viernes, 9 de marzo de 2007



¿Se producirá una transición hacia la democracia en Cuba?


Un interesante debate sobre la actualidad de Cuba, realizado el 9 de Enero de 2007 en canal 2 de TVE en el programa ENFOQUE. Se trata de un tema que captará la atención durante todo el año, ahora que Fidel Castro da señas de recuperación.

Participaron: Felipe Alcaráz, Presidente del Partido Comunista de España; Juan Antonio Sacaluga, Periodista de TVEAlberto Recarte, Libertad Digital.Jimena Lozano, Escritora y Periodista.Juan Antonio Sacaluga, TVEVicente Protín, Corresponsal TVE.Interviene [vía videoconferencia]Trinidad Jiménez, Secretaria de Estado para Iberoamérica.



Desde el inicio del programa, el Sr. Alcaráz, presidente del partido comunista español tergiversa la pregunta al decir que la misma está mal formulada y decide re-formularla en: “si dejará de existir la revolución cubana”. Y a continuación comienza a formular una serie de comparaciones con el extinto campo socialista y su caída, así como enfatiza en el ejemplo que es el régimen de Fidel Castro para la nueva insurgencia política latinoamericana y plantea, sin atizbos de verguenza, que Cuba se encuentra en estos momentos en su mejor etapa económica.


Plantea el Sr. Alcaráz que el caso de Cuba no se puede ver desde un punto de vista personalista.
¿Acaso la personalidad de Fidel Castro no ha imperado desde el año 1959 como si fuera el Dios de los cubanos?
Dice que el Partido Comunista de Cuba está unido, que es una entidad que piensa y decide colectivamente.
¿Acaso el Sr. Alcaráz no sabe que el PCC piensa y actúa en base a un centralismo mal llamado democrático?


El PCC es de ordeno y mando, siempre de arriba para abajo y nunca a la inversa, cuando el centralismo democrático plantea que es igual de abajo hacia arriba, que de arriba hacia abajo..
Afirma, sin tapujos que alrrededor del PCC exite una “gran” cohesión social.
Vamos Sr. Alcaráz, tal vez eso podría decirse antes de 1989, pero en la actualidad causa risa. Si en la actualidad se llevara a cabo en Cuba un plebiscito el PCC o el desgobierno de Fidel Castro solo obtendría, como mucho, un 25% de adeptos.


El pueblo de Cuba vive una de las peores miserias de su historia. Miseria aun peor que la impuesta, a sangre y fuego por Valeriano Weyler durante la guerra de independencia de 1895.
Lo que existe en Cuba, verdaderamente es una gran represión social.
Fidel Castro no es referente de nada Sr. Alcaraz. Fidel Castro no representa, hoy en día, ninguna izquierda. Solo representa una dictadura totalitaria, de la cuál no hay referencia en ningún país latinoamericano.
Que Latinoamérica se dirija a la izquierda, no quiere decir que se encuentre tomando el rumbo de Fidel Castro.


El caso de Chavez es diferente, aunque se parezca en muchos aspectos al régimen imperante en Cuba. No obstante, puedo afirmar que mientras más imiten los errores del régimen de Fidel Castro, peor será para un proyecto de desarrollo socio-económico de Venezuela y más rápido veremos convertido en un dictador totalitario al Sr. Hugo Chavez.
Tal vez, desapareciendo Fidel Castro, puedan ocurrir algunos cambios. ¡Tal vez!


Al tocar el tema del bloquebargo, el Sr. Alcaráz se va por las ramas y comienza a parlotear sobre la democracia en Estados Unidos (muy dañada después convertirse, el país más democrático del mundo, en una república bananera, tras la elección del Sr. Bush) y a los prisioneros de la Base Naval de Guantánamo, que nada tienen que ver con el régimen totalitario que impera en la Isla.


¿Por que se empeña el Sr. Alcaráz en tergiversar todo lo que se dice en el programa?
¿Por que cuando el Sr. Recarte plantea que los cubanos, que residen en el exterior, ayudan con las remesas de dinero a sus parientes en Cuba, Alcaráz mete la cuchareta para preguntar, incidiosamente, si esos cubanos estan manteniendo al régimen de Fidel Castro?
El régimen fidelista no ha hecho absolutamente nada por aliviar la miseria del pueblo cubano a partir de 1989.


Sr. Alcaráz: El régimen de Fidel Castro, hoy en día, tiene que pagar sus transacciones comerciales al contado, porque la deuda externa (debido principalmente a la pésima gestión económica) que mantiene con la comunidad internacional de paises, es inmensa y no ha tenido reparos en decir que, además de impagable es incobrable.
Sr. Alcaráz, lávese la boca al hablar de cifras de tantos niños nacidos vivos en Cuba. No le falte el respeto al pueblo de Cuba. Las cifras que da el desgobierno son totalmente falsas y carentes de fiabilidad desde el momento en que no se pueden corroborar y da verguenza que se admitan como ciertas, por parte de organismos internacionales.


La esperanza de vida en Cuba siempre ha sido de las más altas de latinoamerica, mucho antes de el accidente catastrófico de 1959.
Los niños de Cuba sufren de un analfabetismo potencial de increíbles consecuencias. Si los sacas del dos más dos o tratas de entablar una conversación coherente con ellos podrás observar que estan muy cercanos a los niveles de la subnormalidad.
La educación primaria y secundaria, en Cuba, se realiza con maestros emergentes, sacados de los barrios marginales creados por el mismo sistema fidelista.


Sr. Alacaráz, por mucho que cacaree el régimen de Fidel Castro, los cubanos nunca llegan a ser propietarios de sus viviendas. En todo caso se convierten, luego de pagar una “cuota” al estado, en usufructuarios vitalicios, porque incluso, a la muerte del supuesto propietario el “Estado” tiene preferencia ante los herederos. El supuesto dueño no tiene ni la posibilidad de vender su vivienda y en el caso que decida emigrar a otro país, pierde la propiedad aun cuando el resto de su familia permanezca en Cuba. En éste caso los hijos, la mujer o los padres del emigrante tienen que volver a pagar la propiedad. Y adviértase bien: Al decir emigrante no estoy diciendo exiliado político.


Usted Sr. Alcaráz, no tiene verguenza ni ética. Fidel Castro utiliza, como propaganda su exportación de médicos a los paises del tercer mundo, en detrimento de la salud pública cubana. Los hospitales cubanos estan llenos de estudiantes de medicina extranjeros, que son los que estan atendiendo a la población cubana, debido precismanete a que los médicos cubanos se encuentran allende los mares. Osea la calidad médica de Cuba ha disminuído, desde el momento en que 40,000 médicos cubanos se encuentran fuera del país.



El Sr. Alberto Recarte, presidente de Libertad Digital, realiza una apología de Raul Castro y se atreve a decir que el hermanísimo se ha atrevido a poner remedio a las locuras del hermano, cuando los cubanos sabemos, de sobra, que si alguna vez lo intentó, jamás lo consiguió.
Al Sr. Recarte le podríamos decir que lo único que ha aprendido, el régimen fidelista, de la caída de las dictaduras del este europeo, es que para mantenerse un régimen totalitario en el poder no puede haber glasnost ni perestroika.


Una de las cuestiones en debate lo constituyó en crecimiento económico, pero ninguno de los “debatientes” tan siquiera insinuó que la cifra de crecimiento (estimada en un 12%) se realiza en comparación con las estadísticas del último año de la ayuda soviética.
En su afán de defender sus planteamientos, el Sr. Recarte se refiere a todos los cubanos, en el exterior, como gusanos, apatridas y otros calificativos, cuando en realidad debía ser más elocuente y dividirlos por categorías (exiliados, emigrantes y disidentes).


No puede ser más ingenuo. El Sr. Recarte, al tratar de comparar la disidencia de Checoslovaquia con la cubana, se está hablando de paises totalmente diferentes en los cuales la dictadura totalitaria llegó por vías diferentes. En Checoslovaquia por imposición de la bota soviética y en Cuba por la traición, de Fidel Castro, a los ideales democráticos del puebo de Cuba.



El Sr. Sacaluga, de Televisión Española habla de una apertura económica a la muerte de Fidel Castro.
Particularmente insisto, que una apertura económica sería el principio del fin del régimen totalitario.
Ya ocurrió a partir del año 1993, cuando se produjeron cambios y existió una apertura que se tradujo en la despenalización del dólar y demás divisas convertibles y la entrada de capital extranjero, muchas veces en forma de “joint ventures” y que según las palabras del propio Fidel Castro fueran medidas tomadas por no tenerse otra alternativa.
A buen entendedor, con pocas palabras... Tan pronto existieran las alternativas, dejarían de existir las aperturas. Fué así que en el año 2003 a Fidel Castro solo le interesaban aquellas empresas que aportaran capital fuerte y sólido y comenzó a barrer a los socios, que en cierta medida lo habían ayudado a paliar la situación económica de los años 90 y en la mayoría de los casos los dejó colgados de la brocha y sin escalera.
Muchas fueron las pequeñas firmas extranjeras que tuvieron que cerrar sus puertas e irse de Cuba con las manos en los bolsillos y sin esperanzas de recuparación alguna.


Los trabajadores por cuenta própia, cubanos, han ido desapareciendo debido principalmente al acoso de, todo tipo, por parte de las autoridades del régimen.
Sr. Sacaluga, el dictador cubano no se hace una autocrítica al referirse al robo en Cuba.
¿Sabe que lo que Fidel Castro refiere como robo, el pueblo cubano lo tilda como “ajuste de salario”?
¿Sabía usted que la secretaria del alcalde de La Habana vende bonos de gasolina, del estado, en bolsa negra para llegar a fin de mes y que su familia no se muera de hambre?


Fidel Castro habla y se expresa como si el que hubiera gobernado a Cuba durante casi 50 años, fuera otra persona y no él.
El problema de que las personas trabajen poco o no trabajen, no es consecuencia de la doble, triple o cuádruple moneda que ha circulado en Cuba. Ese mal viene de mucho antes de 1989, cuando aun algunos creían a pie juntillas los postulados fidelísticos.
A partir de 1970, aquel que no tuviera una entrada extra de dinero o ayuda económica fuera de su trabajo habitual, no llegaba a fin de mes. En la medida que la crisis económica del régimen se fué haciéndo mayor, en esa misma medida las personas dejaron de tener interés en el trabajo y cada vez más buscaban otras vías para subsistir.


Las bases “morales” del régimen se basan única y exclusivamente en un chovinismo anti-norteamericano y la perenne propaganda de la invasión, anexión, etc, etc...
La nueva generación que cita el Sr. Sacaluga, los Perez Roque y los Hassan Perez Casabona, surgen del “grupo de apoyo” de Fidel Castro y no son más que “repetidoras” del discurso oficial.
Muchos son los veteranos del régimen que recelan de estos personajillos imberbes, pues en realidad no se sabe bien cuales son sus pensamientos, ni si serían capaces de dar continuidad al régimen. Por supuesto, no tienen el respaldo del pueblo, para el cuál no pasan de ser marionetas al servicio del régimen.



Irene Lozano, escritora y periodista, se pronuncia por una continuidad del castrismo.
La Lozano se hace una pregunta, al parecer interesante:
Viendo a las democracias latinoamericanas girar hacia la izquierda... ¿Los cubanos podrían pensar en transitar hacia la democracia?


Mi respuesta es no. Desde el momento que el régimen es totalitario, constituiría un absurdo imposible. La doctrina política de los Castros es inalterable. Fidel Castro es el que tiene la razon y estos payasos, incluyendo a Chavez (por mucho que lo elogie, como también lo hizo en su momento con Allende) estan totalmente equivocados y ya veran como pierden el poder en las elecciones futuras y se van a bolina las ilusiones izquierdistas.
Una observación Sra. Lozano: Raul Castro ha dicho: “La orden del jefe encarna el mandato de la patria”. Si algo “encarna” la figura del General Raul Castro, no es precisamente el mandato, sino el “encarne” del régimen totalitario.
Sra. Lozano, si usted no conoce la realidad cubana es mejor que no se pronuncie.


La reducción de plantilla en las FAR cubanas no tiene nada que ver con el perfeccionamiento empresarial. El ejército cubano está conformado por reservistas y son muy pocas las unidades militares que permanecen con la plantilla al ciento por ciento. Pero eso no es a partir de 1989. Comenzó mucho antes de la década de los 80 y tiene que ver más con la guerra de Angola que con el llamado perfeccionamiento.
Sepa usted que lo que se redujo a partir de 1989 fué la plantilla de oficiales del Ministerio del Interior y las FAR. Los primeros  por la pérdida de la confianza y los segundos por ser considerados por la contrainteligencia militar como “desafectos potenciales al régimen”.
El perfeccionamiento empresarial no funciona ni podrá funcionar jamás en un régimen corrupto.


No fué Raul el que abrió los mercados agropecuarios a partir de 1993. Fué Fidel Castro el que lo hizo, cuando no tenía otra alternativa para paliar la catástrofe económica que se avecinaba. Ya Raul lo había intentado en los 80 y habían acabado por obra y gracia de Fidel cuando tildó al “mercado libre campesino” como “bandidos de rio frío” y a los dirigentes de la JUCEPLAN (pertenecientes todos al grupo de apoyo de Raul) de tecnócratas). Muchos de aquellos tecnócratas se encuentran hoy exiliados en España.
http://manchiviri.blogspot.com/2007/02/sindicatos-histricamente-los-sindicatos.html
http://manchiviri.blogspot.com/2007/03/barambambay-la-bestia-ilustrada-la-vida.html



Vicente Botin, corresponsal en Cuba, es llamado a participar en el debate, como si un periodista extranjero pudiera expresarse en libertad a partir de Cuba. En caso de hacerlo, ya sabe. Fuera por corresponsal non grato y punto.
Botin se atreve a decir que se está preparando una transición.
¿Será éste corresponsal idiota o bobo de maruga?
Acaso no há escuchado decir al própio Raul Castro que de transición nada, sino continuidad de la “revolución”?
¿Todas la criticas de Raul Castro, que ultimamente ha proferido, son realmente genuinas?
¿Me equivoco si digo que Fidel Castro también ha criticado muchas de las cosas que suceden a diario en Cuba?
¿Sería politicamente incorrecto preguntar quienes han “gobernado” el país durante los últimos 50 años?
A la pregunta de que como ve el pueblo cubano la situación existente, Botin dice que existe una ambivalencia y temor de criterios, opinión y expresión.
¿Es esto nuevo en Cuba?
Una cosa cierta dice Botin, aludiendo a un disidente desconocido: Los dos poderes existentes en Cuba, osea la pugna entre los dos hermanos Castro, hace que sea muy difícil gobernar.


Un participante llamado Pedro Varela, que dice representar a la coordinadora estatal de solidaridad con Cuba, considera que la pregunta formulada por el programa es totalmente improcedente y según él la improcedencia proviene de que ya en Cuba hubo una transición de un régimen dictatorial (1958) a una democracia participativa (a partir de 1959).


Es asquerosa, no solo la imagen de éste personaje, sino sus palabras, que no son otra cosa que la repetitividad de la retórica oficialista de la dictadura totalitaria.
La dictadura de Fulgencio Batista no fué impuesta por los Estados Unidos. Si a algún país no le convenía la dictadura de Batista era precisamente a los Estados Unidos, que conocía perfectamente la situación política imperante en Cuba y como reaccionaba el pueblo contra los gobernantes que pretendían perpetuarse en el poder.
A tal punto fué presionado, Batista, por la administración norteamericana y por el própio pueblo cubano, que tuvo que convocar a elecciones inmediatamente después del golpe de estado y por supuesto ganó las elecciones (totalmente fraudulentas) e hizo a finales de 1958 otro intento de elecciones, ésta vez con vistas a dejar el poder, donde salió electo un señor llamado Rivero Agüero, pero ya era tarde.


La revolución de los cubanos, que no la de Fidel Castro, puesto que fueron muchas las organizaciones que participaron en la lucha, aparte del “Movimiento 26 de Julio” que comandaba Fidel Castro.


En Cuba existe una farsa de elecciones periódicas http://manchiviri.blogspot.com/2007/02/elecciones-en-cuba-el-partido-comunista.html


Las oficinas de estadísticas que existen en Cuba son controladas por el desgobierno fidelista y por tanto carentes de todo valor, aun y cuando la CEPAL las acepte como buenas.


La intervención del Sr. Varela es tan burda, que al final le sirve una pregunta, en bandeja de plata, al Sr. Alcaráz, para que éste se de gusto hablando de las burradas del presidente norteamericano y sintiéndose respaldado por el participante, se atreve a decir que en los Estados Unidos se está estudiando una forma de intervenir militarmente en Cuba, a la manera de Afganistan o Irak.


Como único eso pudiera ser cierto es que en Cuba se descubra una cantidad de petróleo, capaz de poner en riesgo la economía norteamericana. Pero esto no pasa de ser una fantasía.