sábado, 21 de abril de 2007

A propósito de los carros

El desgobierno cubano es más listo de lo que muchos se imaginan.
De hecho, “permiten” que cualquiera pueda entrar carros (coches) en Cuba.

Ahora bien, para pasarlos por la aduana después de un sin-fin de trámites burocráticos que pueden demorar meses e incluso años), el importador, tiene que pagar el ciento por ciento del precio que costaba el carro en el año de su salida al mercado.

En Cuba la gasolina, de muy mala calidad, es en dólares. Me refiero a que, con la super 95 sin plomo el carro pistonea que da pena.
No me imagino a como se encuentre el precio del litro.

Se de algunos extranjeros (firmas extranjeras) que lo han logrado en base a sus negocios en Cuba, pero ese es otro cuento, ya que despés de pagar menos, por la entrada del carro a Cuba, tienen que firmar un compromiso que consiste en que luego de finalizado su negocio en Cuba o cuando ya no necesite el carro o simplemente quiera deshacerse del mismo, el gobierno tiene prioridad en la adquisición.

Si fuera así de fácil (como dice Tania), poner un carro a nombre de algun conocido, muchos cubanos (dentro de la isla) que tienen dinero bueno, ya tendrían un carro último modelo.

Por último, la asignación para la compra de un carro, en Cuba, lleva la firma, nada menos que, de Carlos Lage.

Ninguno de los escritores y artistas cubanos (dentro de Cuba), ni los funcionarios del desgobierno han podido comprar, legalmente un carro, sin llevar la firma del vicepresidente del régimen.

Un dato de interés: Las firmas de las marcas de carros como Opel, Peugeot, Fiat, Seat y más, ya estan en Cuba.
Hay stands de venta en toda La Habana.
PERO... ninguna de estas firmas se encuentra representada directamente. Existe un mediador que se llama CIMEQ que sirve de intermediario entre la firma y el desgobierno cubano (Fidel Castro,que es el verdadero dueño de los stands).
Ningun cubano de a pie, aun teniendo dinero, puede adquirir estos carros, a no ser que muestre la ya citada carta, firmada por Lage.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos lage es y ha sido un oportunista,el tiempo lo puso en su sitio

Mario Riva dijo...

Normalmente no respondo ni publico los anónimos. En este caso, el comentario no dice nada nuevo.

Muchas gracias por participar.

Nota: Les recuerdo que este artículo es del año 2007.