viernes, 21 de noviembre de 2008

Tariq Ali, el Pirata del Caribe, Tatanca Jotanca y Fidel Castro.

Comentarios sobre el libro de Tariq Ali. Piratas del Caribe. El eje de la esperanza. Editorial Foca, Madrid 2008. www.foca.es

Hay que ver, que cuando se quiere escribir bazofia no hay quién le aguante las manos a Pascual Serrano ni al otro escritorzuelo llamado Tariq Ali.

Si de democracia se trata, debemos hacer un aparte con el régimen de Fidel Castro. Fidel Castro jamás ha sido elegido democráticamente por su pueblo. En Cuba, el régimen totalitario de Fidel Castro y su hermano Raúl, han inventado una suerte de elecciones de partido único, de las cuales siempre surgen los mismos dirigentes.

Son tan estúpidos que no se atreven a mencionar el nombre del único anti-demócrata (Fidel Castro) que no ha convocado a su pueblo a revocarlo.

Entiendo perfectamente que los enamorados de ideas socialistas, pretendan defender todo aquello que se le parezca. “Los que siendo jóvenes, no tengan ideas de izquierdas, es porque no tienen corazón. Aquellos, que siendo adultos, no tengan ideas de derechas, es porque no tienen cerebro”.

Tariq Alí, aunque coqueteaba con los sectores de la izquierda indígena Aymará boliviana en 1967, le faltó algo (¿sería corazón?) para unirse al movimiento de liberación liderado por el Che Guevara y deliberadamente no refleja en su “obra” los dos, tres y muchos más Viet Nam regados por Fidel Castro alrededor del Globo Terráqueo.

La conclusión de Tariq Alí es confusa: No se puede negar que la América del Sur está protagonizando una revolución de corte democrático sin precedentes en la historia.

Donde Tariq se equivoca es al incluir al Genio del Mal, junto con Tatanca Jotanca y el Pirata del Caribe.
La esperanza no está en el sistema impuesto, a su pueblo, por Fidel Castro. La esperanza radica en lo que, los gobiernos elegidos democráticamente, puedan hacer en beneficio de sus pueblos.