sábado, 7 de noviembre de 2009

La posición común de la UE hacia el régimen totalitario de los hermanos Castro es de total vigencia


La Posición Común de la Unión Europea (UE) hacia el régimen de los hermanos Castro Ruz tiene vigencia y en nada se parece al embargo económico aberrante, que Estados Unidos le impone a la decana de las dictaduras del hemisferio occidental, y debería mantenerse indefinidamente hasta que existan cambios democráticos en la República de Cuba.

La política adoptada por la UE en 1996 contra los hermanos Castro, promovida por el primer ministro de Su Majestad, el Rey Juan Carlos, surgió de la actitud hipócrita y represiva (recuerdo tenebroso del sangriento stalinismo soviético) como respuesta al fusilamiento de tres jóvenes cubanos que pretendían escapar del sistema totalitario y al encarcelamiento arbitrario de 75 opositores al régimen neofeudalista impuesto al pueblo de Cuba. La Posición Común, es una respuesta a la violación continuada de los derechos humanos.

El testaferro de turno, de Relaciones Exteriores, Bruno Rodriguez, insinuó este lunes, en declaraciones a la prensa, tras entrevistarse en La Habana con el Comisario Europeo de Desarrollo Karel De Gucht, que la Posición Común es inaceptable para los hermanos Castro. El testaferro dejó en claro la permanente disposición del régimen totalitario al diálogo con la UE.
Por su parte, De Gucht manifestó que “queremos una nueva mirada a las relaciones políticas porque creemos que el próximo año ese será un tema muy importante entre la UE y la Isla caribeña”.

Los 27 y los hermanos Castro retomaron la colaboración (económica) bilateral en octubre del pasado año, hecho que fue antecedido de la apertura de un dialogo entre las dos partes,
El sendero de rectificación de su política hacia los cubanos se inició en junio del 2008, cuando la UE decidió levantar sanciones (económicas) aberrantes que impuso a la dictadura totalitaria desde 2003.

Esperemos que la UE mantenga la posición común y no se deje llevar por los senderos de unos cuantos inversionistas europeos de alto riesgo.