lunes, 1 de febrero de 2010

Polonia defiende al pueblo de Cuba (primera parte)


Los dirigentes polacos defienden la libertad del pueblo de Cuba, tanto en sus declaraciones públicas, como en la ayuda a la disidencia en su actividad de denuncia sobre el tema de las violaciones de los derechos humanos, así como en la defensa del mantenimiento de la posición común de la Unión Europea.

Polonia ha sido uno de los primeros países en reconocer, junto a Panamá, Perú, Colombia y Costa Rica, las elecciones democráticas realizadas en Honduras el pasado 29 de noviembre, como forma de solucionar el intento de totalitarismo neofeudalista (al más puro estilo fidelístico) en el país centroamericano.

No es extraño. Polonia sufrió en carne propia el totalitarismo estalinista, la invasión de las tropas fascista y soviéticas en septiembre de 1939, causante de la muerte del 20% de su población y la degradación de su economía durante 50 años.

LA ACTIVIDAD PROCUBANA DE LAS AUTORIDADES POLACAS

La principal actividad es el evitar que la UE abandone la posición común adoptada tras el fusilamiento de unos jóvenes que intentaban huir del régimen totalitario de Fidel Castro y que no habían, tan siquiera herido, a ninguno de los rehenes que habían secuestrado y se habían entregado a las “autoridades” totalitarias sin ofrecer resistencia, ademas del encarcelamiento de 75 opositores pacíficos del régimen de Fidel Castro, al ser considerados “agentes al servicio de una potencia extranjera” solo por el hecho de recibir financiamiento externo.

A tal fin, el gobierno polaco decidió que 90 parlamentarios de dicho país apadrinen a igual número de opositores presos, por el régimen de los hermanos Castro Ruz.

Adam Lipinski, jefe de la bancada parlamentaria del Partido Ley y Justicia y ex dirigente del movimiento Solidaridad, expresó: “Tenemos un compromiso con los derechos humanos del pueblo cubano y vamos a defenderlo a nivel europeo''.

Debo reconocer que ya en el año 2000 Polonia se encontraba entre los países que condenaron y lograron que el gobierno de Fidel Castro fuera condenado como violador de los derechos humanos de sus ciudadanos.

Los dirigentes polacos no se han limitado a condenar los abusos del régimen totalitario impuesto al pueblo de Cuba. El Senador Polaco Zbgeniev Romaszevski, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Polonia ha estado en Cuba apoyando personalmente a los disidentes Héctor Palacios, Oscar Espinosa y Pedro Pablo Alvarez.

El régimen de oprobio ha intentado desinformar a la población cubana diciendo que el senador polaco era artífice de una misión secreta. Romaszevski, en su calidad de Senador y presidente de la CDH de Polonia, es una figura pública y no un agente infiltrado. Jamás puede haber pasado inadvertida, a los hermanos Castro Ruz, su presencia en Cuba.

En el año 2002 Polonia apoyó una resolución en la CDH de la ONU, junto con otros países de la UE y Latinoamérica para enviar a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de visita a Cuba. Fidel Castro se opuso obstinadamente a cumplir el mandato de la ONU.

A tal punto llega la represión del régimen totalitario, que en el año 2005 acusaron a dos periodistas polacos de haber violado su “condición de turistas”, para impedirles que entrevistaran a unos disidentes políticos de la provincia de Sancti Spiritus. Hacía poco, a otros periodistas polacos le había aplicado el mismo sistema represivo.

En diciembre del año pasado Jan Mosinnski, miembro del Movimiento Solidaridad, participó en el evento titulado Conferencia Pedagogía Alternativa 2009 preparada por un grupo disidente de educadores independientes, que se realizara en La Habana. En dicha conferencia, el visitante declaró: “No tengan miedo. No hay libertad sin solidaridad. Lo que sucede aquí es lo mismo que sucedió en Polonia. Pero el resultado es que hemos ganado. Ha ganado la solidaridad interpersonal. He escuchado que la falta de posibilidades de reunirse, los impedimentos que pone el gobierno, es muy parecido a lo que ha pasado en nuestro país. No se dejen provocar, hacer lo que saben que tienen que hacer, educar a los jóvenes.” “Es necesario que enseñen, eduquen a los niños, a los jóvenes, pero también que le digan la verdad sobre Cuba, la historia de Cuba, también sobre los sindicatos y la historia real de los países libres como Estados Unidos, Polonia, Alemania y Francia.”

Este señor, hijo de un país muy distante del nuestro, conoce a fondo la historia del pueblo cubano, en los últimos 50 años. De la carencia de las libertades esenciales a cualquier ser humano durante más de tres generaciones, y de donde se ha excluido el sistema de mercado e impuesto el neofeudalismo brutal que nos oprime. Mossinsnki no ha tenido que acudir a los libros de historia. Ha vivido en carne propia un sistema semejante, aunque tal vez menos rígido.

http://manchiviri.blogspot.pt/2010/02/polonia-defiende-al-pueblo-de-cuba_07.html