sábado, diciembre 26, 2009

¿Qué es ser comunista en 2009? Capítulo 7

Muro de Berlín 1961

Esta es una adición personal a la entrevista realizada por VERA GUTIÉRREZ CALVO - Madrid - 09/11/2009



Refiriéndose al muro de Berlín


P. ¿El PCE también se alegró?



W.M. Pues no lo recuerdo. Lo que no compartimos es el cinismo de quienes celebran la caída de ese muro y aplauden el de Palestina o el de México.



Mario Riva Morales. No sé si el PCE se haya alegrado. No lo creo. Más bien tengo el vago recuerdo de que los que aun creíamos en el comunismo, aunque tuviéramos muchas dudas, nos sentimos anonadados. De cierta manera perdimos el rumbo. En menos de seis meses, uno detrás de otro fueron cayendo todos los regímenes socialistas de Europa y un año después el de la URSS. Era impresionante aun cuando los medios de comunicación del régimen de los hermanos Castro Ruz solo diera noticias tergiversadas de los hechos.



P. Vamos a América Latina. ¿Los jóvenes en el PCE plantean alguna revisión de la posición sobre Cuba?



E. L. No hay ninguna grieta en la posición sobre Cuba. La realidad cubana es la democracia más profunda que he vivido yo en cualquier país. En España no hay una democracia garantizada, por ejemplo en los centros de trabajo a nivel sindical. Están totalmente corruptas las elecciones en los centros de trabajo: los trabajadores están indefensos frente a los patrones. El poder burgués deja a los trabajadores indefensos...



W. M. ¿No te parece mejor llamarlo poder de mercado?



E. L. Venga, sí, no digamos poder burgués. Pero bueno, en cuanto a Cuba, yo defiendo al pueblo cubano. Ojo, nadie está hablando de la defensa a ultranza de personas, de dirigentes. Pero cuando llegas allí te das cuenta de que, con los comités de defensa revolucionarios, hay una democracia participativa enorme en los barrios....



Mario Riva Morales. Contradigo a la militante del PCE. La realidad cubana es una dictadura totalitaria de corte estalinista neofeudalista. Si la democracia que ella quisiera para España fuera esa: Arreglados van a estar los españoles con semejante politiquera. En España no hay democracia, desde el momento que es una Monarquía Parlamentaria. Eso no es democracia. En Cuba los sindicatos son controlados por el régimen y a lo único que se dedican es a repartir las migajas electro-domésticas que el desgobierno tiene a bien entregarles, pero que ni eso se atreven a reclamar. Las elecciones “simio”-partidistas están amañadas y lo peor es que violan hasta la mismísima Constitución inventada por el régimen de oprobio. Hace cincuenta años que los trabajadores cubanos se encuentran indefensos hasta el punto de no poder cubrir sus necesidades elementales de alimentación, vestido y calzado.



El extremismo de E.L. es tan furibundo que el propio W.M. la llama a capítulo y otra vez ella arremete en defensa de lo indefendible y cita como ejemplo a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) llamándoles “enorme democracia representativa” ¿Representativa de quién? ¿Del pueblo? No me haga reír. Déjeme aclararle, que los CDR están constituidos, no por barrios, sino por cuadras. En época de la Colonia, cada cierto tramo (no tenía una distancia establecida) existían las cuadras de caballos (me imagino que sería una copia de la metrópolis). De ahí la tradición. Cuando se comenzó a construir la ciudad moderna, las calles, alcantarillado, electricidad, gas etc, etc, se construyeron de forma cuadriculada y a cada uno de los lados de la cuadrícula se le llamó “cuadra”. Los CDR (como su nombre lo indica) surgieron para luchar contra aquellos que estaban en contra del sistema que imponía Fidel Castro a sangre y fuego. Con el pasar del tiempo sus funciones fueron desvirtuándose hasta llegar a nuestros días en que, a lo menos que se dedica la organización es a defender al régimen totalitario.



En el próximo capítulo: Opiniones sobre el sistema mono-partidista de elecciones.