, pero su respuesta no refleja otra cosa que una pretendida gran ignorancia. ¿Acaso no es un insulto suyo toda la porquería que escribe? El que a hierro pretende “matar”, a hierro debe de “morir”. Al único que desprecio es a usted. Se perfectamente la diferencia entre un disidente y un traidor, al igual que se muy bien la categoría de quienes se prestan para defender la decana de las dictaduras del mundo occidental. Usted se ha puesto al servicio de la ignominia, de la opresión y de la maldad.

No pretendo cambiar su opinión. A lo que me dedico es a desenmascarar a gente, que al igual que usted pretenden ser intelectuales de “izquierda”.
¡Ojalá se lo llevase un rabo de nube!

Que le aproveche


Uno de los participantes del blog de Borón le contestó:

Oscar dijo...
Yo sé que molestan los anónimos al Dr. Borón y lo comprendo. El mío tiene, creo, fundamentos: mis negocios con Cuba, congelados por un corralito financiero como el de nuestro país del 2001, que perjudicó a decenas de empresarios argentinos. Pero pido disculpas una vez más al paciente Profesor Borón y aludo a sus dichos de más arriba, de que "Cuba no llega a movilizar sino a un sector minúsculo e irrelevante de la población". Profesor, usted sabe muy bien que algo así sería impedido ipso facto por las diversas formas de represión de la Seguridad del Estado cubana, como ocurre con los "actos de repudio" contra las Damas de Blanco y cualquier otra manifestación similar, que no son otra cosa que actos nada "espontáneos" de las Brigadas de Respuesta Rápida organizadas por el MININT. En el Maleconazo" del 5 de agosto de 1994, cuando el hambre del "período especial" ya era de antología, la cosa pasó a mayores y esos "actos de repudio" no fueron suficientes. Por eso debió aparecer en persona el Comandante en Jefe en su jeep (vi los videos a través de ese enemigo tremendo del sistema cubano que es "YouTube") y, luego de (intentar) calmar a los revoltosos, debió abrir por tercera vez desde 1959 los puertos de Cuba para el exilio.
Estimado Profesor y compatriota. A usted le sobra capacidad intelectual y sus argumentos, aunque no siempre se compartan, lo demuestran. Sea entonces un poco más creativo. No copie el Granma o la gastada verba comunista de blogs tipo kaosenlared para rebatir. No nos diga a los que toleramos la opinión ajena, a los pluralistas, que en Cuba la no aparición de una mayor oposición en las calles es "espontánea".
Algunos lo respetamos a usted. Respete entonces usted, al menos, los dos dedos de frente que suponemos tener quienes no estamos de acuerdo con los que reprimen y persiguen al contrario. Sobre todo de aquellos que hemos vivido en Cuba y sabemos bien cómo funciona la "espontaneidad" de los "actos de repudio". Por favor.

Atilio A. Boron dijo...
Interesante el debate. Sobre esto de que las fuerzas de seguridad reprimen cualquier manifestación de disenso diría lo siguiente. Basta que uno se pasee por las calles de La Habana vieja, o por Habana centro, para hablar con cualquiera que a los gritos protesta contra las políticas económicas del gobierno, ensarzado en un debate con otros que las apoyan.

Pero lo interesante del asunto es que todos saben, o al menos una enorme mayoría lo sabe, que una vuelta al capitalismo sólo empeoraría las cosas. Quieren más eficiencia estatal, mejores salarios, nuevas iniciativas, pero SIEMPRE DENTRO DEL SOCIALISMO. En cambio los disidentes, en su gran mayoría, lo que quieren es volver al capitalismo y facilitar los planes norteamericanos de anexión definitiva de la isla. Por eso les cabe mejor el nombre de traidores y no de disidentes. No dudo que pueda haber algunos que disienten y lo hacen sin ponerse al servicio de la estrategia norteamericana, pero son los menos.

Otra cosa: la policía garantiza que las Damas de Blanco salgana protestar. Evita que sean víctimas de agresiones por parte de muchos cubanos que las ven como traidoras y mercenarias, generalizando una situación que no sé si les toca a todas pero sí a una buena parte de ellas. ¿Qué pretenden? ¿Que las dejen salir a manifestar sin protección alguna, para que sean agredidas por un pueblo que está pasando grandes privaciones -principalmente, aunque no sólo, a causa del bloqueo- y que ve en ellas a meros operadores de la potencia que tantos males le causan?

Copio íntegramente la respuesta del Sr. Borrón, a la cual respondo:
Sr. Borrón, basta que uno pasee por las calles de La Habana para ver el estado en ruinas en que se encuentra luego de ser castigada por bombas de 50 fidelones de potencia durante cinco décadas. Si quiere échele la culpa al imperialismo. Para el pueblo, el imperialismo es algo abstracto, que ni se ve ni se oye, pero es el que carga con todas las culpas, mientras el pueblo sufre, mientras los desgobernates viven a sus anchas.

Lo interesante, Sr. Borón es que una vuelta, no al capitalismo (como usted le llama), sino al sistema democrático, daría paso a una administración que podría alivio a la miseria. Dudo mucho que se pueda, a estas alturas, empeorar las cosas. El pueblo no quiere más eficiencia estatal con los mismos funcionarios corruptos. El pueblo necesita nuevos líderes con nuevas iniciativas. El sistema de dictadura totalitaria neofeudalista, del proletariado es obsoleto. Métaselo en la cabeza Sr. Borrón. Los disidentes estamos hartos de un régimen de mentiras. Queremos pluralismo democrático, libertad e independencia, incluso de los Estados Unidos. No nos interesa ser un Estado más de la Unión Norteamericana, ni Estado Libre Asociado tan siquiera. Queremos Democracia Representativa, no anexión. Usted es un sicópata mentiroso. Usted si que es traidor. Traidor a la Clase Obrera que dice, pretende defender.

Sr. Borrón, la policía del régimen de oprobio no garantiza nada. Yo soy cubano y viví en Cuba durante 42 años de vida útil. Serví al régimen durante ese tiempo. No como usted que, además de extranjero mentiroso, nuca ha vivido en Cuba. Las turbas que insultan a las Damas de Blanco son tropas del Ministerio del Interior vestidos de civil. Desde mi posición de piloto inspector de helicópteros asistí a algunos de los entrenamientos, allá por el año 1991. No venga a bailar en casa del trompo. Los otros, los de uniforme hacen el paripé, con sus uniformes nuevos, acabados de estrenar.


Atilio A. Boron dijo...
Sobre GOOGLE, GOOGLE EARTH y otros programas por el estilo:
señor@s, Cuba está bloqueada, íntegralmente. No sólo en lo económico y comercial, también en lo informático. ¿Quieren pruebas? Vayan a la isla y traten de hacer funcionar, por ejemplo, el Google Earth, o el MSN, o el Skype. No funcionan. A veces las empresas que manejan estos programas se apiadan del internauta y ponen un letrerito que dice lo siguiente, como me lo dijeron a mí: "USTED NO ESTÁ AUTORIZADO A UTILIZAR NUESTROS SERVICIOS DESDE LA LOCACIÓN DONDE SE ENCUENTRA ACTUALMENTE."

¿Quién dijo que la Internet es el reino de la libertad? Algunos teóricos trasnochados, y poco actualizados de las prosaicas realidades del imperialismo, como Hardt, Negri y Castells. Pero la realidad no tiene nada que ver con sus ensoñaciones.

Sr. Borrón:

¿Por qué insiste en mentir tan descaradamente? El bloqueo de la Internet en Cuba es por parte del régimen de afrentas y oprobio que desgobierna en Cuba. El bloqueo parte de la tristemente famosa Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), que prepara los hackers que se dedican a infectar con virus totalitario la web.
Respóndame una pregunta: ¿Por qué no le pide a un cubano de a pie que haga funcionar Google Earth o cualquiera de los otros sitios? Le responderán que ellos no tienen acceso a Internet o que, en el mejor de los casos, tienen restringidas las páginas web.
¿Es usted el que dice que la Internet no es libertad de información? Entonces: ¿Por qué es la pesadilla de los regímenes totalitarios que aun se empeñan en reprimir a sus pueblos? ¡Aaaah, porque es un arma del imperialismo!

José dijo...
Hola mi nombre es José y soy Docente de Historia.
Solamente quiero dejar un comentario sencillo; utilizo frecuentemente los escritos y/o análisis del Señor Atilio Borón porque me parece uno de los intelectuales más sólidos de nuestra querida América Latina.
Fuerza Atilio y que los escritos como los de Manchiviri no te callen nunca.

Manchiviri dijo…
Sin proponértelo, me das categoría, gracias Sr. José.

Oscar dijo...
Todo depende del cristal con que se miren las cosas y de qué lado está uno. Desde el mío, que nací, y me crié en la patria de Juan Bautista Alberdi, de la Constitución de 1853/60, del sistema filosófico liberal, tolerante y pluralista (el mismo del Dr. Borón), y luego de varios años de residencia en Cuba, afirmo:

1) Las Damas de Blanco son "acompañadas" por fuerzas de seguridad para que no se les unan otros manifestantes que podrían sentirse inclinados a compartir su protesta.

2) No se va a poder comprobar en Cuba cuántos "disidentes" son sólo eso, disidentes, o traidores, hasta que no haya en la isla una elección libre y secreta entre varias opciones, ya sea de elección de candidatos de la Rrvolución y de los otros, o de un referendum para mantener o terminar el statu quo. Esta libertad de elegir (entre más de una opción, no sólo a candidatos de un partido) es lo que contemplan los artículos 19 y 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, que Cuba suscribió y debería cumplir. Pero TODA la Declaración, no sólo aquellos artículos vinculados a la salud, la educación y la alimentación para todos. Los derechos humanos son un todo universal e indivisibl. No puedo tomar sólo los que me convienen y dejar de lado o llamar "burgueses", con desprecio, aquellos que permiten al ciudadano expresarse libremente, en el malecón y en la prensa, y salir del país sin necesidad de "cartas blancas" del MININT.

Lo siento, Don Atilio, pero mi concepción no contempla otra cosa que el pluralismo, la tolerancia y el respeto por el que piensa distinto. No se "traiciona" a la Patria de esa manera. En eso no voy a cambiar nunca.

lunes 29 de marzo de 2010
EL DÍA QUE ATILIO BORÓN ESCRIBIÓ PARA CECILIA PANDO

El 23 de Marzo de 2010, víspera del feriado que algunos llaman de la mala memoria o muy sarcásticamente -al estilo de la Revista Barcelona- Fiesta de San Jorge Rafael, el artículo de Atilio Borón publicado por Página/12 bajo el título “Disidentes y traidores” ofrecía un argumento que merece subrayarse y extrapolarse a los años de plomo con una perspectiva paradojal.

Sostiene Borón, renegando de las mentiras de la “prensa libre” (el encomillado le pertenece), que la rancia dictadura de los hermanos Castro no es tal sino una Revolución. Desde Octubre y los bolcheviques para acá, Revolución, sin necesidad de recurrir a ningún diccionario político, es en boca de cualquier izquierdista un estado utópico de prometida felicidad, en el que aguardando la llegada al paraíso socialista la única libertad es la de obedecer ciegamente al “amado líder”, ya se trate del viejo y decrépito Fidel Castro en la isla, el patético Kim Jong-il en Corea del Norte o la ferviente juventud idealista del Khmae Krojom antaño en Camboya.

De tal suerte, la diferencia de la Revolución con lo que fueron las dictaduras militares latinoamericanas es además de una cuestión de etiqueta gramatical, el pequeño detalle de la transitoriedad que asumían aquellas (se reconocían una anormalidad cuya necesidad se justificaba en falta de madurez para la democracia) frente a la perpetuidad que requiere la realización del “hombre nuevo”: ese autómata sin alma pergeñado por Ernesto Guevara cual aprendiz de Adolfo Hitler. La historia exhibe que en países como Argentina y Chile, de las dictaduras militares se ha salido a la democracia, en tanto que de la cuba revolucionaria la única salida siguen siendo las balsas.

Defendiendo tal Revolución, protesta Borón por las ayudas económicas que los Estados Unidos destinan a subvertir el orden en Cuba e introducir en ella una democracia liberal donde se respeten los derechos humanos, lo que lo lleva a cuestionar el rol de los disidentes. Buscando autoridad en el Diccionario Político de Norberto Bobbio encuentra Borón que el disenso sería un simple desacuerdo sin ninguna otra trascendencia más que la testimonial. Le gustaría, claro, que los disidentes se limitaran a ser inocuos objetores de conciencia, desvinculados entre sí, carentes de aspiraciones políticas y muriesen en silencio sin abrigar esperanzas de apertura democrática; igual que los fusilados de Santa Clara.

Siguiendo a Bobbio, enfatiza Borón que existe un umbral que traspasado convierte al disidente lisa y llanamente en un traidor. Acusa y juzga culpable a la disidencia cubana de traición a la Patria por pretender subvertir el orden constitucional y derribar al sistema, especulando que lo hacen para ponerse al servicio de los Estados Unidos, país al que llama “potencia enemiga”.

Al solo efecto de darle forma de respuesta a su premisa, pregunta Borón: “Quienes reciben dinero, asesoría, consejos, orientaciones de un país objetivamente enemigo de su patria y actúan en congruencia con las intenciones imperiales de precipitar un ‘cambio de régimen’, ¿pueden ser considerados como ‘disidentes políticos’?”.

Lo que Borón sostiene se derrumba fácilmente dado el carácter totalitario de la Cuba comunista, ya que el derecho de resistencia a la opresión es inherente a la dignidad humana y no corresponde guardar lealtad para con un orden y un régimen que con ánimo de perpetuidad cercena de cuajo las libertades más elementales. La Patria nunca será comunista para ningún cubano –y tampoco para ningún argentino-.

Más allá de lo endeble del pensamiento intentado por Don Atilio, lo interesante resulta al llevar ese argumento al cristal que visualiza la argentina de los años de plomo. Digamos que por elecciones libres Gobierna Juan Domingo Perón, el ERP ataca el cuartel de Azul y los Montoneros son expulsados de la Plaza de Mayo, en el marco de la Guerra Fría las organizaciones subversivas –que en lugar de hacer huelga de hambre como Guillermo Fariñas Hernández ponen bombas, atacan cuarteles y asesinan a tiros en las calles-, reciben dinero, asesoría, consejos, y orientaciones de la Cuba castrista –país objetivamente enemigo porque intenta exportar su revolución- y actúan en congruencia con las intenciones imperiales de la Unión Soviética para precipitar un cambio de régimen.

Entonces: ¿Cómo es que se los llama a los integrantes de esas organizaciones? Ah, sí... ¡Traidores a la Patria!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
http://www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

Lo que olvidó Borón es que Orlando Zapata, Guillermo Fariñas y las Damas de Blanco nunca han tomado las armas en contra del gobierno ni de nadie. Al igual que miles de opositores cubanos, son disidentes pacíficos. Como Gandhi y Luther King, quienes con su actitud demostraron que las armas no son necesarias para enfrentar un sistema opresivo.

Borón olvida que el régimen que tanto ama llega a su fin. Caerá por su propio peso. Para tratar de mantenerse en el poder, no dudará en recurrir a las armas, aunque en ello vaya la vida de la nación. Entonces, señor Atilio Borón, ¿quiénes son los traidores?"
karel dijo...
No se por donde comenzar, si por Manchiviri, por Atilio o por el pobre Oscar. Oscarito como se te ocurre ?? Oscar, yo soy cubano y vivo en argentina, que a mi me enganie Fidel con un negocio lo comprendo, despues de vivir alla y nacer alla y NO CONOCER OTRA COSA ! (pues es cierto, skype y demas y en eso le doy la razon a Atilio estan bloqueados ... pero por Castro !!! ) ... pero Oscarito, tu compadre, como te dejaste enganiar ??? Olvida esos dolares que tienes en la cuenta, lo unico que te queda de consuelo que muchos otros les ha pasado lo mismo, muchos otros les ha pasado PEOR PUES CASTRO LES HA ROBADO SU VIDA ! como mi papa, mis tios, abuelos, amigos de mi papas, mis profesores del secundario, de la universidad, Oscar el de la tienda que habia cerca de mi casa, ese si fue PEOR QUE TU poruqe ese hasta se fue a Angola y regreso con unos traumas de la guerra que aun sufre de ver tantos hermanos muertos ... sin causa.

Oscar, que perdiste, unos dolares, unos miles, unos millones ? Que es eso a cambio de la oportunidad que tienes en la vida de COMENZAR DE NUEVO !

Despues el resto, Atilio por ejemplo se habran ganado su viajecito, su foto con Castro y con eso ya esta contento.