lunes, 20 de julio de 2009

El dinero y la forma de utilizarlo (segunda parte)

Cada país utiliza diferentes unidades de dinero y el valor de estas cambia de tiempo en tiempo con relación al patron oro internacional. En los Estados Unidos el Dólar es la unidad, en la Unión Europea lo es el Euro.
En la medida que un país preserve su reserva de oro o tenga posibilidad de comprarlo, para darle cobertura a su papel moneda, éste papel será tan bueno como el mismo oro, porque aquel que posea el papel estará en condiciones de cambiarlo por oro en cualquier momento.
No obstante, supongamos que el papel moneda de un país no se pudiera convertir en oro debido a que dicho país no tiene la misma cantidad de oro, en sus reservas, como la cantidad de papel moneda emitido. Si la cantidad de papel moneda emitido no es muy grande, los precios no cambiaran mucho de día en día.
Algunas veces los gobiernos se enfrentan con dificultades como campañas militares, crisis financieras, bloqueos económicos y otros..., que provocan la emisión de grandes cantidades de papel moneda. De ésta forma, mientras más papel moneda sea emitido, más rápido caerá el valor de la moneda y las personas tendrán cada vez menos confianza en él. Los precios de los productos aumentarán (o serán subsidiados), o disminuirán debido a existir muchas personas en paro laboral, a no ser que los productos se racionen. Los productos subsidiados o racionados, significará que el dinero no tiene realmente valor. A todo esto se le llama “Inflación”.
La inflación puede catalogarse tanto por el aumento de los precios, como por el racionamiento de los productos.
Algunos años después de la SGM, gobiernos como el de la Gran Bretaña, retiraron de la circulación cierta cantidad de dinero (papel moneda) y por éste medio, pudieron salvar algunas cantidades de oro. Para dicho fin acudieron al racionamiento de los productos (racionamiento no es lo mismo que abastecimiento). Significó, que el papel moneda dejado en circulación era ta bueno como el oro guardado en las arcas y podía ser cambiado en cualquier banco.
Dado que el suministro de oro (en el mundo) es muy pequeño, estos paises no pudieron continuar cambiando el papel moneda. Los Estados Unidos de Norteamérica dejaron de cambiar oro por billetes en 1933. A esto es lo que se le llama “salida del patrón oro”.
Hoy en día, en lugar de utilizarse el patron oro, se utiliza el Producto Nacional Neto (PNN), que es el valor de todos los artículos producidos en el país, una vez deducidos los gastos. Quiere decir que se emitirá tanta cantidad de billetes como equivalencia tenga con el valor del PNN. El papel moneda bueno (equivalente al PNN) podrá ser cambiado por oro o, en su lugar la cantidad será tan reducida que los precios no variarán mucho de un día para otro.
A éste papel protegido se le ha llamado en ocasiones “circulación manejada” (CM), o “divisa convertible” (DC) o “divisa libremente convertible” (DLC).
El papel moneda malo, como el marco alemán o el rublo soviético del año 1924, o el peso cubano después de 1959, se le ha llamado moneda inconvertible debido a que el oro no se podía obtener de ellos, por medio del intercambio y porque su valor consistía ( en el caso de Cuba aun consiste), sencillamente, en lo que se pudiera comprar en el mercado nacional y por tanto su poder de compra descendía (y aun desciende, en el caso de Cuba), en la medida que se siguieran imprimiendo billetes. En la antigua URSS (la traducción correcta es Unión de los Consejos de las Repúblicas Socialistas, ya que soviet quiere decir consejo en lengua rusa), se imprimió tal cantidad de billetes, en 1924, que un billete valía menos que el mismo papel en blanco.
Cuando el dinero de una nación es bueno, las transacciones pueden realizarse, aun sin la utilización del papel moneda. Se utilizan, para estos fines cheques de banco o tarjetas (ya sean de crédito o débito). Una persona puede pagar, utilizando cheques de banco, cuando tenga depositada, en un banco, por lo menos la misma cantidad que se proponga escribir en el cheque. El dinero malo no o es solamente para el país donde circule, sino para todos los paises.
El dinero no solo sirve para ser o aparentar ser más o menos ricos. Hay para quién la palabra dinero es sinónimo de enriquecimiento y existen otros que consideran que la palabra enriquecimiento es sinónimo de explotación, robo...
No llega a ser falso que, a mayor cantidad de dinero, exista un enriquecimiento. Como no es menos cierto que, para obtener pluvalía (PV) o plusproducto (PP), es necesaria la explotación del hombre por el hombre (en el caso del capitalismo) y el cumplimiento de las “normas” (en el caso del socialismo), que no es otra cosa que la explotación del obrero por el Estado, o lo que es igual, el “pueblo” exigiendo que cada trabajador produzca plusproducto, debido a que con éste PP el própio Estado (lease pueblo) se enriquece. Beneficiándose, de ésta forma, toda la sociedad.
En una sociedad socialista (no totalitaria) la riqueza debe repartirse, de forma tal, que cada cuál reciba, en dependencia de lo que aporte y a la vez, cada cuál aporte el máximo de sí.
En una sociedad socialista, el dinero no debe servir solamente para que el pueblo sea más o menos rico, sino que debe servir para medir y contar, aparte de ayudar a resolver una serie de trámites burocráticos (aun cuando el dinero no tenga valor).
Cuando la economía de un país sufre un descalabro, ya sea por fenómenos meteorológicos, errores financieros u otros como epidemias o plagas, puede producirse una inflación si el Estado no tiene ahorros o fondos suficientes para que los precios se mantengan.
Por ejemplo:
En Cuba, apartir del año 1959, se dictaron leyes como la Ley de Reforma Agraria, Ley de Reforma Urbana y otras. Se crearon infinidad de nuevos puestos de trabajo (no productivos como los que se crearon para las cien mil prostitutas) que aumentaron ficticiamente el poder adquisitivo de la población.
A finales de los años 60 la población cubana tenía en su poder un año completo de salario, sin trabajar (ver manual de economía política del socialismo parte I, Ivan Oleinik pag. 342/343).
La libreta de abastecimiento fué creada el 12 de marzo de 1962 por la Junta Nacional para la Distribución de Abastecimientos.
Cuatro causas motivaron la disposición:
1.- Rebaja de rentas en las viviendas, la eliminación del pago por la enseñanza, el establecimiento de nuevas fuentes de trabajo que eliminaron el desempleo y el poder adquisitivo creciente de la población.
2.- La reforma Agraria dió al campesinado una capacidad de compra que determinó de inmediato la elevación del nivel de consumo de productos agropecuarios e industriales en las zonas rurales, varias veces superior a la que existía antes de 1959.
Fué en 1914, la primera vez que en Cuba se prohibió la circulación de otra moneda que no fuera la nacional, pero no fué hasta 1959 que se aplicó estrictamente ésta ley, para ser nuevamente autorizada 34 años más tarde.
(continuará)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

segun el autor en 1959 habian en cuba cien mil prostitutas eso representa el 1.6 % de la ploblacion general aproximadamente;si lo sacamos solo por la poblacion femenina la cifra es mucho mas alta con lo que concluyo que en cuba habian mas gentes que lucraban con su cuerpo que en todas las demas actividades laborales.por lo visto me parece que este señor saca sus cifras de las que da el gobierno cubano como la de los 20 mil muertos que costo la llamda revolucion,al parecer cree al igual que los castro que trata con anormales.dejen de escribir tonterias en los blogs.

Mario Riva dijo...

Efectivamente, he sacado las cifras que dio el desgobierno de Fidel Castro poco después del 1 de enero de 1959. Al igual que la cifra de los 20 mil muertos, no dudo que sean datos adulterados a conveniencia.
Lo que tiene que hacer un lector, que no sea anormal, es leer todo el material para luego no comentar tonterías.
No obstante, le agradecería que, en lugar de comentar estupideces, aportara algún conocimiento o discrepara de forma inteligente.