miércoles, 23 de abril de 2008

Fidel Castro goza de buena salud

La popa del barco, contra-corriente, pretende simular que avanza río arriba y los objetos, a su paso, dan la apariencia de que marcha adelante.

El timonel, enfermo y encamado repite una y otra vez “orza a babor”, pero el barco que retrocede, quiere aparentar que avanza. Las órdenes del timonel son claras: Las concesiones son una vergüenza y (cosa rara) da explicaciones que otrora jamás hubiera perdido su tiempo en ellas.

Desde su condición de timonel del barco llamado “Partido”, apoya resueltamente la decisión del “grumete filial” que ha designado como sustituto y es por eso que con toda la falta de pudor que lo caracteriza y utilizando los métodos de siempre, tilda a Luis Ignacio Gómez Gutiérrez de “realmente agotado”, sin energías y lo que es aun peor, “falto de conciencia revolucionaria”.

Vamos, más claro ni el agua. Tradúzcase la “conciencia revolucionaria” como pérdida de la confianza. Y vaya, cualquiera sabe en el rollo que se ha metido el que, hasta hoy, fuera el Ministro de Educación del Período Especial.

Lo que no dice a que se refería, el exministro, en sus últimos discursos y que pretendía con los futuros encuentros de educadores del hemisferio y del mundo. El timonel solo reconoce su propia labor. Nadie más tiene ese derecho bajo su régimen dictatorial. Solo él, es el único que puede permitir exaltar la obra. Solo él es la “Revolución” y por tanto, los cuadros revolucionarios son su imagen y semejanza. Que no se confundan los invitados.

Verdaderamente le importa un comino si los maestros interpretan injustas sus decisiones. Vamos, para que vean lo que son y que no le preocupa lo que piensen, allá va eso:
El exministro de Fidel Castro viajó al exterior, debidamente dirigido y autorizado por el régimen totalitario, más de 70 veces y utilizaba como pretexto la ayuda internacionalista del régimen de oprobio a otros pueblos del mundo.

Tal parece que el exministro fuera el promotor de la disidencia cubana en el exterior y por eso “y otros elementos de juicio” (que no revela), Fidel Castro ya no tiene confianza en él; para que quede bien claro: Se jodió. Ninguna confianza.

El Sr. Gómez Gutiérrez es Doctor en Ciencias Técnicas. Cursó estudios en la URSS y RDA, Suecia y Holanda. Fue Rector de la Universidad Central de Las Villas y de la Universidad de Camagüey, Profesor Honoris Causa de la Universidad Central del Ecuador y de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y Presidente del Comité Organizador de los Congresos Pedagogía. Ha publicado importantes artículos sobre educación y procesos tecnológicos. El Sr. Gómez Gutiérrez siempre ha estado vinculado al mundo de la educación, bajo su dirección se han producido importantes transformaciones en el sistema educacional del país. Es diputado en la Asamblea Nacional del Poder Popular y Presidente del Grupo de Amistad Cuba- Canadá.

La suerte de Gómez pareció definirse tras un encuentro con la Comisión de Educación del parlamento cubano, en octubre pasado. En ese encuentro se discutieron los graves problemas de la educación, desde el éxodo de maestros por insuficiente remuneración hasta la falta de capacitación de casi el 50 por ciento de los profesionales actuales.

Gómez no fue nominado candidato al parlamento cubano para las elecciones del pasado enero.

La prensa oficial comenzó a reflejar las deficiencias del sistema educacional, considerado una de las conquistas emblemáticas del régimen castrista.

Pero los problemas continuaron escalando hasta situaciones trágicas. El 1ro. de febrero en una escuela habanera un alumno de 12 años murió de un silletazo que le propinó su profesor, de 17, tras un altercado en el aula.

¿Quién debía sustituirlo? Debía hacerse rápido. Dos se habían desenvuelto en ese campo con notable éxito:

Ena Elsa Velázquez Cobiella, Doctora en Ciencias de la Educación, rectora actual del Instituto Superior Pedagógico "Frank País", de Santiago de Cuba. Se graduó en 1980, acumula experiencia docente en las más variadas instancias de la educación.

Cira Piñeiro Alonso, Licenciada en Psicología, graduada con Título de Oro, Directora Provincial de Educación en Granma, 16 años de experiencia en diversas tareas docentes.

Y, para que vean que no se anda con remilgos, el timonel anuncia que las dos serán incorporadas al Ministerio de Educación: Ena Elsa como Ministra y Cira Piñeiro como apoyo a la Ministra y futuro cuadro en el cargo que se le asigne. Y aclara: “En este especial e importante caso, aparte de mis apreciaciones personales, fui consultado e informado plenamente”.

Por último y para, por si acaso alguien tuviera dudas, Fidel Castro asume desde su cama, la responsabilidad plena (por una decisión que ya no le compete), “sean cuales fueren las reacciones y consecuencias”.

No es que los enemigos te acusen de aplicar terror sicológico, Fidel Castro. El asunto es que mucha gente, en el mundo, parece no darse cuenta que tu, aunque estés encamado, eres el que ordena y manda.

¡Al carajo con eso de la autoridad moral! No es el dominio imperial lo que te incomoda, sino la caída del totalitarismo fidelista mientras sigas vivo.

Jamás te resignaras a la idea de tu fracaso, de tu egoísmo, de tu autosuficiencia, de tu vanidad y de tu imprescindibilidad.