domingo, 24 de enero de 2010

Lo conveniente de utilizar la teoría del “cambio climático” en la cumbre de Copenhage


La Cumbre de Copenhague no pudo ser más ridícula. Si los gastos en que incurrieron las 40 mil personas que participaron, se hubieran invertido en regalos de navidad, posiblemente cada uno de los pobres del mundo hubiera recibido algo. Y no exagero. Saquen cuentas.


Lo insoportablemente injusto, es que presidentes electos democráticamente hayan dedicado su tiempo a sabotear sin una sola propuesta, que no sea el neofeudalismo absurdo y ridículo.
Evo Morales, sin una pizca de vergüenza, dijo que si el texto no era de su agrado lo bloquearía. Se apoyó en la dudosa teoría del “cambio climático” para auto-proclamarse defensor los “derechos de la madre tierra”. Inventó un nuevo término: “Deuda climática” y culpó a los países ricos, que según sus palabras son los causantes de un espacio atmosférico “arrebatado” a los países pobres. Arrebatado, pero de la cabeza, está el indígena.
La cifra de 10 mil millones será ridícula para el Sr. Morales. Es más de lo que se merece una parte de los dirigentes del mundo subdesarrollado, que sueñan con regímenes neofeudales totalitarios, como forma de gobernar a sus pueblos.

El aprendiz de dictador totalitario, Sr. Hugo Chávez, fue opaco y aplaudido por aquellos que se benefician de sus regalos energéticos. El hijo político predilecto de Fidel Castro no quiere reconocer que existen unos países que son superiores (económicamente hablando) y no precisamente por ser poseedores de recursos energéticos dedicados a comprar aplausos. Usted Sr. Chávez, no engaña a nadie. Viendo como se desarrolla su régimen, podemos decir que estamos ante una de las peores dictaduras de la humanidad. El nuevo feudalismo autocrático, mal llamado “socialismo del siglo XXI”.

Nadie puede cambiar el clima. Eso es un disparate. ¿Cambiar el sistema? Eso sería un suicidio que conduciría a las generaciones futuras a otros veinte siglos de oscurantismo.
Ni los ricos están destruyendo el planeta ni se puede afirmar tan categóricamente que el problema ambiental es lo más devastador de éste siglo. Esos son profecías del Nostradamus tropical.

Nadie les está pidiendo a los países en vías de desarrollo una paridad con los desarrollados. Cuando se dice de porcentajes, es parejo para todo el mundo. Sr. Chávez, si usted no estudió matemática. ¿Por qué no se calla?


Voy a repetir por enésima vez: La cantidad de monóxido de carbono en la tierra constituye el 0.003% de la atmósfera. Toda la industria global emite el 3% de ese 0.003%. Es insostenible la afirmación de los ambientalistas de los que se hacen eco (los neofeudalistas), por conveniencia.
Mientras existan férreas dictaduras, ya sean de derecha o neofeudalistas, la brecha entre países ricos y pobres crecerá.

El armagedón llamará a nuestras puertas mientras viva el Nostradamus tropical.

3 comentarios:

Pablo dijo...

Manchíviri:

"La cantidad de monóxido de carbono en la tierra constituye el 0.003% de la atmósfera. Toda la industria global emite el 3% de ese 0.003%."
Realmente me interesa este dato. Si recuerdas, dime la fuente para profunizar al respecto.

Manchiviri dijo...

Pablo,

El dato lo obtuve del Profesor de Ingeniería Química de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda)Geoffrey G. Duffy.

Si realmente te interesa ese dato búscalo tu solito y de esa forma aprendes más que si yo te lo digo.

Mario Riva dijo...

Científicos chinos ponen en duda teoría del cambio climático
3 mayo 2015 | 9
Científicos chinos afirman que el calentamiento global es ficción.
Tras reconstruir la historia de los cambios en la temperatura global de los últimos 2.500 años, un grupo de investigadores chinos llegó a la conclusión de que las altas temperaturas que se registran en la actualidad son inferiores a las registradas en otros períodos de la historia humana.
Los análisis de los componentes químicos presentes en los caparazones de almejas gigantes y en muestras de coral, demostraron que las temperaturas del mar de China Meridional durante la Edad Media, entre los siglos V-XV, fueron más altas que las que se registran en la actualidad, según dos estudios recientes de la Academia de Ciencias de China, citados por el Instituto de Estudios Estratégicos Manquehue.
Tras analizar los datos obtenidos, los científicos identificaron que entre el final de la época romana y la Edad Media se registraron periodos cálidos en la costa este asiática y el Pacífico occidental, lo que les permitió afirmar que las actuales temperaturas no son necesariamente inusuales.
Estas evidencias contradicen la visión dominante que plantea que la etapa conocida como el Período Cálido Medieval, fue un fenómeno solo europeo y no mundial. Esta visión es tomada para evidenciar que el calentamiento global es causado principalmente por la actividad del hombre. “Estas evidencias se basan en datos reales, que demuestra que la temperatura actual está dentro de un rango natural de otros cambios ocurridos en el pasado”, afirman los autores del estudio.
(Con información de Russia Today)