miércoles, junio 27, 2007

Fidel Castro considera insuficiente la oferta de diálogo de la UE


El Testaferro de Relaciones Exterirores de Fidel Castro, valoró ayer como una “rectificación necesaria” pero “no suficiente” el documento sobre Fidel Castro aprobado el lunes por los ministros de la Unión Europea (UE), que expresa la disposición de Bruselas a entablar un “diálogo” con las autoridades del régimen que incluya “las esferas política, de derechos humanos, económica, científica y cultural” y se base en la “reciprocidad y la no discriminación”.
Según el lacayo fidelista, Felipe Pérez Roque, se trata de una rectificación “indudable”, pero mientras no se “elimine definitivamente” la Posición Común —que condiciona las relaciones con Fidel Castro a la democratización y los avances en la situación de derechos humanos— y las sanciones contra Fidel Castro adoptadas en 2003, que en la actualidad se mantienen en suspenso, las relaciones entre la UE y su desgobierno no podrán normalizarse plenamente y avanzar.
Pérez Roque adelantó que en los próximos días su desgobierno emitirá una declaración oficial sobre la última revisión de la Posición Común realizada por el Consejo de la Unión Europea, pero adelantó que para Fidel Castro es “inadmisible” esta Posición Común porque “fue introducida” por el ex presidente del Gobierno español José María Aznar “al dictado” de Washington “con el objetivo de aislar a Fidel Castro” y, mientras exista, “imposibilita que la UE pueda tener una tener una posición independiente”.
Roque consideró una “victoria diplomática” de Fidel Castro la decisión del nuevo Consejo de Derechos Humanos de eliminar “el mandato de la representante personal de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos para Cuba”, lo que a juicio del canciller “pone fin a la manipulación por parte del Gobierno de EE UU del tema de los derechos humanos” contra su país. Aunque el ministro dijo “no compartir” las recientes declaraciones realizadas por su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, sobre la coincidencia de objetivos entre Madrid y Washington en lo referente a Fidel Castro, utilizó un tono conciliador y aseguró que el diálogo iniciado con España tiene valor, y que las discrepancias han de discutirse en el marco de los mecanismos de consulta creados por ambos países.

http://manchiviri.blogspot.pt/2007/07/este-es-el-fidel-castro-que-no-quiere.html