miércoles, abril 21, 2010

Respuesta al Secretario General del Partido Comunista de Galicia


La política de la UE hacía Cuba está basada en la Posición Común, adoptada en diciembre de1996. Su objetivo es promover la transición hacía la democracia y el respeto por los derechos humanos, usando un constructivo diálogo político, enfocado a los resultados y la cooperación con todos los sectores de la sociedad cubana.

El Secretario General del Partido Comunista de Galicia Sr. Carlos Portomeñe, representa la frustración de unos jóvenes, politiqueros a ultranza, que desalentados por la desaparición de sus patrocinadores (léase Unión Soviética), buscan desesperadamente un asidero del cual colgarse. No vacila en dar su cobarde apoyo al régimen de los hermanos (gallegos) Castro Ruz, ante el asesinato de estado del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo.
¿Qué experiencias obtuvo de su viaje al pasado?
Conocer en primera persona la realidad de un régimen tenebroso, progenitor del terrorismo internacional de nuestros tiempos.
De su visita al campamento de pioneros José Martí (convertido en hospital para atender niños afectados por la catástrofe de Chernobyl) nos cuenta como percibió que el régimen totalitario haya tratado (a expensas de la calidad de vida del pueblo cubano) “gratuitamente” a más de 24 mil pacientes. A eso le llama “valoración del ser humano”. Tratamientos que paga el pueblo cubano. Pueblo que no tiene acceso a las más elementales medicinas.
No se trata de negar la atención a las víctimas de un accidente. De lo que se trata es de cómo un régimen totalitario le quita los harapos a un pueblo (al cual mantiene hace 50 años en la indigencia) para dárselos (reciclados) a unos niños necesitados. O sea, “desvestir a un santo, para vestir a otro”.
Del asesinato de estado, del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo refiere:
Que es una tradición del Partido Comunista de España defender la vida, por encima de todo. Es por eso, y solo por eso (por la tradición) que lamenta su muerte. Acto seguido condena a los medios de comunicación y a algunos partidos políticos que denuncian al régimen de los hermanos (gallegos) Castro Ruz. Se suma a la propaganda del sistema totalitario y afirma que Zapata era un delincuente común. Dice que los servicios médicos hicieron “todo” lo “posible” por salvarle la vida. No dice que el sistema carcelario, en un intento de doblegar su voluntad, mantuvo a Zapata más de 15 días (de los 84 que estuvo en huelga de hambre) sin ingerir agua.
Para justificar el asesinato no se le ocurre mejor idea que extrapolar las muertes de los emigrantes subsaharianos, en el intento de llegar a las costas España. Nada dice de los balseros cubanos que el régimen de los hermanos (gallegos) Castro Ruz, desaparecen, a propósito, en el Estrecho de La Florida.
Efectivamente Sr. Secretario, los negros emigrantes ilegales son tratados en España como perros. Sin embargo, los cubanos que logran llegar al territorio de la Unión Norteamericana reciben tratamiento de personas (residencia, casa y empleo). Mientras los hermanos (gallegos) Castro Ruz desaparecen a los opositores en el Estrecho. Los Estados Unidos (ese cruel Imperialismo) les da tratamiento humanitario. Usted sí que es hipócrita.
¿Qué fue lo que dijo de Willy Toledo?
Que lo atacaron de manera desproporcionada. Vamos hombre. A todos los comunistoides les pasa lo mismo. Todos juntos no sirven ni para tirar de una carreta. La única forma que tiene “Guillermito”, de hacerse publicidad, es acudiendo a la politiquería barata.
¿Qué opina el Secretario del Partido Comunista de Galicia sobre el levantamiento de la Posición Común Europea?
¿Qué es una herencia del gobierno de Aznar? Es cierto. Aznar la propuso y fue aprobada por los países que componían la Unión. Ahora, ya no es de Aznar, sino de la UE. Ante “tamaño crimen”: ¿Como no se va a ver aislado el grupito de izquierda unida en el Parlamento Europeo?







1 comentario:

Mario Riva dijo...

'Venían a por mi local', dice el dueño del bar del altercado con Willy Toledo

Quico Alsedo | Bernardo Díaz | Madrid

Actualizado sábado 31/03/2012 12:40 horas

"Me proponía cerrar las puertas del local porque empezaba una huelga con la que estaba de acuerdo, pero apareció un piquete e intentaron romper las ventanas.

Ingresaron e hicieron destrozos, empezaron a tirar a la gente. Les dije: estoy de acuerdo con esto, pero no con un acto vandálico".

Así comienza el relato de Rafael, el peruano de 35 años propietario del bar La Colonia de San Lorenzo, en Lavapiés (Madrid), que presuntamente habría asaltado un piquete liderado por el actor Willy Toledo en la noche del inicio de la pasada huelga general.

Rafael explica cómo uno de los manifestantes llevaba "un trombón" y otro "un megáfono desde el que daba instrucciones".

El objetivo era "agitar a la gente".

En cuanto a Toledo, admite que "yo no le conocía, pero los clientes sí, y uno de ellos incluso le conocía específicamente".

El asalto que describe "duró entre 15 y 20 minutos". Asegura que le pilló por sorpresa porque "yo desconocía que ellos venían contra mi local".

"Golpearon las ventanas para intentar romperlas, cogieron el extintor y rociaron el local".

Deslizan algunos vecinos que el motivo por el que el piquete se habría ensañado con el bar podría ser que "durante mucho tiempo fue un local de 'fumetas', un local cutre, pero ahora lo han reabierto más pijo y eso les fastidió".

El bar está al lado de la plaza de Lavapiés, en la que se reúnen brigadas vecinales y colectivos vinculados al 15-M, hay varias okupas cerca y a pocos metros está la sede de la publicación izquierdista 'Diagonal'.

Rafael ni confirma ni desmiente, se queda en "probablemente". Pero quiere especialmente remarcar que "yo estoy de acuerdo con la huelga e iba a cerrar, sólo que no me dejaron".

Asegura que el local se ha construido con materiales de desecho y "con mis propias manos, trabajando de noche y de fin de semana".

"Ahora trabajo por el día en la construcción, haciendo trabajos en altura, y de noche soy camarero en el local. No hay nadie más obrero que yo.

Además, desde el bar vamos a aportar cultura al vecindario: vamos a hacer un concurso de guiones, excursiones para hacer alpinismo...", y desgrana un montón de proyectos.

¿Entiende que Toledo pasara la noche en la cárcel?

"Hombre, yo no le deseo mal a nadie, pero no se puede ir por ahí coaccionando a la gente", termina.