sábado, 14 de noviembre de 2009

¿ La votación de la ONU condenó el “bloquebargo” contra el régimen de los Hermanos Castro?



La periodista Sarah Stephens, en un artículo para el diario Washington Note, involucró al presidente Obama con la votación de las Naciones Unidas en contra del “bloquebargo” comercial impuesto hace más de cuarenta años, al régimen de los hermanos Castro Ruz.


Fidel Castro, en una de las tantas reflexiones, ha dejado por escrito que Obama ha hecho suyo el “bloquebargo”.


Lo más correcto sería decir que el “bloquebargo” es propiedad del gobierno norteamericano y, gústele o no, el que llega a la Casa Blanca se lo tiene que comer a pulso o comenzar a dar los pasos para derogarlo en donde único se puede llevar a efecto tal cosa: El Congreso de los Estados Unidos.



Fidel Castro es traicionado por su propia forma de gobernar sin tener que rendir cuentas a nadie.



Partiendo de que un embargo económico es una aberración del sistema de libre mercado, los Estados Unidos debían pedir disculpas, no al gobierno de los hermanos Castro Ruz, sino al Mundo entero.



Un bloqueo es otra cosa. Es un término militar utilizado para definir una estrategia. Los bloqueos militares son frecuentes en la historia del ser humano. Sagunto y Numancia son recogidos por la historia como bloqueos en los cuales los defensores prefirieron la muerte ante la inminente derrota.


La aberración consiste en que un sistema de mercado resuelve las diferencias económicas en la mesa de conversaciones, negociando.


Lo que no se debe olvidar es que el “bloquebargo” es bloqueo interno por parte del desgobierno de los hermanos Castro Ruz y embargo económico externo unilateral por parte del gobierno de los Estados Unidos y en el medio, el desgraciado pueblo cubano.


El bloqueo interno es:
El causante de que todos los proyectos económicos del régimen totalitario, nazcan torcidos.
Que los planes económicos se realicen por la voluntad testicular del Comandante en Jefe, sin tener en cuenta a los organismos competentes, los cuales son convertidos (por la misma voluntad) en ejecutores del ordeno y mando del “máximo líder”.
Que nada sea como debe ser en un país y que el intento de gobierno del mismo, se aproxime más a un sistema feudal que a una democracia.


Todo lo demás es embargo económico y las consecuencias directas las sufre el pueblo de Cuba.
La familia de Fidel Castro y sus acólitos, no se ven privados de equipos de diagnósticos ni de piezas de repuesto, ni se ven privados de obtener materiales patentados para la cirugía cardíaca. Las familias y los acólitos de los hermanos Castro Ruz tienen todos los medicamentos necesarios.
Los hermanos Castro Ruz y sus acólitos tienen todos los materiales necesarios para la construcción de nuevas casas para ellos y sus amantes (bueno, los que aun puedan tener amantes).
Los hermanos Castro Ruz y sus acólitos no sufren las carencias alimentarias del sistema neo feudalista impuesto al pueblo cubano.


La aberración económica, llamada embargo, pretendió en algún momento, forzar al régimen de Fidel Castro a desmantelar el sistema. ¡Vano intento de chantaje! Y le salió el tiro por, salva sea la parte.



No se tiene que ser muy inteligente para llegar a la conclusión que el embargo comercial solo ha servido para el sufrimiento del pueblo cubano.
Pero, de ahí a decir que es la administración Obama, la que apoya y hace cumplir el embargo es algo tan manipulador como decir que solo a ignorantes, súbditos, de coronas europeas pasadas de moda, se le pueda ocurrir semejante idea.


La administración Obama es solo una parte del gobierno de los Estados Unidos de Yanquilandia. Obama heredó un embargo establecido seis meses después de su nacimiento.


En los Estados Unidos, ningún presidente puede, de golpe y porrazo, de la noche a la mañana, cambiar las regulaciones, no ya las leyes emitidas por el Congreso de la Nación.
Sin embargo, Obama ha tomado medidas que cambian la política de E.U. No hacia el régimen de los hermanos Castro Ruz, sino encaminadas a aliviar el sufrimiento del pueblo cubano.


Debemos estar atentos al juego. Por ahora la bola está del lado de los hermanos Castro Ruz y al parecer no saben muy bien que hacer con ella. Pero cuidado, Fidel Castro es un adversario peligroso y cualquier día se aparece con una conspiración que de al traste con las intenciones de Obama.


Fidel Castro intenta desprestigiar la figura de Obama, que ya tiene bastante con el endilgamiento (sueco), de un premio Nobel de la Paz, sin merecerlo.